Libertad provisional para 'los 5 de Sabadell' tras 120 días en régimen FIES

DIAGONAL | Han sido puestas en libertad con cargos las cinco personas detenidas el pasado 15 de mayo en diversas poblaciones del Principat por orden de la Audiencia Nacional. Están acusadas de enaltecimiento del terrorismo, y permanecían en prisión preventiva y régimen FIES desde entonces. Más de veinte horas diarias de aislamiento absoluto, dispersión por cárceles de todo el Estado, control total de las comunicaciones escritas y orales del detenido, incluidas las que mantiene con sus abogados, limitación de las visitas, la ropa o los libros que puede recibir, observación y anotación diaria de todas sus actividades... Durante 123 días …

El abogado indica dos posibles factores para su liberación: la presión popular y un intento por evitar el agravio comparativo respecto a las penas a las que podrían enfrentarse los implicados en el ataque fascista contra el Centro Cultural de Blanquerna de Madrid, que se saldarán posiblemente con multas de entre 300 y 900 euros. Foto: Andreu Giménez (Diagonal)
El abogado indica dos posibles factores para su liberación: la presión popular y un intento por evitar el agravio comparativo respecto a las penas a las que podrían enfrentarse los implicados en el ataque fascista contra el Centro Cultural de Blanquerna de Madrid, que se saldarán posiblemente con multas de entre 300 y 900 euros. Foto: Andreu Giménez (Diagonal)

DIAGONAL | Han sido puestas en libertad con cargos las cinco personas detenidas el pasado 15 de mayo en diversas poblaciones del Principat por orden de la Audiencia Nacional. Están acusadas de enaltecimiento del terrorismo, y permanecían en prisión preventiva y régimen FIES desde entonces.

Más de veinte horas diarias de aislamiento absoluto, dispersión por cárceles de todo el Estado, control total de las comunicaciones escritas y orales del detenido, incluidas las que mantiene con sus abogados, limitación de las visitas, la ropa o los libros que puede recibir, observación y anotación diaria de todas sus actividades... Durante 123 días ésta ha sido la rutina vivida por Sílvia, José Carlos, Juan José, Yolanda y Xabier desde que el 15 de mayo la policía se presentara en sus viviendas de diversas poblaciones del Principat para conducirlos ante el juez Santiago Pedraz en la Audiencia Nacional. Durante 123 días se han encontrado bajo el régimen FIES (Ficheros de Internos de Especial Seguimiento) 3 BA, aplicable a personas pertenecientes a banda armada. Un régimen penitenciario declarado "nulo de derecho" por el Tribunal Supremo en 2009, pero que ha seguido empleándose tras algunas modificaciones por parte del Ministerio de Justicia.

Los cinco eran acusados de enaltecimiento del terrorismo, pertenencia a grupo terrorista, depósito de sustancias explosivas y municiones, captación y adoctrinamiento, y alteración del orden público. La policía aseguraba haber encontrado en el registro de uno de los domicilios 5 kgs. de MDMA, por lo que también se les imputa un delito contra la salud pública a dos de ellos. El juez Pedraz decretaba su entrada en prisión provisional, motivada en su riesgo de fuga. Además del registro de sus viviendas, se realizaba un registro del local del Ateneo Libertario de Sabadell, sede de la CNT de la localidad y lugar de encuentro de diversos movimientos sociales (desde la asamblea 15M local a la Xarxa d'Intercanvi de Sabadell). El Ateneo albergó el pasado fin de semana a decenas de personas celebrando la puesta en libertad de estas cinco personas con un concierto de bienvenida después de estos largos meses de lucha y presión popular exigiendo su liberación.

El auto de prisión redactado por Pedraz argumenta que las detenciones son el resultado de una investigación iniciada sobre los colectivos Front Solidari Barcelona, el Kolectivo Bandera Negra y el grupo Células Autónomas de Combate. Dicha investigación apuntaría a la “consolidación de un grupo delictivo organizado, que protagonizaba numerosos incidentes que tenían como finalidad subvertir el sistema constitucional”. ¿En qué se sustentaba esta argumentación? Por el auto se deduce que en el seguimiento de las perfiles de Facebook de los acusados y de dichos grupos, a los que se les atribuye la capacidad de fijar objetivos (la Corona, representantes políticos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entidades financieras y cualquier símbolo del sistema capitalista) y amenazarlos. Como consecuencia de estas amenazas se habrían producido altercados en Barcelona contra entidades financieras, sedes de partidos, etc. o ataques a coches de la policía en el transcurso de la huelga del 14N de 2012 en Barcelona. Como argumentan los abogados de los detenidos, durante todo este tiempo no se ha llegado a demostrar que estos grupos existiesen más allá de facebook.

Es destacable el peso que se le otorga en los argumentos del auto de prisión a cuestiones puramente ideológicas, hasta el punto de que la posesión de libros de ideología libertaria se ha presentado como prueba. Xabier González, uno de los detenidos, en declaraciones al semanario La Directa, cree que se está intentando involucrar al anarquismo con el terrorismo, especialmente a raíz de la desaparición de ETA. "El Estado necesita sus grupos terroristas para justificar el gasto en policía, en armas, para el control social... y cuando no los tiene se los inventa".

Libertad provisional con cargos

La puesta en libertad provisional de los cinco se producía el pasado 16 de septiembre y en el auto, el juez Pedraz reconoce que, aunque nada ha cambiado desde que se decidió su entrada en prisión, se toma esta decisión por “la dilación provocada en relación al análisis del material intervenido”, porque la instrucción de la causa no se verá perjudicada por su puesta en libertad y porque no existe “peligro fundado de fuga” si se adoptan las medidas oportunas (que se presenten semanalmente ante el juzgado). Es decir, los mismos motivos que condujeron al fiscal a solicitar la prisión provisional de los cinco acusados y al juez a otorgarla son los que ahora sirven para ponerlos en libertad provisional.

Como declara Manuel Galera a La Directa, “para que alguien entre en prisión preventiva tienen que existir indicios sólidos de comisión de delitos, mientras que en este caso han metido a cinco personas en aislamiento a la espera de un análisis de unas pruebas para definir su delito”. Para este abogado han podido influir en su liberación dos factores: la presión popular, determinante según su propia valoración, y un intento por evitar el agravio comparativo respecto a las penas a las que podrían enfrentarse los implicados en el ataque fascista contra el Centro Cultural de Blanquerna de Madrid, que se saldarán posiblemente con multas de entre 300 y 900 euros.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies