Legislar derechos es "no dejar a nadie atrás"

Los derechos son la base de los principios de igualdad y no discriminación independientemente de la raza, sexo, religión, clase, origen étnico, idioma, edad… Y que nos pertenecen a todas las personas. Derecho a una vivienda digna, a la educación, la sanidad, etc. Seguro que estará totalmente de acuerdo que se blinden estos derechos. Pero ¿qué pasa cuando hablamos de los derechos humanos? Los derechos humanos son los derechos propios que tienen todas las personas. Son inalienables e invulnerables y dichos derechos exigen al Estado que adopten medidas positivas que garanticen las condiciones óptimas para que todas las personas tengan …

ley

Los derechos son la base de los principios de igualdad y no discriminación independientemente de la raza, sexo, religión, clase, origen étnico, idioma, edad… Y que nos pertenecen a todas las personas.

Derecho a una vivienda digna, a la educación, la sanidad, etc. Seguro que estará totalmente de acuerdo que se blinden estos derechos. Pero ¿qué pasa cuando hablamos de los derechos humanos?

Los derechos humanos son los derechos propios que tienen todas las personas. Son inalienables e invulnerables y dichos derechos exigen al Estado que adopten medidas positivas que garanticen las condiciones óptimas para que todas las personas tengan una vida digna de ser vivida, sin dejar a nadie atrás.

Deben ser de obligado cumplimiento, si aspiramos a una sociedad igualitaria y libre de discriminaciones, pero la realidad es que a día de hoy son muchas las personas que el sistema deja olvidadas convirtiéndolas en colectivos vulnerables y sin amparo.

En el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (que consagró por primera vez los derechos de todas las personas) protege el derecho de toda persona a expresarse con libertad. Y libertad también es que toda persona pueda sentirse orgullosa de ser quien es y amar a quien ama.

En estos días se han celebrado en numerosas partes del mundo el Día del Orgullo que ensalza el movimiento LGTBI en toda su diversidad, siendo altavoces a la reivindicación al respeto y protección de los derechos de todo el colectivo, porque los derechos no se regalan, se conquistan, se exigen y se legislan.

Todavía, en 2021, algunos países penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo con pena de muerte. En otros países no cabe la libertad de expresión LGTBI; de hecho, uno de los ejemplos más drásticos en este sentido lo tenemos en la Unión Europea con las declaradas “zonas libres LGTBI” en Polonia. En todo caso, tampoco podemos olvidar que en España, la violencia contra la comunidad LGTBI existe y va en aumento

La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) publicó en 2020 el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre delitos de odio y discriminación contra las personas LGTBI. Los datos ponen de manifiesto que apenas se ha avanzado desde el último estudio y los datos son especialmente preocupantes en lo que se refiere a personas trans e intersexuales. También la Comisión Europea y el Ministerio del Interior cuentan con datos actualizados que demuestran la cruda realidad que dicho colectivo sufre: Una de cada cinco personas de este colectivo ha sido atacada física o sexualmente en los últimos 5 años.  La tasa de paro en las personas trans se sitúa en torno al 80%. Los delitos de odio por orientación sexual o de género aumentaron en un 8,6% en España en el año 2019, según datos del Ministerio del Interior. El 19’3% del discurso de odio online reportado en Europa es por orientación sexual o identidad de género, según datos de la Comisión Europea del año 2018. Según datos de la FELGTB del año 2019, el 67% de las personas trans encuestadas han sufrido acoso, al 43% le han negado el acceso a un trabajo.

Esto son algunos de los datos, que dicho colectivo, ha de enfrentarse día a día y que ponen de manifiesto motivos suficientes para continuar celebrando el Día Internacional del Orgullo LGTBI, no como un recuerdo de lo que fue y de lo que hemos alcanzado, si no como un acto de reivindicación de todo lo que nos queda por conquistar.

Son muchas las razones por las que el Día Internacional del Orgullo LGTBI siga presente y más aún cuando en la actualidad convivimos con muchas voces que desarrollan discursos de odio hacia las personas LGTBI; desde organizaciones hasta representantes públicos, que no dudan en desarrollar discursos en los que patologizan la identidad de género o la orientación sexual propagando mensajes transfobos.

Empecemos ya a dejar de justificarnos de quienes somos y/o cómo nos sentimos, normalizar todas las realidades, las únicas e individuales, las colectivas; abrazar la diversidad y crecer conjuntamente.

Por fin España contará con una ley integral trans despatologizante que dejará de tratar a las personas trans como enfermas reconociendo su derecho a la libre autodeterminación de género, sin más requisitos que la simple y llana voluntad. Una ley que recoge medidas para garantizar los derechos de las personas trans y LGTBI, en el ámbito familiar, de la infancia y la juventud, en el deporte, en el ámbito educativo, laboral, de la salud, en las instituciones y por la reparación, en la protección y la reparación frente a la discriminación y la violencia que sufren las personas LGTBI.

Esta Ley en un primer avance, para que, en este país, más pronto que tarde y tras más de una década, pueda haber una ley que garantice los derechos de las personas trans y de todo el colectivo LGTBI. Somos conscientes que debemos de seguir trabajando y el Ministerio de Igualdad sigue comprometido en la mejora del texto para adecuarlo a las demandas trasladadas por las asociaciones trans y LGTBI. Demandas que estaban recogidas en el borrador presentado previamente y que en la negociación en el seno del gobierno de coalición se han quedado fuera. Porque legislar derechos es no dejar a nadie atrás.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies