El sainete de la reunión prescindible... y no solo para Sánchez

Si al líder del PSOE, la reunión de este lunes en Moncloa le ha parecido un paripé, desconoce cuan lejos estamos de tener interés quienes seguimos habitualmente la política en esta pesada chanza

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy en una reunión mantenida tras el 20D. Foto: Moncloa.

Vivimos tiempos confusos en lo político en el Estado español, y es que a día de hoy ni el más común y pragmático de los mortales puede llegar a entender porqué le seguimos prestando atención a la investidura de Mariano Rajoy.

Entre los dimes y diretes de esta comedia, que muchos mortales abandonaron después del entreacto que separó las fechas del 20 de diciembre y el 26 de junio, hoy nos tocaba el maravilloso sainete del desdichado Rajoy, el candidato más votado, solicitando el reconocimiento del representante del eterno enemigo, en una reunión a puerta cerrada.

En este acto, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vuelto a negar su apoyo a Rajoy, sin desvelar más cartas que las que todas conocemos, y es que la investidura del desdichado más votado, no tendrá lugar este martes, ni parece que el viernes, y más que probablemente habremos de ver finalizar el verano sin encontrar quien nos gobierne. Cómo si hubiéramos notado la diferencia.

Hoy Pedro Sánchez ha definido su reunión con Rajoy como "prescindible", pues el que fuera, años ha, partido socialista, hoy uno más del elenco de artistas inmiscuidos en el paripé político económico, volverá a negar al que se hace pasar por líder del partido más votado y corrupto, de ese estado que dice llamarse España.

Rajoy ha tratado de poner entre la espada y la pared al apuesto Sanchez reclamándole responsabilidad y sentido de estado, y éste ya ante medios y juntaletras invitados, ha puesto en Rajoy las culpas, en un vericueto que suponía una maravillosa interpretación de esa tonadilla infantil que decía: "vota, rebota y en tu culo explota".

Bravo se ha puesto el galán Sánchez cuando se le ha nombrado el supuesto "chantaje" que supone, de no aceptar a Mariano, obligar a practicar el honroso derecho del voto en una festividad tan cristiana y consumista como el 25 de diciembre. Sánchez ha asegurado que el PSOE no se pliega ante tretas y artimañas, y que si han de llevar a votar a españolitos y españolitas tras la opípara cena de nochebuena, así lo hará. Ni él parecía creerse mientras lo decía.

Rajoy también ha informado al ínclito Sánchez del pacto alcanzado con Ciudadanos, un pacto alabado por el otrora socialista porque supone que el desdichado Rajoy siga las pautas marcadas por el comité socialista, que le recomendó buscar apoyos entre sus afines políticamente. No solo eso, supone en muchos de los puntos lo que un día pactó con Albert Rivera él mismo, antes de la primera investidura fallida en la reciente democracia del estado español.

En la comparecencia que ponía fin a la chanza de este lunes, Sánchez no ha negado la más que insostenible posibilidad de un pacto con la izquierda política del arco parlamentario, algo que se le reclama desde Unidos Podemos con la boca pequeña, en el supuesto de que Rajoy fracase en su investidura. Tampoco ha sido capaz de negar los populares como tal, "la responsabilidad de que Rajoy fracase será exclusivamente suya", ha advertido, sin darse cuenta de que la afirmación parece dejar el mensaje velado de que el nombre de Mariano es lo único que le hace reprimir al PSOE el salto al vacío de la gran coalición.

Ahora, la representación de innumerables actos sigue su curso, habremos de esperar los acontecimientos de este martes, y los casi seguros del viernes, para comprender el desarrollo de una comedia que ya por larga se ha hecho pesada, y por sus contenidos ridícula y sin ninguna gracia. Quizá el PSOE esté presente en el último acto, y aunque no lo esté Mariano, sí lo haga el PP, y tenga razón Sánchez cuando advierte que "el partido socialista estará siempre en la solución". Pero para eso, habremos de ver caer las primeras hojas de los árboles.

 

 

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies