La residencia de mayores de L’Aínsa participa en un estudio para la prevención del COVID-19

Se trata de una investigación que impulsa la Universidad Complutense de Madrid con una cepa probiótica, y en la que participa la farmacéutica sobrarbense Marta Mozota Herbera.

Entre los numerosos ensayos clínicos y estudios científicos que se están desarrollando para lograr ponerle freno a la pandemia del COVID-19, destacamos el que se esta desarrollando en el municipio de L’Ainsa-Sobrarbe. Se trata de una investigación del grupo de Juan Miguel Rodríguez Gómez de la Universidad Complutense de Madrid con el que la joven ainsetana Marta Mozota Herbera, gerente de la Farmacia que lleva su nombre en la localidad sobrarbense de Bielsa, desarrolla su doctorado.

“El proyecto en curso tiene por objetivo examinar la eficacia de un suplemento alimenticio que ayudaría a prevenir la infección por Coronavirus en personas vulnerables y expuestas al mismo, así como a reducir su severidad en caso de haber contraído la enfermedad. Ya está en marcha desde la primavera en diversas residencias de la Comunidad de Madrid”, explican desde el Ayuntamiento sobrarbense, y ahora comienza a probarse también en la Residencia de L’Aínsa.

Asimismo, detallan que “el complemento en cuestión contiene la cepa probiótica Lactobacillus salivarius MP-TM, una cepa con una larga trayectoria de consumo en humanos y considerada segura por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Los probióticos son microorganismos vivos que suministrados en las dosis adecuadas son beneficiosos para la salud. La cepa utilizada en esta investigación ya ha sido empleada para la prevención de infecciones del aparato respiratorio en población infantil, y se espera que su efecto sea similar en personas mayores”.

Representación sobrarbense en esta investigación

La farmacéutica Marta Mozota Herbera se encuentra actualmente cursando el doctorado en la referida universidad madrileña. “Al poco de comenzarlo, la pandemia se hizo dueña de la actualidad informativa por sus tristes consecuencias y el tutor de Marta le propuso participar en la investigación, de modo que su doctorado versase sobre la misma”, aseguran desde el Ayuntamiento.

“Con la propuesta vino también la posibilidad de aplicarlo en la Residencia Comarcal de La Solana, ubicada junto al Centro de Salud de L’Aínsa, algo con lo que la dirección de este centro estuvo de acuerdo. Así, tras haber tomado muestras previas, el estudio que comienza esta semana tendrá una duración aproximada de medio año, y su éxito supondría un gran avance para proteger a la población geriátrica, la principal víctima de la crisis sanitaria que vivimos”. concluyen.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies