La policía detiene a Alfon, rodeado de medio millar de simpatizantes

El joven había comunicado a los juzgados que estaría localizable en la parroquia de San Carlos Borromeo, donde se ha entregado voluntariamente.

Foto: @AlertaDesahucio

Alfonso Fernández, 'Alfon', el joven madrileño condenado a cuatro años de cárcel por la Audiencia Provincial de Madrid por un supuesto delito de tenencia de explosivos, ha sido detenido esta noche en Madrid. Alrededor de medio millar de personas ha acudido esta tarde a la Parroquia San Carlos Borromeo, en Vallecas, para apoyarle en una acción de desobediencia civil pacífica que no ha buscado para la detención. El Tribunal Supremo había ratificado hoy la sentencia.

Según ha explicado el grupo de apoyo a Alfon, desde el juzgado no se le ha dado opción a presentarse voluntariamente ante las autoridades y se ha urgido a la Guardia Civil a acelerar la detención del joven vallecano. Éste había comunicado a los juzgados que estaría localizable en la parroquia de San Carlos Borromeo, donde se ha entrgado voluntariamente.

A las 19.00 horas, decenas de personas se han acercado a la parroquia de Entrevías, varias de ellas vestidas con un mono blanco y máscaras con la cara del joven. "Vamos a dificultar la detención dificultando la identificación de Alfon", afirmaba uno de los integrantes del grupo de apoyo. "Pero no vamos a hacer ningún tipo de resistencia para no perjudicarle", subrayaba.

En torno a las 21.30 horas una decena de furgones de la Policía Nacional estacionaba frente a la Parroquia. Los presentes, tras una mediación entre activistas y fuerzas del orden, han hecho un pasillo para que los agentes pudieran pasar. Acto seguido, los policías han ido quitando uno a uno a los simpatizantes las máscaras con la cara de Alfon que muchos de ellos portaban, hasta que han dado con Fernández, momento en el que se ha producido tensión y algunos agentes han propinado varios porrazos a los activistas.

El propio Fernández indicaba momentos antes de la detención que habían decidido "un último acto de reivindicación" con la acción de protesta ante la detención. "Que luego no digan que han tenido que buscarme, he dado la cara", afirmaba ante los presentes.

Desde el grupo de apoyo han señalado que éste pretendía ser "un ejemplo de detención distinta". "Está condenado y se lo van a llevar, pero queremos que sepan que estamos en contra de esta sentencia", afirmaban.

Ante su inminente entrada en prisión, el joven declaraba: "Voy a intentar pensar en mi situación dentro de la cárcel, crearme una rutina y pasarlo lo más cómodo posible".

Artículo de Diagonal.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies