La PAH Uesca consigue la suspensión provisional del desahucio de Keita, Boubacar y Harouna

El pasado jueves 4 de noviembre varias personas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Uesca se manifestaron junto a sus compañeros Keita Abdoul, Boubacar Crissokho y Harouna Coulibal a las puertas de su casa para "denunciar y visibilizar" un nuevo desahucio. Tras la presión de la PAH se ha conseguido la suspensión provisional

Protesta del grupo de vivienda del 15M de Uesca.

En este caso el banco Nova Caixa Galicia a través de los juzgados reclamaba el alzamiento de la vivienda de Keita, Boubacar y Harouna por impago de hipoteca, pero gracias a la presión de la plataforma el banco dio un paso atrás y pidió en el juzgado la suspensión provisional de dicho alzamiento.

"No es una solución definitiva, como decimos la decisión es provisional y nuevamente vuelve a ser un parche temporal que permitirá a nuestros compañeros estar en la vivienda hasta que se vuelva a poner nuevamente fecha de alzamiento", explican desde la PAH oscense.

Por eso, porque no es una solución definitiva, desde la plataforma siguen pidiendo al banco una condonación de su deuda, ya que después de la subasta y en consecuencia pérdida de la vivienda, arrastran una deuda aproximadamente de unos 25.000 euros, "una deuda imposible de afrontar en su situación económica actual". También piden al banco que esa vivienda pase a convertirse en un alquiler social para la familia como solución habitacional.

"Aunque actualmente nos vemos obligados a negociar con cada entidad seguimos exigiendo que sean las instituciones las que den una solución real y definitiva al grave problema de vivienda que padecen miles de familias en todo el estado", apuntan. Las exigencias de la PAH son claras, dación en pago retroactiva, paralización de todos los desahucios de primeras viviendas y alternativa habitacional a través de alquiler social y denuncian nuevamente que "los parches chapuzas que se han aplicado en los últimos tiempos no ponen solución al problema".

"Desgraciadamente Keita, Boubacar y Harouna no son un ejemplo aislado -añaden-, los desahucios continúan, tanto en casos de impagos hipotecarios como los casos de desahucios por impago de alquiler -en este caso la situación es en muchos casos muy dura ya que vemos familias que han sido desahuciadas en varias ocasiones-". En este mismo mes de noviembre, el día 16, tienen que enfrentarse a otro desahucio de otra familia en la calle Niara también de Nova Caixa Galicia, y el 10 de diciembre un compañero de la plataforma con Bankia, ambos casos con solicitud desde la PAH de paralización en los juzgados.

Desde la plataforma también quieren desmentir que las familias no se impliquen lo suficiente en sus casos. "La plataforma en si es un ejemplo de cómo las personas estamos muy por encima de las instituciones y como sin recursos y sin formación pero con mucha dignidad y apoyo se pueden conseguir lo que las instituciones no están sabiendo hacer", aseveran. En este sentido, recuerdan que a lo largo de estos años se han conseguido en Uesca varias daciones en pago, alquileres sociales, condonaciones de deudas y paralizar innumerables desahucios con "diferentes herramientas -unas veces en la calle, otras veces mediante incansables negociaciones con las entidades o a través de los juzgados- y esto es sin duda gracias a la implicación y la valentía de las familias afectadas que no se rinden ante Goliat". "Lo último que se puede hacer es culpabilizar a las víctimas. La movilización ciudadana sigue siendo la única herramienta útil para paralizar los desahucios", concluyen.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies