La Ferieta de l’Aínsa firma la mejor cifra de asistencia a lo largo de un fin de semana atípicamente caluroso

Más de 10.000 personas asistentes y un centenar de puestos se han visto acompañadas de temperaturas primaverales que han empujado las ventas hasta acabar con las existencias de buena parte de los feriantes

Ferieta
Foto: Ayuntamiento de l'Aínsa

L'Aínsa ha estrenado mes de febrero como hacía tiempo que no ocurría. Si bien es cierto que las adversidades climatológicas de ediciones pasadas no han impedido que la Ferieta siempre haya lucido espléndida, en esta ocasión ha sido de agradecer la tregua que ha permitido a las personas asistentes tomarse el paseo con calma y curiosear más de lo habitual. Cielo soleado y temperaturas que han rondado los 20 grados han compensado con creces las rachas de viento de 80 km/h de la pasada edición.

El sábado, la actividad concurría principalmente en la Carpa del Castillo con motivo de las jornadas truferas, lugar en el que decenas de feriantes adornaban sus puestos orientados al sector agroalimentario desde primeras horas de la mañana. Trufas, risotos, embutidos, quesos, mermeladas, nueces o dulces son ejemplo de lo que se pudo adquirir ininterrumpidamente desde las 10.30 hasta las 21.00 horas.

Al mediodía, el presidente de Aragón, Javier Lambán, era el foco en el que se centraban todas las miradas. En su visita a la Ferieta ainsetana aseguró que el gobierno territorial impulsará la reforma de la residencia de personas mayores. También afirmó que la DGA va a poner en marcha una mesa de diálogo para un nuevo acuerdo del agua. Se trata de uno de los 132 compromisos adquiridos del Pacto de Gobierno junto a otro de vital importancia en la zona: seguir trabajando para que la reversión de las concesiones hidroeléctricas beneficien al territorio. En la comitiva no faltaron el alcalde de l'Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo; el presidente de la Comarca, José Manuel Bielsa; el presidente de la Diputación de Uesca, Miguel Gracia; y la Consejera de Servicios Sociales, Mariví Broto.

Por la tarde, en la Iglesia de Santa María, se celebraba la entrega de Premios de la Cruz de Sobrarbe, con la que se rinde homenaje a aquellas personas que se involucran desinteresadamente en el desarrollo del territorio. En esta edición se ha homenajeado a título póstumo al exsecretario de Estado de Medio Ambiente, Juan Luis Muriel, por paralizar el proyecto del pantano de Chanovas con la declaración negativa de impacto medioambiental en el año 2000.

La otra premiada ha sido una persona muy querida en Sobrarbe, Trinidad Grasa, por su trabajo a favor de las personas necesitadas y por su lucha incondicional en todos los ámbitos del municipio y de la comarca. El broche final al acto lo ponía la Coral de Sobrarbe haciendo las delicias de un templo completamente abarrotado. Javier Lambán, Miguel Gracia, la senadora Ana Alós y varios de los alcaldes sobrarbenses no se perdieron el acontecimiento.

Otra cita destacable fue la Convocatoria Pública para dar a conocer los proyectos que aspiran a ser financiados por la Cerveza Tronzadora. En 2019 recaudaron 5.700 euros y de momento se han presentado cuatro propuestas para la limpieza de caminos en zonas como Olsón y Saravillo. A finales de febrero se sabrá cuál de ellas será la agraciada.

En lo referente al domingo jornada más corta, entre las 10.00 y las 15.00 horas, pero muy ajetreada. A la carpa del Castillo se sumaban los puestos de la Plaza organizados en torno a la hoguera, con sus embutidos, mieles o pan artesano. También textil, decoración y hasta productos de Comercio Justo. La degustación de caldo de gallina de Sobrarbe, del que se repartieron 4.000 raciones, o la de guisado de ternera de raza pirenaica, disfrutada por medio millar de personas, son las tradiciones con más solera de este encuentro anual.

En el plano deportivo, el Cross de la Ferieta cumplía veintidós años y en él participaron alrededor de 200 escolares procedentes de centros de toda la comarca. El campeonato se organizó en seis categorías, desde la 'Popular Babys' hasta la categoría cadete para aquellos y aquellas estudiantes del último curso de la ESO.

El segundo día de feria, además, se contaba con una novedad que consistía en descubrir las peculiaridades de la vaca de raza pirenaica a través de un paseo; las explicaciones corrieron a cargo de ASAPI. Por último, mencionar a Ismael Ferrer, que presentó su libro 'Monumentos del reino vegetal del Pirineo Central'.

La Ferieta ha sumado en esta ocasión una treintena menos de puestos, pero tal contratiempo no ha impedido que se lograse la que posiblemente haya sido la mejor asistencia de su historia reciente, reforzada por la presencia del público francés. El buen estado del túnel de Bielsa ha sido un aliado en esta tarea. Las personas responsables de los puestos también se felicitaban por su éxito en las ventas, algunos de ellos llegando a agotar sus existencias. Los organizadores cierran, sin duda, una edición muy satisfactoria en la que ha habido reclamos para todos los gustos, y destacan la elogiable ayuda de la brigada y del personal voluntario que han hecho posible este excelente balance.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies