Economía  Portada

La centralización, ¿primer paso para la privatización?

El 27 de diciembre fue aprobado en la Asamblea de Madrid por apenas diez votos de diferencia la ley que permite la externalización de la gestión de los Hospitales y Centros de Salud de su comunidad; todos los partidos políticos, excepto el PP, votaron en contra, pero la representación de millones de personas no sirvió...
| 3 enero, 2013 08.01

laboratoriosEl 27 de diciembre fue aprobado en la Asamblea de Madrid por apenas diez votos de diferencia la ley que permite la externalización de la gestión de los Hospitales y Centros de Salud de su comunidad; todos los partidos políticos, excepto el PP, votaron en contra, pero la representación de millones de personas no sirvió de nada ante diez míseros votos, dos de los cuales quienes los realizaban, según se ha extendido por las redes sociales, jugaban a «Apalabrados». La injusticia es tal que millones de personas verán tratada su salud como un negocio privado, donde los beneficios primarán sobre los métodos diagnósticos a utilizar o sobre los tratamientos a recibir.

Las gerencias de los hospitales públicos han sido hasta ahora responsabilidad del personal médico, más o menos afin a las ideas políticas de las gobernantes de turno pero forjados en la atención sanitaria, sin intereses personales manifiestos. La Ley protegía las jugosas arcas de la Sanidad Pública de manos privadas, manos que no ven interés en salvar una vida sino en gastar menos, cobrar más comisiones y quedarse con el mayor beneficio posible.

El Sr. Tenza, ex-gerente del Salud – recién cesado – y también ex-gerente del Complejo Asistencial de Burgos, está encausado por «externalizar» ciertos servicios por su cuenta y riesgo y nadie sabe a cambio de qué. Ayer era ilegal hacer eso porque nos quedamos todas las ciudadanas sin elementos de control sobre quienes manejan el dinero público, el dinero destinado a diagnosticarnos, tratarnos y curarnos. En Madrid han cambiado la Ley para hacerlo legal por diez míseros votos. En Aragón el camino que estamos recorriendo gracias al Sr. Oliván es el mismo.

Los laboratorios son centros de extracción y procesamiento de muestras biológicas, imprescindibles para cualquier diagnóstico clínico. La rapidez y la cercanía son características que dotan al servicio de eficiencia y de calidad, la atención personalizada y la inmediatez en detectar posibles peligros para el paciente es muy importante para su salud, el diagnóstico biológico y la toma de decisiones clínicas ha de ser un proceso rápido y no depender de circunstancias externas, como el estado de las carreteras, un transporte que no llega o de una cadena de miles de muestras despersonalizadas reducidas a meros números seriados, no olvidemos que detrás de cada muestra hay un ser humano.

La centralización de los mismos es el primer paso en ese camino, su único fin es el de desmantelar un servicio que funciona bien, que cumple estrictos cánones de calidad y cuyo gasto es proporcional a la atención sanitaria que ofrece a las pacientes, pública y gratuítamente, por la que hemos trabajado todas, ciudadanos y trabajadoras, desde el comienzo de la Democracia.

En Aragón empiezan por querer centralizar primero en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza todos los laboratorios. Ya han cerrado de momento el laboratorio del Grande Covián, ahora las muestras de la población atendida por ellos llegan amontonadas en bolsas de basura, ¿es ese el ahorro que nos prometen? Doce personas han sido despedidas, otras muchas trasladadas forzosamente y las pacientes que deben realizar sus extracciones in situ se ven obligadas a desplazarse a un nuevo lugar de referencia.

El Hospital de Barbastro atiende a una población de unos 103.000 habitantes repartidos en 111 municipios, hace apenas un año que conseguimos abrir la Unidad de Cuidados Intensivos. Nuestro laboratorio es una obra nueva, con aparatos nuevos, con una plantilla digna y prácticamente autónomo en sus diversas secciones; su desmantelamiento amenaza seriamente la calidad asistencial de todo el Hospital dado que la mayor parte de esa población acude a nuestro laboratorio a realizar sus analíticas rutinarias o de control y es allí donde en apenas unas horas obtienen sus resultados; en caso de ser éstos alarmantes las pacientes son avisadas de inmediato para acudir a Urgencias o a su Centro de Salud.

No han realizado ningún estudio que demuestre el ahorro que todo este despropósito supondría para la sanidad pública; sólo demuestran, una vez más, que todos los recortes son en materia de servicios sociales, mientras nuestro dinero es entregado sin mesura a la banca aunque su quiebra haya demostrado su incompetencia y sus conductas delictivas.

Los recortes en educación, sanidad, pensiones, transportes, «racionalización» de los servicios ferroviarios lo llaman, y servicios sociales es lo que ha llevado a una movilización ciudadana de protesta que, en el caso de la Sanidad, se ha unido al movimiento de la comunidad de Madrid, a través de colectivos como Marea Blanca. En el hospital Severo Ochoa de Madrid ya ha empezado el “ahorro” de la privatización de la gestión sanitaria anunciando más de 200 despidos para este fin de año, cierre de camas y reducción de servicios tan vitales como la UCI o neonatología, lo que para las pacientes significa costosos y peligrosos traslados a otros centros; no entiendo esta política que se ha empecinado en mandar de viaje a usuarias y muestras constantemente a otro centro, a otra ciudad, a otra provincia, además eso también representa un gasto significativo.

En Aragón aún estamos a tiempo de luchar por nuestro derecho a una sanidad pública y de calidad para todas, a través de nuestras protestas, manifestaciones, encierros y denuncia pública de todas estas agresiones a los derechos de todas, aún a costa de resultar molestos para las usuarias, pero hay mucho en juego.

En Barbastro en particular, donde el Hospital es icono de la ciudad, un símbolo de calidad y de atención esmerada desde hace 25 años, recortar en sanidad es retroceder en el tiempo. Llevamos tiempo haciendo oír nuestra más enérgica protesta, nuestra resistencia a unos recortes injustos, nuestra oposición a cualquier iniciativa de centralización y lo seguiremos haciendo contando con cada vez más apoyo ciudadano, tal y como demuestran algunas de las movilizaciones que ya han tenido lugar en nuestra ciudad y en el resto de Aragón – Barbastro en defensa del hospital comarcal, Concentración en defensa de los laboratorios del hospital de Barbastro y en defensa de la sanidad pública, Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad en Aragón: “Sanidad pública, gratuita y universal para todos y todas”-.

¡¡¡ La Sanidad somos todas y todos !!!

Nieves Marro Gracia, trabajadora de los laboratorios del hospital de Barbastro | Para AraInfo

+ info:

3 enero, 2013

Autor/Autora

Redacción de AraInfo en Uesca. mail: uesca@arainfo.org


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR