José Luis Cabello: “Están condenando a la gente a la pobreza”

En una semana clave en Aragón para las reivindicaciones del cumplimiento de la Carta Social Europea, conversamos con José Luis Cabello, del Frente Cívico “Somos mayoría”, sobre la voluntad política para el cumplimiento de un acuerdo, que si bien no es la ansiada Renta Básica Universal, podría ser paliativo para la situación de pobreza que viven demasiadas familias

José Luis Cabello.

La semana viene cargadita de actos políticos en los que la Carta Social Europea va a estar encima de la mesa, para recordar a nuestros representantes que el Estado español, así como sus instituciones territoriales, incumplen el contenido de dicho acuerdo europeo en sus prestaciones de desempleo, algunas pensiones de viudedad, en las pensiones no contributivas, en las pensiones de orfandad, así como en las prestaciones de ayuda a la inserción, estas últimas responsabilidad de los gobiernos territoriales.

El próximo jueves 23 de febrero, el Frente Cívico “Somos mayoría”, ha convocado en la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, a los partidos políticos aragoneses a que muestren su postura y las medidas que van a llevar a cabo en cuanto a la exigencia del cumplimiento de la Carta Social.

Por otro lado, el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza debatirá el viernes 24 de febrero, si como institución exige al gobierno español, el cumplimiento de este documento europeo firmado por todos los estados miembros.

Para José Luis Cabello, representante del Frente Cívico “Somos mayoría”, ambas citas suponen un punto de partida de cara a conseguir el cumplimiento de la Carta Social Europea, pero con la vista puesta en la Renta Básica Universal.

“La Carta Social Europea se plantea como reivindicación […] porque hablando de la Renta Básica Universal siempre te encontrabas con trabas y esgrimiendo como motivo desde partidos y sindicatos que ‘la gente no está preparada’. En ese momento nos planteamos una pregunta ¿Qué tenemos ahora? Subsidios de desempleo: malos y pocos”, advierte José Luis, para posteriormente criticar la desigualdad de las ayudas a la inserción que reparten los  Las ayudas autonómicas, que en la mayoría de los casos no satisfacen las exigencias de la Carta Social Europea, que habla de que ningún europeo debe vivir por debajo del umbral de la pobreza, situado según Eurostad, en los 663,41€ al mes. Una cantidad sólo superada por Nafarroa y Euskadi.

Para José Luis los movimientos políticos para paliar los índices de pobreza son malos y poco efectivos. En este sentido se muestra expectante con las acciones que se van a tomar en el Congreso de los Diputados. “Por un lado está Unidos Podemos, que ha metido la propuesta para que se tramite y se vote el cumplimiento de la Carta Social Europea, pero por otro lado, CCOO y UGT, han presentado una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pide 426 euros como renta mínima, y que ha sido aprobada por PSOE, Unidos Podemos y PNV”, algo que no entienden desde el Frente Cívico. “Han apoyado una ILP que sigue condenando a la gente a la pobreza, porque son 426€, que no significa más que recuperar lo que entregaron pacíficamente con la reforma laboral de Zapatero”.

Con respecto a la ILP, y a la posible incongruencia que supone que Unidos Podemos presente en el Congreso el cumplimiento de la Carta Social Europea y a la vez apoye la ILP propuesta por los sindicatos CCOO y UGT, advierte que desde Podemos se asegura que se presentará una enmienda a la iniciativa para que se garantice que esos 426 euros se conviertan en lo que marca el Comité Europeo de Derechos Sociales como umbral de la pobreza, los 663,41 euros de los que hablábamos antes, y aprovecha para criticar, no sin ironía, a ambos sindicatos. “Es para echarles de comer aparte. Sindicatos de izquierdas, rojos, que defienden a los obreros, y presentan una ILP para que la gente siga en la pobreza”.

Advierte, en este sentido, que “luego la gente se extraña de que los pobres voten a la derecha”, y recuerda que ha sido Cáritas, a través de Francisco Javier de Lorenzo GilSanz en Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo quien reclamara el cumplimiento de la Carta Social Europea, mientras que los sindicatos siguen condenando a las personas trabajadoras, pensionistas y desempleadas a la pobreza.

La pobreza es un mal que azota a toda la sociedad. En el caso del Estado español, desde 2012, la cifra de hogares que no percibe ningún ingreso no ha bajado de 700.000. Aproximadamente el 15% de los trabajadores empleados están por debajo del umbral de la pobreza, mientras que en el caso de las personas desempleadas se sitúa en el 44,8%. Todos estos datos ofrecidos por la Fundación Foessa en su último informe.

En la lucha contra la pobreza José Luis siempre se ha mostrado partidario de la Renta Básica Universal, pero advierte que no es un tema que se pueda debatir con facilidad, puesto que revierte en “libertad individual”, algo en lo que muchos partidos políticos, a la izquierda y la derecha del arco político se muestran contrarios.

Hablamos de los medios de producción y la escasez de trabajo. “Si estamos en una época en la que la que se produce más de lo que se consume, a lo mejor es el momento de reducir el trabajo. Sin embargo, eso es imposible. Aquí en el Ayuntamiento han querido reducir las jornadas a 35 horas y se está hablando de demandas desde la CEOE”, advierte sorprendido José Luis.

Retomamos la Renta Básica Universal como salida a la nueva esclavitud del trabajo que básicamente ofrece trabajos precarios en horarios reducidos que condenan a la gente a la pobreza. Para José Luis la universalidad es esencial, porque la caridad, en cierto modo estigmatiza y porque el trabajo garantizado no asegura salir de la pobreza, en las condiciones actuales.  Por último, con respecto a la Renta Básica Universal se lamenta de que en realidad “nadie quiere, ni sindicatos, ni partidos políticos”, motivo por el que el cumplimiento de la Carta Social Europea está en estos momentos encima de la mesa de las instituciones, y vuelve a acusar a los partidos políticos, también a los de izquierda de no querer la Renta Básica Universal.

Por último recordamos las citas para esta semana, que en Aragón se muestra intensísima para el Frente Cívico “Somos mayoría”. Por un lado el jueves, con la mesa de comparecencias de partidos políticos; por otro lado el viernes en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza se debatirá si exigir al gobierno central, el cumplimiento de la Carta Social Europea y por último el sábado, cuando reclamarán unas pensiones dignas en las manifestaciones convocadas en diferentes ciudades del Estado español.

Sobre esta convocatoria advierte una diferencia entre el cartel unitario, que reclama la derogación del artículo 135, garantías en los servicios públicos así como la reivindicación de la Renta Básica Universal; y el creado en Aragón, en el que no hay ninguna referencia Renta Básica Universal. Quizá en Aragón no estemos preparados, o quizá los políticos no lo estén.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies