Ixufrina: “Queremos que la asociación sirva como red de apoyo entre bandas”

Ixufrina nace como una asociación de grupos de música de Uesca hacia arriba, obligándonos a mirar más allá de lo de siempre y “apoyar nuestra escena de una manera cooperativa y directa”. Este fin de semana proponen un plan en Fonz: el Ixufrina Rock.

Primera fiesta en Escadilla de Ixufrina, un montón de chicos en un escenario de noche
Primera fiesta en Estadilla | Foto: Ixufrina

En Aragón hay muchísimo movimiento a nivel musical pero es cierto que la mayoría de las veces cuesta verlo. De hecho, de aquí han salido grupos muy famosos, desde Amaral, Ixo Rai, Bunbury, hasta Doble V. Si bien casi siempre, como en todo, se pega de fijarse solo en Zaragoza y olvidarse del resto, hay personas que hacen por obligarnos a cambiar ese punto de vista, y menos mal.

Ixufrina nace en el norte de Aragón con la clara reivindicación de mostrar el movimiento musical que hay de Uesca hacia arriba. Esta asociación de grupos está formada por Mallazo, La Cara B de Uesca, The Braguetazos y Au d’astí y este 30 de septiembre y 1 de octubre, organizan en Fonz el Ixufrina Rock. Un fin de semana que contará con monólogos, magia, charlas y, por supuesto, mucha música. Hablamos con Miguel y Manu sobre este proyecto.

¿Cómo surge este proyecto?

MIGUEL: Literalmente surge echando unas birras una tarde en el pueblo con chent de Au d’astí y La Cara B de Uesca, empezamos a hablar sobre ello por compartir gastos a la hora de subir música a las plataformas, y acabamos dándonos cuenta de que era mucho más lo que podríamos hacer y que era el momento de hacerlo. Recién salidos de la pandemia, el disco de Au d’astí a las puertas de salir, nosotros empezando con el nuevo proyecto de La Cara B de Uesca…

Ese mismo finde lo hablamos con nuestros respectivos grupos y esa semana se lo comentamos a un par de grupos de la zona con los que tenemos buena relación (The Braguetazos y Mallazo) y al fin de semana siguiente ya estábamos todos de vermut para empezar a formalizar todo.

¿Cuáles diríais que son los valores de Ixufrina?

MANU: Ixufrina se levanta sobre dos premisas: grupos aragoneses y que hagan temas propios, pero después también hay unos valores y una manera de entender la música, y un arraigo a la tierra y la lengua. Todos los grupos compartimos unos ideales, unos mensajes parecidos, aunque cada uno en su estilo. De cierta forma, Ixufrina nace para dar voz a estos grupos que llevan un mensaje más reivindicativo y tienen más difícil sonar en según qué sitios.

También hay cosas que tenemos muy claras como que no pretendemos ser un sello discográfico, una agencia de contratación o ser intermediarios de nada. Solo queremos que la asociación sirva como red de apoyo entre bandas y que podamos llegar juntas a donde una sola no podría, o le costaría mucho más. Se trata principalmente de apoyar nuestra escena de una manera cooperativa y directa.

En este proyecto se ve claramente lo importante que es para vosotros vuestra propia lengua, el aragonés, en sus diferentes vertientes, ya que Au D’astí reivindica el ribagorzano. ¿Es algo que siempre habéis vivido o llegáis de alguna forma?

MIGUEL: Sí, los Au d’astí han comenzado un camino con el uso de la lengua de su pueblo (Fonz/ Estadilla/ Tamarit), muchos de ellos han escuchado el ribagorzano en casa o lo han tenido muy cerca, entonces se lanzaron por ahí porque lo sentían así y porque a lo mejor pensaban que ya era hora.

Pero por lo que hemos hablado entre nosotros, no van a ser las únicas bandas de la Asociación que se atrevan con las lenguas de Aragón. De hecho, sabemos que hay varias bandas de Ixufrina preparando canciones en la lengua de la tierra.

Otra parte muy importante es reivindicar lo rural, no quedaros en lo que ocurre en Uesca.

MANU: Esto viene porque todas las bandas, de momento, somos de pueblo y estamos orgullosos de ello, y eso al final se acaba reflejando en todo lo que hacemos, tanto en las canciones como en los eventos que podamos organizar, ya que uno de los objetivos, además de lo ya dicho de servir como red de apoyo, es dinamizar la música en vivo, y hacerlo en el entorno rural, que es el nuestro, es lo que nos motiva y también lo que más a mano tenemos.

Es mucho más fácil para nosotros organizar algo en Fonz, en Binéfar o en Esplús que es donde conocemos gente y podemos moverlo más fácil, que irnos a montar algo a Uesca, a Teruel, Zaragoza o cualquier pueblo lejos de nuestra zona de influencia, pero porque no lo tenemos a mano ni tenemos la facilidad para montar algo allí.

Ya organizamos la primera fiesta en Estadilla, ahora estamos con el festival de Fonz, más alguna cosa que ya estamos pensando de cara al invierno por la zona… Pero también nos gustaría con el tiempo poder llevar la música de los pueblos a las ciudades o pueblos de otras zonas de Aragón, esperamos poder hacerlo en el futuro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ixufrina Rock (@ixufrinarock)

Lleváis ya unos cuantos conciertos, tanto de los grupos individuales como en conjunto, pero se acerca una fecha muy señalada: el Ixufrina Rock. ¿Cómo surge la idea?

MIGUEL: Realmente la idea del festival surge antes que la de la asociación, de hecho la asociación ha cogido el nombre del festival, que ya lo teníamos medio montado para la primavera de 2020 pero con la pandemia se vino todo abajo. Este año, en que empezamos a mover lo de la asociación, nos surgió la oportunidad de retomar el festival, volvimos a hablar con el Ayuntamiento de Fonz, vimos que estaban por la labor, y nos tiramos de cabeza. Al final ha ido todo un poco con prisas y lo hemos presentado más tarde de lo que quisiéramos, pero confiamos en que salga todo bien y pueda ser el primero de muchos.

¿En qué va a consistir el Ixufrina Rock?

MANU: Pues vamos a tener de todo. El viernes, para abrir boca, empezamos ya con monólogos y un concierto en la plaza de Fonz. Esto lo hacemos porque queríamos llevar también el festival al corazón del pueblo, que no se quedase en cuatro tíos tocando las guitarras a las afueras, entonces pensamos en hacer algo así más íntimo el viernes que se pudiese montar sin mucho problema en la plaza.

El sábado por la mañana, con esta misma premisa de acercar el festival y que sea algo más que conciertos, empezaremos con una mesa redonda de mujeres y el aragonés, espectáculo de magia, pasacalles, concierto-vermú con Alidé Sans, comida popular y ya desde las 18.00 horas hasta cierre empezaremos con los conciertos en el polideportivo.

¿Qué más planes de futuro tenéis para la asociación?

MIGUEL: De momento con el festival de Fonz tenemos el 100% de los esfuerzos concentrados allí, pero sí que es verdad que tenemos idea de hacer una fiesta de invierno, de la que no podemos confirmar ni siquiera el lugar, y también nos gustaría preparar algo para verano con un rollo más urbano, un poco como la continuación del Rap’in que montábamos antaño en Binéfar pero con un toque Ixufrina.

Intentar consolidar esas tres fechas como las grandes fiestas de la asociación y, aparte, todo lo que podamos mover de pequeños conciertos, eventos que podamos organizar o en los que podamos participar o colaborar. Será el primer año en el que podamos empezar a mover cosas con tiempo, ya que empezamos con esto en mayo de este año y todo lo que hemos ido haciendo ha sido muy sobre la marcha, así que la idea es ponerse a trabajar ya en todo lo que se pueda de cara a 2023.

¿Os habéis planteado que el proyecto acabe incluyendo el sur de Aragón? ¿O que sea a nivel de todo el territorio?

MANU: Desde el primer día contemplamos que Ixufrina pueda llegar a ser algo que englobe grupos de todo Aragón y que pueda ser la semilla de una escena musical aragonesa alternativa, rebelde; pero no hemos querido abrir la asociación desde un principio más que nada porque queremos hacer las cosas bien. El primer objetivo ha sido empezar con los grupos que estamos, que nos conocemos bien, para ir con pies de plomo e ir tanteando cómo evoluciona la cosa, sin prisas ni querer correr.

Cuando algo es más pequeño también es más fácil de controlar, si algún día tenemos mayor infraestructura, nos plantearemos ampliar el plantel de bandas. Pero de momento la asociación está funcionando muy bien y gran culpa de ello la tiene que la conforman bandas que nos conocemos y apoyarnos entre nosotros de verdad, enseguida hemos creado una pequeña familia y eso es maravilloso, pero también es un equilibrio que se puede estropear con un mal paso.

Es por eso que es algo limitado de momento y cuando entre algún grupo más será porque se han estrechado lazos con ellos y hay una buena relación y puntos comunes, no por intereses, ni por crecer por crecer. Seguro que el Ixufrina Rock es un buen punto de encuentro para empezar a tejer esa “ nueva escena aragonesa” de la que se habla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies