Huesca Antitaurina y Amnistía Animal denuncian la “campaña mediática acusatoria” llevada a cabo por parte de los “medios tradicionalmente pro-tauromaquia”

Desde estas asociaciones reiteran su compromiso por los derechos de los animales y seguirán "incansables" con su objetivo de "erradicar" el maltrato animal y "fomentar el antiespecismo" en la capital oscense

Foto: Amnistía Animal y Huesca Antitaurina

"Todo empezó en 1998 con Chobenalla, luego PODA (Plataforma Oscense por los Derechos de los Animales) hasta las actuales Huesca Antitaurina y Amnistía Animal, 20 años de lucha ininterrumpida contra la barbarie taurina y el maltrato animal. A lo largo del 2018, y a pesar de los reiterados intentos de boicot por parte de la Peña Taurina Oscense y los obstáculos institucionales por parte de la Sub-Delegación y del Ayuntamiento oscense, la ciudad de Huesca se ha movilizado más que nunca por los derechos de los animales".

Así comienza el comunicado emitido por Huesca Antitaurina y Amnistía Animal tras recibir estas asociaciones, durante la primera semana de noviembre, una sanción de 750,01 euros al calificar de "grave" la acción de colocar un cartel en una farola.

"No deja de sorprendernos la ordenanza municipal de Huesca que castiga con una sanción 'grave' a quien coloca un cartel en una farola y por otro lado califica de infracción 'leve' aquel que 'deteriore' la misma farola", añaden desde ambas asociaciones.

"Menos aún nos sorprende la sanción, así como su desproporción, considerada la actual coyuntura política en Huesca, cuyo alcalde Luis Felipe Serrate del PSOE ha incumplido descaradamente el pacto de gobierno que contemplaba reducir los 'festejos' taurinos durante las Fiestas de San Lorenzo", continúan explicando.

"Los acuerdos están para cumplirlos -aseveran-, como la palabra, sin embargo las 'buenas maneras' y la sensatez brillan por su ausencia en el actual cónclave político oscense porque resulta que en lugar de dedicarse a los problemas reales de la ciudad, se prefiere invertir los recursos policiales y el dinero público en buscar precisamente, y exclusivamente, aquellos que colocan carteles antitaurinos".

"No llegamos a imaginar cuántos agentes de policía, y cuántas horas extras, serán necesarios para poder revisar a partir de ahora todas y cada una de las cámaras diseminadas a lo largo de la ciudad e identificar a todas y todos y cada uno de los grafiteros nocturnos", señalan.

"Esto sí -agregan-, vislumbramos con claridad los intentos, por parte de algunas instituciones oscenses, de atemorizar a los colectivos antiespecistas que luchan en contra del maltrato animal con más perseverancia que nunca".

Asimismo denuncian públicamente la "campaña mediática acusatoria" llevada a cabo por parte de los "medios tradicionalmente pro-tauromaquia y encabezada por el Heraldo de Aragón cuya encrucijada evidencia parcialidad y escasa ética profesional".

Desde Amnistía Animal y Huesca Antitaurina reiteran su compromiso por los derechos de los animales y seguirán "incansables" con su objetivo de "erradicar" el maltrato animal y "fomentar el antiespecismo" en la capital oscense.

Por todo ello solicitan aportaciones, "por pequeñas que sean", para abonar las multas, ya que según indican, "no hay modo de recurrirlas".

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies