Guillermo Zapata, de Ahora Madrid, deja el área de Cultura

La campaña mediática contra el concejal Guillermo Zapata le ha llevado a presentar su renuncia a formar parte de la Junta de Gobierno, aunque mantendrá su acta de concejal.

Guillermo Zapata ha anunciado esta tarde su renuncia a encabezar el área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid. Zapata, que seguirá como concejal, ha presentado su renuncia a Manuela Carmena, alcaldesa de la capital. que la ha aceptado tras declarar a lo largo del día de ayer domingo y hoy 15 de junio que Zapata que “puede tener otra tarea que no sea concejal de Cultura”. No se trata de una dimisión ya que aún no se ha producido el nombramiento oficial de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento constituido el pasado sábado.

El concejal de Ahora Madrid ha comenzado su intervención pidiendo "disculpas y perdón" a las personas que hayan podido sentirse afectadas por los tuits que ha escrito a lo largo de estos años y ha asegurado que "no se justifica en un determinado contexto el generar un dolor a nadie por la acción que yo haya podido realizar". Zapata, que no ha entrado a valorar la campaña mediática que ha sufrido desde que saltasen a la esfera pública algunos de sus mensajes en la red social, ha indicado además que esta mañana ha mantenido una breve conversación con el padre de Marta del Castillo, mencionada en algunos de los tuits del ahora concejal, y que dirigirá "una serie de cartas estrictamente personales a una serie de personas que hayan podido verse afectadas, en especial a la comunidad judía". Asimismo, ha reiterado que no es antisemita y que rechaza "cualquier tipo de violencia".

El cargo público ha explicado que su renuncia del cargo en el Área de Cultura llega porque, en su opinión, el debate sobre los tuits podía afectar a su trabajo como concejal: "Podía condicionar por completo la actividad que tiene que elaborar Ahora Madrid y me parecía que era un ejercicio de responsabilidad quitarme de en medio, ya que desde el principio hemos dicho que éste era un proyecto colectivo. Si este escenario podía generar complicaciones para el desarrollo de un área tan importante como es Cultura, creo que no debería ser la persona responsable de este área".

Zapata ha justificado el no dejar de ser concejal de distrito y abandonar solamente sus competencias en Cultura al considerar que "el debate establecido tenía que ver con la cuestión de la cultura y del uso del humor negro, por tanto había que dejar ese área".

Asimismo, ha reiterado que nadie le ha invitado a marcharse y que su decisión ha venido tras "un proceso discutido en colectivo con un montón de personas no sólo de la candidatura sino también cercanas a ella". "Estamos en un proyecto colectivo, nadie es imprescindible", ha destacado.

Se cierra de este modo la polémica generada por la publicación de cuatro mensajes en la red social Twitter que el ahora concejal había escrito en 2011 para defender al cineasta Nacho Vigalondo. La reacción de los medios de comunicación impresos ABC, El Mundo, El País y audiovisuales ha dictado sentencia pese a la puesta en marcha de un manifiesto de apoyo al concejal Guillermo Zapata, que en pocas horas ha obtenido más de 400 firmas, incluidas las del eurodiputado Miguel Urbán, la líder ecologista Yayo Herrero y otros concejales del Ayuntamiento como Rommy Arce o Pablo Carmona.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies