Gaza podría ser totalmente inhabitable en 2020, según la ONU

Un estudio de Naciones Unidas alerta de las gravísimas consecuencias de las políticas de apartheid desarrolladas por el Estado de Israel en Gaza, que podría resultar inhablitable en menos de cinco años.

Gaza podría ser inhabitable en 2020, según un informe de Naciones Unidas. Foto: Ángel Navarrete (Diagonal)

El informe de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) arroja conclusiones devastadoras sobre el futuro de la franja de Gaza, que podría resultar inhabitable en menos de cinco años de mantenerse la situación actual.

Tras ocho años de bloqueo económico y tres operaciones militares de Israel en seis años, después de la retirada de su población civil de la franja en 2005, Naciones Unidas reconoce que la situación en Gaza es insostenible.

El informe resalta que los ataques militares de Israel han destruido la capacidad de Gaza para exportar y producir para su mercado doméstico, han arruinado sus ya precarias infraestructuras sin dar tiempo a la reconstrucción ni a la recuperación económica, y han acelerado el empobrecimiento del Territorio Palestino Ocupado.

El estudio estima pérdidas directas del triple del volumen de la producción local de Gaza por las tres operaciones militares de Israel entre 2008 y 2014. El sector agrícola perdió unos 550 millones de dólares, según el informe.

Destaca asimismo la gravísima crisis de agua y electridad consecuencia de los ataques durante el verano de 2014. Los casi dos millones de habitantes de Gaza dependen de acuíferos costeros como su principal fuente de agua fresca, y el 95% de ella no reune las condiciones para poder ser bebida.

La intervención militar, recuerda el estudio, exacerbó una crisis energética que ya venía de lejos. En 2012 la capacidad de Gaza para suministrar luz no alcanzaba al 40% de la demanda, algo derivado directamente de la prohibición de desarrollar y explotar los pozos de gas natural descubiertos desde 1990 en la costa mediterránea gazatí.

Además del medio millón de desplazados que provocó la última operación militar de Israel, el informe subraya la destrucción severa de más de 20.000 casas, 148 colegios, 15 hospitales y 45 centros de atención sanitaria primaria.

El desempleo en Gaza alcanzó en 2014 el 44%, su nivel más alto, especialmente elevado entre las mujeres jóvenes palestinas, con ocho de cada diez sin trabajo. El bienestar de la población palestina residente en Gaza es peor que hace veinte años. El producto interior bruto per capita se ha reducido un 30% desde 1994.

Más datos demoledores que arroja el estudio de las Naciones Unidas: la inseguridad alimentaria afecta al 72% de la población y el número de refugiados palestinos que dependen exclusivamente del reparto de comida de las agencias de la ONU se ha incrementado de 72.000 en el año 2000 a 868.000 en mayo de 2015, casi la mitad de la población total de Gaza.

El informe también apunta al bloqueo economico impuesto por Israel en 2007 como causa del cese de operaciones productivas y de la pérdida de empleo.

Noticia publicada en Diagonal.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies