Ganar Teruel presenta una moción en apoyo a los 8 de Yesa

Solicitan manifestar el apoyo de la ciudad de Teruel a las ciudadanas y ciudadanos a los que se les imputan diferentes delitos por los sucesos que tuvieron lugar en Artieda el 10 de octubre de 2012

Artieda 10 octubre 2012. Foto: Coagret.

Este viernes el grupo municipal de Ganar Teruel ha presentado una propuesta para que el Ayuntamiento de Teruel para mostrar su apoyo a los vecinos y vecinas de Artieda imputadas tras las cargas de la guardia civil sufridas en octubre de 2012.

La propuesta, que será debatida este lunes en el pleno del Ayuntamiento de Teruel, pide que se reconozca el derecho a la discrepancia y a la protesta, siempre que se manifieste de forma cívica y pacífica, como un elemento fundamental para construir una sociedad democrática y plural.

Además solicitan declarar el apoyo, de la ciudad de Teruel, a las ciudadanas y ciudadanos a los que se les imputan diferentes delitos por los sucesos que tuvieron lugar en Artieda el 10 de octubre de 2012, al protestar de forma pacífica, así como mostrar su solidaridad y confianza en la absolución para las ocho personas que participaban en dicha protesta y a las que ya se conoce popularmente como "8 de Yesa".

 

Ocho personas imputadas tras la carga de la guardia civil

El 10 de octubre de 2012 en las inmediaciones de la localidad de Artieda, comarca de La Jacetania, decenas de vecinos y vecinas de dicho municipio, así como otras personas solidarias con su causa, se concentraban pacíficamente contra las expropiaciones que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) estaba llevando a cabo en la zona, dentro de los trámites previos a las obras de recrecimiento de Yesa.

No se trataba de la primera vez que se producía una protesta de esas características. El 20 de enero de 2004 vecinos y vecinas de Artieda se apostaron en la entrada de su pueblo para impedir, simbólica y pacíficamente, la entrada de los funcionarios de la Confederación. En ese caso la protesta finalizó del mismo modo que había comenzado, de forma pacífica.

El 10 de octubre de 2012 la situación fue bien distinta. Por órdenes de Delegación del Gobierno, la Guardia Civil cargó contra las personas que se manifestaban y que asistieron atónitas a un espectáculo dantesco. Como así lo atestiguaron las numerosas grabaciones efectuados en el momento de la carga policial, que dan buena fe tanto de la forma en la que actuaron los guardias civiles como de la actitud que adoptaron las ciudadanas y ciudadanos. Como toda respuesta a la carga, las y los manifestantes mostraron una actitud de resistencia pacífica, permaneciendo sentados en la carretera mientras eran golpeados.

Varias personas tuvieron que recibir asistencia médica ante las heridas, de diversa consideración, provocadas por la actuación de la Guardia Civil. Tanto la acción de la Guardia Civil como las lesiones que provocaron entre la ciudadanía congregada en la protesta fueron denunciadas ante las autoridades competentes.

Sin embargo, como consecuencia de esta acción de protesta, ocho de los manifestantes resultaron imputados por delitos de desórdenes públicos, atentado o desobediencia. La fiscalía solicita para ellos un total de 36 años y 300 días de cárcel, así como indemnizaciones que alcanzan los 22.020 euros.

En contraprestación a ello, la Audiencia Provincial decidió archivar la causa contra los dieciséis guardias civiles que participaron en la carga, de la que tampoco se ha derivado responsabilidad política alguna.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies