Ganar Teruel critica la demora del equipo de gobierno para llevar a cabo la limpieza regular de barrios pedáneos

En la actualidad reciben este servicio cuando el alcalde lo solicita mientras siguen a la espera de una nueva barredora

Teruel
Nicolás López. Foto: Ganar Teruel.

Hace un año que el pleno del Ayuntamiento de Teruel aprobó por unanimidad una moción presentada por el grupo Ganar Teruel-IU para incluir a los barrios pedáneos en los planes de limpieza regular. “12 meses después, los barrios rurales siguen sin tener una limpieza regular de sus calles pese a las promesas de la alcaldesa", denuncia el portavoz de Ganar, Nicolás López, junto con la demora del consistorio a la hora de llevar a cabo iniciativas promovidas por los grupos ajenos al equipo de gobierno.

Lo que la formación solicitaba en aquella propuesta era que los barrios rurales cuenten con una limpieza periódica de sus calles al menos, cada 15 días y no únicamente a demanda de las alcaldías pedáneas. Tal y como las vecindades trasladaron a López durante su ronda de contactos con asociaciones, hasta la fecha ese servicio solo es prestado bajo demanda, es decir, cuando un alcalde o alcaldesa solicita una brigada de limpieza. Además, la moción también recogía que esta actuación debe ser atendida a la máxima brevedad posible y ejecutarse de cara al ejercicio presupuestario del año 2022.

Añaden además que en mayo del año pasado se aprobó el destino de 80.000 euros de los remanentes a la adquisición de una barredora para los barrios pedáneos. Han pasado 10 meses desde esa aprobación “y seguimos sin tener noticias de la barredora” sentenciaba López. Según el edil, una de las excusas del equipo de gobierno era que este servicio de limpieza periódica en los barrios rurales comenzaría a prestarse en cuanto se recibiese dicha barredora que, como argumentó la alcaldesa en su momento, “iba a llegar en un par de meses”.

En la actualidad estos barrios solo cuentan con un alguacil o alguacila que dedica parte de su tiempo a limpiar zonas de uso común como parques, espacios deportivos o culturales; sin embargo, no cuentan con los medios ni la capacidad de satisfacer todas las necesidades, en materia de limpieza, que requiere cada barrio. “Se trata de un servicio que lleva demandándose desde hace mucho tiempo y la promesa de la barredora lleva arrastrándose desde el comienzo de la legislatura", sostenía el portavoz.
Desde la formación trasladan que la limpieza de las vías públicas en la ciudad de Teruel es una competencia y una obligación del Ayuntamiento. Sin embargo, el edil consideraba que en esta ocasión el Equipo de Gobierno no está actuando de manera equitativa con los vecinos y vecinas de los barrios rurales respecto a los del núcleo urbano de la capital.

Por último, Ganar Teruel añadía que el abandono que sufren estos barrios es sistemático ya que la limpieza es solo uno de los muchos aspectos que preocupan a sus habitantes. Un claro ejemplo de este abandono, como estas personas trasladaron a López, ocurrió durante el periodo de confinamiento de la pasada primavera, cuando fueron los vecinos y vecinas de los barrios los encargados de fumigar y desinfectar las calles gracias a la cooperación de agricultores y agricultoras que prestaron su tiempo y su maquinaria para tal efecto. “Es inadmisible que exista este agravio comparativo con los vecinos de los barreos pedáneos ya que pagan sus impuestos como los demás, pero no cuentan con los mismos servicios que tenemos en la ciudad”, concluía el concejal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies