Eurocatering entra en concurso de acreedores dejando a un centenar de trabajadoras en la incertidumbre y sin cobrar diciembre 

"La excusa para esta decisión es que este año no han tenido bodas, bautizos y comuniones", denuncia CNT Teruel para recordar que la empresa es la adjudicataria de la gestión de la cocina y comedor de varios colegios públicos

seguridad
Foto: CNT Teruel

Según informa el sindicato CNT Teruel, la empresa Juan Cibi S.L. (Eurocatering), propiedad de Juan Ciércoles presidente de de Ceoe-Cepyme Teruel y de la Asociación Patronal de Hostelería y Turismo de Teruel, con sede social en Quinto de Ebro, acaba de comunicar a sus trabajadores y trabajadoras, alrededor de un centenar, que ha entrado en concurso de acreedores, desde el 16 de diciembre de 2020.

"La excusa para esta decisión es que este año no han tenido bodas, bautizos y comuniones", añade el sindicato. Sin embargo, CNT afirma que la empresa "ha seguido cobrando de la administración pública por cuestiones que no tienen nada que ver con bodas, bautizos y comuniones".

Por ejemplo, según informaba Diario de Teruel, para los cursos 2019-2020 y 2020-2021 Juan Cibi S.L. (Eurocatering) es adjudicataria del contrato de comedores escolares de los colegios públicos San Miguel de Mora de Rubielos, Villa de Utrillas, CEIP Miguel Vallés, CEIP Ensanche, colegio público de la Fuenfresca y Pierres Vedel en Teruel ciudad. Por estos dos lotes la empresa ha debido recibir del Departamento de Educación un total de 661.780 euros (con IVA).

El sindicato advierte que esta situación "también va a afectar, al menos, a monitores de La Arboleda, en Teruel ciudad, y el CP de Albarracín". "Muchas trabajadoras de esta empresa encargadas de sacar adelante los comedores escolares aún están esperando cobrar la nómina de diciembre y la paga extra de Navidad, y el concurso de acreedores les deja en una situación de incertidumbre", critica CNT.

El sindicato CNT Teruel exige al Departamento de Educación que "no se lave las manos con la situación de estas trabajadoras que debería haber internalizado hace años, en lugar de exponerlas a la precariedad y al impago de salarios".

Del mismo modo, y ante la finalización del contrato de servicios en junio de 2021, exige que "se garanticen unos comedores escolares públicos de calidad, sin precariedad laboral, y eliminando los comedores de líneas frías y precalentadas e implementando cocinas in situ que prioricen el consumo de alimentos de calidad, de temporada y de cercanía".

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies