Espacio Municipalista por Teruel propone “actuaciones de urbanismo táctico” para mejorar la seguridad peatonal

EMT propone el uso del urbanismo táctico, intervenciones de “bajo coste” en los tramos finales de las calles Jardinera y Bajo Los Arcos

Parte baja de la calle Jardinera, entre la calle Rosario y la Rambla de San Julián. Imagen: EMT.

El concejal de la formación municipalista, Zésar Corella, propone la planificación de “actuaciones de urbanismo táctico” que contemplen peatonalizaciones y reordenamientos del tráfico rodado que permitan “ganar espacio para la movilidad peatonal, mejorando la seguridad”.

El urbanismo táctico es una herramienta sencilla que permite avanzar en la humanización de las ciudades mediante pequeñas modificaciones “que buscan hacer protagonista de la ciudad a la ciudadanía, priorizando la movilidad peatonal y la calle como espacio público dedicado a la convivencia”.

Estas intervenciones se caracterizan por su bajo coste y rapidez en la ejecución. En caso de funcionar se pueden quedar de manera permanente, y se puede dar marcha atrás si el resultado no es el esperado.

El concejal de la formación Zésar Corella considera que “la planificación urbanística de la ciudad es de otros tiempos, y hace que las calles estén pensadas para facilitar la circulación de vehículos particulares a motor” por lo que propone actuar de cara a “facilitar otro modelo que hoy está evolucionando hacia una ciudad más humana que pone en el centro a la ciudadanía”.

Se trata de “intervenciones puntuales que tienen por objeto modificar la ciudad mediante pequeñas actuaciones localizadas destinadas a crear lugares de encuentro con una puesta en marcha sencilla y de bajo coste, y que incluso pueden ser diseñadas de manera colaborativa”, añade Corella.

Calle Bajo Los Arcos en su tramo comprendido entre las calles San Francisco y Valparaíso. Imagen: EMT.

EMT defiende el urbanismo táctico por tratarse de una herramienta eficaz para la “rápida ejecución” de las intervenciones, lo que sumado al “bajo coste y la pequeña escala” de estas iniciativas “hace que la evaluación de resultados se produzca en tiempos muy breves”.

Además de para la regeneración de vías, espacios públicos y entornos urbanos “puede ser empleada para logar lugares de uso comunitario y para disponer de más espacio para la movilidad peatonal en calles donde las aceras no tienen la anchura adecuada”, consideran desde Espacio Municipalista, y consideran que la ciudad de Teruel presenta espacios degradados o de difícil tránsito peatonal, y que “las intervenciones de carácter táctico y a pequeña escala” pueden contribuir a “transformar la ciudad sin necesidad de esperar la financiación necesaria para acometer grandes obras”.

En concreto la formación propondrá en la próxima comisión de infraestructuras que se realice una primera prueba en los tramos finales de la calles Jardinera y Bajo Los Arcos, lugares que no disponen de aceras adecuadas para el tránsito peatonal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies