Espacio Municipalista exige a Buj hacer “mucho más” en materia de medio ambiente

La formación recuerda a la alcaldesa que aún hay “retos estructurales pendientes”

Zesar Corella. Foto: EMT

Espacio Municipalista–EMT contesta a Emma Buj sus declaraciones en las que la alcaldesa afirmó que “no ha habido un compromiso medioambiental en la ciudad de Teruel tan grande como ahora” y le responde que “se puede hacer mucho más” en la materia.

Entre las últimas acciones realizadas la alcaldesa destacó en sus recientes declaraciones que se ha procedido a la plantación y reposición de árboles, puesta en marcha de nuevas zonas verdes y el cuidado de los espacios públicos, destacando el nuevo parque del Polígono Sur, las actuaciones en las riberas próximas a su finalización así como otras intervenciones de menor calado como el jardín vertical o sustituciones de árboles dañados por la borrasca Filomena, todas ellas enmarcadas en el objetivo de lograr “una ciudad más verde”.

La formación municipalista reconoce como “positivas” estas medidas así como la aprobación del Plan Director de Montes y Zonas Verdes, si bien critica que “no se produzcan avances estructurales” en referencia a la implementación de las medidas contempladas en el propio Plan Director, pues “en materia de gestión de zonas verdes en el término municipal no se han desplegado medidas y tampoco se ha comenzado a renaturalizar el entorno de la ciudad”.

Recuerdan igualmente que la nueva ordenanza de arbolado es una iniciativa propuesta por EMT sobre la que la alcaldesa dijo tratarse de “un paso más y estar en estado avanzado”.

La redacción del proyecto de laderas “se encuentra todavía pendiente de redacción, y por el importe destinado es evidente que su alcance va a ser limitado”, señalan. Los municipalistas creen que “se necesitan redactar y licitar más proyectos para colmatar el entorno de la ciudad como un espacio verde”, pues con “más proyectos y más inversión” se podría comenzar a configurar el anillo verde que vienen reclamando y “haría de Teruel una ciudad mejor para vivir”.

En relación a la captación de fondos europeos para iniciativas de medio ambiente procedentes de planes de recuperación y resiliencia denuncian que “hay convocatorias que se están dejando pasar” como para la adquisición de vehículos eléctricos, y también critican que algunos proyectos presentados son “poco competitivos al tratar de colar la mera renovación de aceras en proyectos de movilidad sostenible”, motivo por el cual la ciudad de Teruel no ha sido seleccionada.

Para EMT hay que “presentar más proyectos” a Europa y otras convocatorias en materia de transformación verde y ecológica, pero para ello “hay que prepararlos mejor” y disponer de un Servicio de Montes y Medio Ambiente municipal “con técnicos especializados y dedicados a la materia”, que actualmente no se tienen. Denuncian igualmente que el PP rechazó crear esta unidad en la tramitación de los presupuestos.

Después hablar de estas cuestiones relacionadas con “una imagen más verde y amable de la ciudad” la formación consideró en el comunicado emitido que “hay otros aspectos medioambientales que avanzan muy despacio” y que para los municipalistas son “fundamentales”, no para reverdecer la ciudad y su entorno, pero si para “no perjudicarlo”.

Denuncian que en materia de gestión de escombros, aguas residuales o abastecimiento “poco se ha avanzado en los últimos años”. Respecto a la apertura del punto limpio “el escaso horario de mañanas hace que no sea posible un uso generalizado” del mismo. El vertedero “genera molestias y contamina todo el entorno”, como el espacio natural de la Laguna de Tortajada.

Igualmente la actual escombrera municipal está llegando al final de su vida útil y deberá “restaurarse su entorno y buscar una nueva ubicación”, sin que por el momento dispongamos de un proyecto o estudio de alternativas.

También desde la segunda mitad de la década de los 90 el problema del agua es “recurrente en Teruel en periodos de sequía”, existiendo proyectos de estudio en varios puntos para estudiar la posibilidad de aflorar pozos subterráneos sin que en años ese abastecimiento alternativo esté garantizado, y “probablemente se termine el mandato sin haber hecho nada”.

Existen además aspectos en los que se podría avanzar, como es el establecimiento de una Unidad Verde de la policía municipal que “podría dedicarse entre otras cuestiones al control de vertidos de escombros o aguas sucias ilegales”, y también al seguimiento de la disciplina urbanística controlando las edificaciones ilegales, y recuerdan que “construir en terreno no urbanizable es un delito”.

Sobre el “compromiso medioambiental” también señalan que durante la celebración de la fiesta de la Vaquilla en Teruel se producen 95 toneladas de basura, fundamentalmente plásticos, que “podrían reducirse adoptando medidas como la implantación en las barras de vasos reutilizables”.

Otro aspecto importante en el que avanzar para Espacio Municipalista – EMT es la constitución de una comunidad energética que “comenzase a producir energía verde en los tejados y entorno” de la ciudad. También destacan que las infraestructuras deportivas y espacios verdes “no se están repartiendo por todos los barrios”, lo que supone un “desequilibrio social que no va en la línea de la sostenibilidad y cohesión territorial”, aspecto muy tenido en cuenta por las convocatorias de ayudas europeas.

Por último señalan que la planta depuradora de Teruel entró en servicio el año 1999 y que desde entonces hasta ahora “siguen existiendo muchos barrios rurales que no depuran sus aguas o se producen vertidos incontrolados en algunos puntos de la ciudad” que no se ha proyectado resolver.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies