Esos “belicosos nietos”… o las lagunas de memoria (democrática) de Lambán

Una reciente polémica, en torno a la mención que efectuaba el presidente Lambán en sus redes sociales, refiriéndose a “esos belicosos nietos de quienes combatieron en la guerra” me obliga a tomar postura. No sólo me parece desafortunada, sino ofensiva, por incierta, falaz y mendaz. En un contexto de un trabajo de recuperación de la Memoria Democrática en la que mucha gente se ha encontrado sola, sin respaldo institucional y que cuando ha llegado el amparo legal éste lo ha sido sin financiación alguna que propiciara la exhumación de familiares (circunstancia de la que se jactaba el presidente Rajoy) aplicar …

Pedro Santisteve.

Una reciente polémica, en torno a la mención que efectuaba el presidente Lambán en sus redes sociales, refiriéndose a “esos belicosos nietos de quienes combatieron en la guerrame obliga a tomar postura. No sólo me parece desafortunada, sino ofensiva, por incierta, falaz y mendaz.

En un contexto de un trabajo de recuperación de la Memoria Democrática en la que mucha gente se ha encontrado sola, sin respaldo institucional y que cuando ha llegado el amparo legal éste lo ha sido sin financiación alguna que propiciara la exhumación de familiares (circunstancia de la que se jactaba el presidente Rajoy) aplicar el calificativo belicoso es totalmente desafortunado.

Bajo esa atribución, el presidente Lambán alimenta las posiciones de la derecha reaccionaria y ultraderecha que expande la idea de que quienes propician esas políticas memorialistas son gente vengativa. El término belicoso se aplica a aquellos "inclinados a la guerra". No me creo que el señor Lambán utilizara aleatoriamente y sin reflexión alguna ese adjetivo.

Es falaz, también, porque el Sr. Lambán alude a ellos como “nietos de los que combatieron en la guerra”, y sabe que cientos y miles de las personas que yacen en cunetas y tapias extramuros de cementerio, fueron asesinadas en la retaguardia sin posibilidad de defensa. Así se lo ha recordado en una Carta Abierta la Plataforma de Asociaciones Memorialistas de Aragón al mencionarle esos 800 asesinados por falangistas con el teniente de la Guardia Civil Eugenio Hernández de Santamaría, al frente.

Le pido al presidente de Aragón que baje al mundo de los mortales, que reflexione y se disculpe ante todas esas gentes que luchan por la Verdad, la Justicia y la Reparación. Usted sabe que no hacen daño a nadie, es más, enarbolan la bandera de la dignidad de sus ancestros, cuyas memorias tienen todo el derecho a reivindicar. Y, desde luego, no se merecen esa ofensa a sus sentimientos con recomendaciones paternalistas acerca de lecturas cuyas afirmaciones están historiográficamente pendientes de comprobación. Las pruebas de los estudios más recientes apuntan indefectiblemente a que la derecha trabajó en una conspiración permanente en el seno del Ejército para generar un estado de ánimo, un clima propicio a un golpe militar, y que en la fecha fijada para el mismo tuvieron un papel determinantes sectores monárquicos (que ya venían conspirando desde el año 1933) hasta conseguir el apoyo de Mussolini al alzamiento militar del 36 contra el legítimo Gobierno Republicano salido de las urnas.

En el acto que tuvo lugar en el cementerio de Fuendejalón, donde fue enterrada, 85 años después de ser fusilada por los fascistas al inicio de la guerra civil, María Domínguez, la que fuera la alcaldesa de Gallur durante un año en la Segunda República y, también, la primera alcaldesa democrática del Estado, no participó ningún belicoso nieto o biznieto. No fue una exhumación de una combatiente, sino la de una maestra hecha a sí misma. Nos acompañó la alcaldesa de Barcelona. Ambos coincidimos en vernos rodeados de gente humilde y tremendamente agradecida. Usted tuvo que verlo porque estaba ahí. Tal vez le falle la memoria (democrática).

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies