600 escolares de Sobrarbe reanudan las actividades del programa “Estudio y difusión del pastoralismo"

Cerca 600 escolares de Sobrarbe conocen la cultura agropastoril durante los cursos 2019-2020 y 2020-2021, en un proyecto que tiene como objetivo "que los niños, las niñas y jóvenes de la comarca sean conocedores del valiosísimo patrimonio, aprendan a amarlo y a cuidarlo"

Imagen de una actividad en el aula, antes de la pandemia.

Cerca de 600 alumnos y alumnas de Infantil y Primaria de la comarca de Sobrarbe participan durante los cursos escolares 2019-2020 y 2020-2021 en las actividades del programa 'Estudio y difusión del pastoralismo en el bien Pirineos-Monte Perdido IV', que "persigue como objetivo que los niños, las niñas y jóvenes de Sobrarbe sean conocedores de nuestro valiosísimo patrimonio, aprendan a amarlo y a cuidarlo", destaca la técnica de Patrimonio de la Comarca, Conchi Benítez.

Debido a la pandemia, parte de estas acciones previstas para el ejercicio 2019-2020, tuvieron que ser  pospuestas y este mes de diciembre se estima que concluya la parte correspondiente a 'Actividades en el aula' con el alumnado de las dos aulas de 4º de Primaria del Colegio Asunción Pañart de L'Aínsa y escolares del Colegio Público de La Fueva. Tal y como indica desde la empresa ainsetana Senderos de Ordesa, Alberto Marín "dadas las circunstancias actuales hemos tenido que rediseñar el programa e intentaremos realizar las ‘Actividades en el aula’ al aire libre".

En primavera se procederá a realizar la salidas de campo de los casi 600 alumnos y alumnas de  Infantil y Primaria de esta comarca pirenaica. Conchi Benítez comenta que "contactaremos con los colegios para planificar las salidas al campo, adaptadas a la normativa COVID-19".

En esta convocatoria, el proyecto 'Estudio y difusión del pastoralismo en el bien Pirineos-Monte Perdido IV', quedó seleccionado entre los primeros de los 27 beneficiarios de todo el Estado. En 2018, en la fase III, fue el mejor valorado entre las 60 propuestas admitidas. "Desde la Comarca de Sobrarbe estamos muy satisfechos de que el Ministerio siga apoyando este proyecto, cuya base gira entorno a la cultura agropastoril y que ha prorrogado hasta mayo de 2021", subraya Benítez.

En la actual fase, se trabaja sobre el Valor Universal Excepcional del bien Pirineos-Monte Perdido, del que la UNESCO reconoció que "se trata de un testimonio excepcional en lo referente a una tradición cultural viva y un ejemplo de paisaje representativo de un período significativo de la historia de la humanidad". De igual modo, "incide en las formas tradicionales de asentamiento humano o en el relevante ejemplo de las grandes fases de la historia de la tierra, con la geología como uno de los exponentes más representativos".

El alumnado del 2º Ciclo de Educación Infantil y de Primaria de los colegios públicos de Sobrarbe, con edades comprendidas entre 3 y 12 años, participan en dos actividades: la primera de ellas se realiza en el aula, con la impartición de un taller de una hora y media de duración, y la segunda consiste en una salida de campo, al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Más de 4.000 escolares han participado desde 2013

Con cifras similares a ediciones anteriores, en torno a 600 escolares de Sobrarbe disfrutan durante los cursos 2019-2020 y 2020-2021 de las actividades didácticas del programa 'Estudio y difusión del pastoralismo en el bien Pirineos-Monte Perdido IV'. Esta acción de difusión para los y las escolares alcanza su séptima edición, avalada por un rotundo éxito de participación. Desde que comenzara en 2013 se han beneficiado más de 4.000 alumnos y alumnas, a los que se suman 588 más.

Al igual que otros años, la cultura agropastoril -que en este territorio se remonta a la Prehistoria y todavía sigue vigente- es la temática sobre la que giran las actividades en el aula y en las salidas al campo. "Desde el comienzo de la Historia, la actividad agrícola y ganadera ha definido la forma en la que los seres humanos hemos vivido y nos hemos relacionado con el medio y con la comunidad en Sobrarbe. Sin duda, ha determinado los rasgos fundamentales de nuestra cultura y patrimonio, a la par que ha dibujado nuestro paisaje. Además, vivimos en un territorio único, testimonio de todas las etapas de la historia geológica de la Tierra y de los procesos geológicos en curso", puntualiza Conchi Benítez.

La UNESCO ha reconocido el alto patrimonio cultural y natural de Sobrarbe. Prueba de ello lo evidencia las figuras de protección que ostenta uno de los pocos territorios del mundo  que cuenta con la "triple corona UNESCO" (sitio Patrimonio Cultural Mundial, Reserva de la Biosfera y Geoparque). La totalidad de la comarca de Sobrarbe conforma el Geoparque Mundial; posee dos bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial –el bien transfronterizo Pirineos-Monte Perdido y una veintena de enclaves con Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica, y dos bienes inscritos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad: la Falleta de San Juan y el Arte de la construcción en piedra seca. A ello hay que añadir la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala.

Esta iniciativa, organizada por el Geoparque Mundial UNESCO Sobrarbe/Pirineos cuenta con una parte de la financiación del Ministerio español de Cultura y Deporte, que ha concedido 21.130 euros, cifra que representa el 75%  sobre un total de 28.173 euros. La parte restante, el 25%, la asume la Comarca de Sobrarbe.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies