En marcha las Jornadas Ecosociales organizadas por el CSO La Cuquera en Uesca

Desde el CSO La Cuquera invitan a acudir a las Jornadas Ecosociales sobre despoblación, okupación rural y defensa del territorio, que tendrán lugar durante los días 13, 14 y 15 de mayo en el CSO, en la plaza Sant Chuan d'a Penya de Uesca.

Jornadas Ecosociales  CSO La Cuquera Uesca

Durante esos días se abordarán cuestiones como el abandono o la sobreexplotación del mundo rural y natural o la destrucción de territorios en pos del avance de un capitalismo cada vez más tecnificado en el que se asienta la comodidad de una pequeña parte de la población, y la explotación y la pobreza del resto, explican desde el CSO La Cuquera.

“Para ello, contaremos con personas y colectivos que, desde hace más o menos tiempo, se baten en el frente de la defensa del territorio o en el de la creación de alternativas de vida al consumismo urbanita. Agradecemos de antemano la predisposición y las ganas de todas, todos, y todes las participantes, seguro que aprendemos mucho de vuestras experiencias”, aseguran desde el CSO oscense.

Las razones para organizar estas jornadas

“Constatamos tristemente cómo las grandes empresas, operando a través de medios de comunicación, publicidad en redes sociales y representantes políticos, tienen hoy más que nunca la capacidad de identificar ideas subversivas para poder eliminarlas antes de que se contagien. Ya no tanto a través de su persecución, lo cual podría resultar ‘democráticamente reprochable’ y lo cual, sobre todo, ha dejado de ser necesario en una sociedad tan desmovilizada como la nuestra, sino a través de su captación para su posterior reproducción en una versión edulcorada e inofensiva para el sistema”, denuncian desde el CSO.

Jornadas Ecosociales  CSO La Cuquera Uesca

La chent de La Cuquera enfatiza que “y, lo que ya es la guinda del pastel, ¡en una posibilidad de negocio! Éste es el caso del ecologismo: bienes de consumo diario supuestamente ‘eco’, camisetas, libros, películas, series, etc. son promocionados por las mismas empresas que explotan sin piedad la naturaleza a lo largo de todo su proceso productivo y comercial. No sabemos en qué medida esto es posible gracias a la opacidad de estas macro-estructuras o a nuestra ceguera transformada en complicidad”.

Para las activistas del CSO “la necesidad de una práctica ecologista libertaria lleva muchas décadas encabezando el discurso de colectivos de todo el mundo, aunque a veces se olvide gracias al borrado de la memoria colectiva al que se nos está sometiendo a los movimientos sociales. No obstante, esta necesidad es, en el actual contexto climático, medioambiental y social, cada vez más difícil de ocultar, y mucha gente empieza a mostrar su rechazo hacia el modelo económico que pretende hacer pasar por viables y sostenibles las miles de hectáreas ocupadas con monocultivos de paneles solares y molinos eólicos, las laderas perforadas y los ríos desecados para poner en marcha pistas de esquí en valles donde ya apenas nieva, los animales hacinados y torturados en granjas industriales, alimentados con transgénicos cuyo cultivo genera más muerte en otras latitudes, etc. Los niveles de destrucción son tan grandes que hace tiempo que llegaron a los hogares de quienes llevan años beneficiándose de ella y viviendo un relato de negacionismo climático”.

“Si profundizamos en las causas del cambio climático, de la desaparición de especies y ecosistemas y, en definitiva, de la destrucción a pasos agigantados del planeta, enseguida nos topamos con las raíces de las que también se alimentan la explotación de la clase obrera, el heteropatriarcado, el colonialismo, etc”, recuerdan desde el CSO, y citan a Murray Bookchin cuando este refiere que “hay un vínculo inherente entre dominación humana y dominación de la naturaleza que sólo podrá ser superado mediante el establecimiento de una sociedad sin jerarquías. De lo contrario, caeremos en trampas como el capitalismo verde o el ecofascismo, que ya llevan años generando despiste y fomentando discursos misántropos o directamente surrealistas”.

Finalmente concluyen asegurando que “a pocos kilómetros de este centro social hay personas trabajando codo con codo para reconquistar los pueblos y los campos, demostrando que la vida puede ser más vida. Un poco más lejos, el pueblo kurdo combate a los Estados con todo lo que tiene y se convierte en un ejemplo internacional de dignidad y apoyo mutuo. Acude este fin de semana al CSO La Cuquera a escucharles, a aprender y a hacer piña con todas las que luchan y defienden la tierra como una trinchera”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies