Mundo

El socialismo verde del Donbass

Donetsk es cabecera de una de las comarcas más contaminadas del mundo, pero también nombrada la ciudad industrial más verde en el año 1966, la ciudad del millón de rosas y las muchas fuentes, estratégicamente distribuidas para paliar los efectos de la polución carbonifera y metalúrgica.
| 13 mayo, 2015 07.05

El carbón, cuyas reservas estimadas durarían 400 años al ritmo de estracción actual, fue la lanzadera de este polo industrial conocido como Donbass, al cual durante los años del desarrollismo inmigraron trabajadores de toda la Unión Soviética, convirtiendo este rincón de soberanía disputada en el más dénsamente poblado y más rico de la ucrania de ayer: “sin Donbass”, dijo Lenin, “la construcción del socialismo se quedaría en un bonito sueño”.

Uno de los elementos caracterizadores del Donbass son los ‘terrikones’, montañas de deshechos de carbón que delatan la presencia de minas, que a su vez son piezas de arqueología industrial. Llama la atención el hecho de que la mayoría de los ‘terrikones’, en un lugar donde el 70% de las industrias y el 80% de los koljoses se visten de ruina y abandono, han sido cuidadosamente repoblados.

Un minero jubilado nos aclara el misterio: hasta la desaparicion de la URSS una organización se dedicaba a repoblar estas montañas. Cuando habla de organización no se refiere a un grupo de entusiastas jadico en mano, sino a una empresa con sus tractores y camiones, que asaltaban las puntiagudas montañas negras para rebozarlas de arcilla y tierra vegetal y finalmente plantar acacias.

Esa organización soviética desapareció con la URSS. Al mismo tiempo aparecieron organizaciones ilegales que arrancaban el carbón poco profundo con ayuda de tractores, levantando grandes extensiones de vegetación, para obtener carbón de mala calidad con mano de obra precaria y explotando un recurso estratégico, reservado para situaciones de guerra por su accesibilidad.

La guerra sigue en el Donbass, dicen que Ucrania no podrá hacer frente a los créditos que solicita sin el Donbass, ni aspirar al desarrollo industrial ni a la autonomía energética. Otros dicen que la guerra enfrenta a un modelo de sociedad democrático con otro soviético. Aquí ya han elegido modelo sovietico, solo falta que la democracia deje de bombardearles.

A los ‘terrikones’ reforestados llegaron las ardillas. En las laderas sur las acacias se esfuerzan por vencer al desierto; mientras que en la norte algunos abedules, símbolo de Rusia, van sustituyendo a las acacias.

[Eloy Fontán es periodista y corresponsal en el Donbass]

13 mayo, 2015

Autor/Autora

Periodista y corresponsal en Donbass. @eloyfontan. Canal Vídeo Info Donbass: https://www.youtube.com/channel/UC8sw06EgEL75w8vovQQ_UWQ


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR