El recrecimiento de Yesa y la crisis

El recrecimiento de Yesa en el contexto de la grave crisis actual fue analizado en profundidad el pasado día 1 de septiembre en una charla coloquio organizada por la Asociación Río Aragón en el Casino de la Unión Jaquesa de dicha ciudad altoaragonesa. La conclusión no pudo ser más rotunda: en el recrecimiento de Yesa los datos de aforos y demandas no constan, por lo que su ejecución no es una decisión técnicamente fundada. Se podría, pues, desembocar en una situación en la que se tuviera un muro de presa más grande y cuyos escasos metros cúbicos de agua complementarios, …

El recrecimiento de Yesa en el contexto de la grave crisis actual fue analizado en profundidad el pasado día 1 de septiembre en una charla coloquio organizada por la Asociación Río Aragón en el Casino de la Unión Jaquesa de dicha ciudad altoaragonesa. La conclusión no pudo ser más rotunda: en el recrecimiento de Yesa los datos de aforos y demandas no constan, por lo que su ejecución no es una decisión técnicamente fundada.

Se podría, pues, desembocar en una situación en la que se tuviera un muro de presa más grande y cuyos escasos metros cúbicos de agua complementarios, tan sólo disponibles en los escasos años muy lluviosos, hubieran supuesto un coste desorbitado e imposible de asumir por los usuarios, lo cual volvería a conllevar una nueva socialización de pérdidas, en todo caso inadmisible en el contexto de la actual crisis.

Los argumentos para entender el proyecto se expusieron durante la charla que bajo el título El recrecimiento de Yesa en el contexto de la crisis actual organizó la Asociación Rio Aragón para la tarde del 1 de septiembre en el Salón del Ciento del Ayuntamiento de Chaca y en la que participaron José Manuel Nicolau, biólogo y profesor de ecología en la Universidad de Zaragoza, Jorge Bielsa, economista y profesor de la Universidad de Zaragoza y Luis Solana, presidente de la Asociación. Abordaron en conjunto distintos aspectos relacionados con dicho proyecto; posteriormente se abrió un espacio para el debate entre las asistentes.

Comenzó Nicolau preguntándose por qué siguen insistiendo después de 30 años en recrecer Yesa, apuntando qué posibles riesgos de la actual presa podrían estar detrás pero que, por supuesto, han sido y siguen siéndolo las apetencias trasvasistas para la especulación en Levante las razones que lo impulsan. Hizo un repaso a las múltiples y graves afecciones que conllevaría, entre ellas el sufrimiento a una comarca ya castigada con el actual embalse, problemas evidentes de seguridad, afecciones al Camino de Santiago y demás patrimonio cultural o ambiental y, por supuesto, una más que cantada ruina económica. Recordó Niculau alternativas viables ya planteadas en su momento desde la Fundación Nueva Cultura del Agua y terminó haciendo un llamamiento a la comarca de la Jacetania y al territorio montañés para ir más allá de lo ya conseguido tras muchos años de lucha, en el sentido de no inundar pueblos y exigir el protagonismo que debe tener un territorio que es clave en la generación del recurso agua y que ha visto cómo territorios lejanos e insensibles con las necesidades montañesas colonizaban el recurso y parte de los valles más productivos para su propio interés; en definitiva, volver a reivindicar el espíritu de la dignidad de la montaña que resultó clave para comenzar a cambiar las cosas a mediados de los 2000.

El economista y profesor de la Universidad de Zaragoza Jorge Bielsa presentó los resultados de tres estudios elaborados en los últimos años sobre el recrecimiento de la presa del Guadalope, la reducción de las aportaciones de los ríos en la Cuenca del Ebro y el análisis de rentabilidad del complejo Itoiz-Canal de Navarra. Las conclusiones resultan totalmente aplicables al recrecimiento de Yesa. El recrecimiento de la presa del Guadalope ha más que duplicado la capacidad del embalse, pero con ello sólo han conseguido que se llene al 50%, con lo cual tan sólo se tiene un muro más grande y el mismo recurso, que habiendo generado más expectativa conllevará mayor escasez. Para ello ha sido necesario destinar hasta el 50% de fondos Miner, que dicho sea de paso ni siquiera han generado un puesto de trabajo, y que el Estado aporte el otro 50%, de los cuales tan sólo entre el 10% y el 20% podrá ser asumido por los usuarios. Denunció Bielsa el empecinamiento que sigue dándose por los demandantes de estas obras que confunden querer otro embalse con querer otro río. En el caso de Aragón el problema radica en que las demandas ya superan las aportaciones del propio río.

A continuación señaló la relación que tiene lo apuntado anteriormente con la reducción de caudales en los ríos de la cuenca. El cambio climático o el cambio en los usos del suelo - con la revegetación que ello ha conllevado y que explica en gran medida lo que está ocurriendo con los incendios forestales - ha supuesto hasta la fecha una disminución en el caudal medio del rio del 23% - de 1.000 a 770 hm3 -, que además lleva camino de aumentar. Frente a esta realidad, que a fecha de hoy marca ya una tendencia clara y consolidada, los estudios para justificar Yesa - el borrador de Plan de Cuenca - sitúan como reducción media de la aportación de los ríos de un 10 % y a futuro, previendo que eso ocurrirá en el largo plazo cuando, merece la pena insistir, en la actualidad ya ocurre mucho más. El tema de las aportaciones es, por tanto, clave para poder justificar su política de construcción pantanos, los resultados que se derivarían, al igual que en Santolea – cuya construcción se desaconsejó finalmente tras estudiar los datos de aforos y demandas - serían un gran embalse muchos años semivacío y provocando escasez permanente en el sistema de Bardenas y otros usuarios. Hizo especial hincapié en el despropósito que supone planificar una actividad económica confiando en que para ello te toque la lotería. Igual de descabellado es hacerlo con el regadío pensando en que algún año pueda resultar muy lluvioso y se llegase a llenar el embalse.

Abordó posteriormente el economista el reciente informe sobre la viabilidad económica del complejo Itoiz-Canal de Navarra, elaborado por Rosario Brinquis y codirigido por el propio Bielsa. Las conclusiones son demoledoras y se hallan en las antípodas de lo indicado en la Directiva Marco de Aguas, ya que frente a la inversión de 1.752 millones de euros se podrá recuperar con todos los usos previstos tan sólo el 26,9%. Señaló, además, lo dificultoso que ha resultado poder contabilizar el total de gastos, algo inaudito en una administración que debiera ser transparente, y lo ruinosa que resulta una inversión que no puede ser amortizada ni aún dedicando la totalidad de la producción que de ella pueda derivarse. En este sentido si cada metro cúbico complementario de Yesa recrecido se analizara en los mismos términos la inversión todavía resultaría más ruinosa. También puso de relieve lo necesario que resulta que se sepa previamente el coste de estas infraestructuras y que quienes las reclaman estén dispuestos asumir los costes que conllevan. Desgraciadamente todavía confían en que antes o después las pagaremos entre todas. Es decir que una vez más se constata como la socialización de las pérdidas de algunas forma parte del proceder habitual de la administración pública.

Terminó señalando que el mero análisis económico hace absolutamente inviable el recrecimiento de Yesa y que en estos momentos de crisis existen múltiples lugares donde la inversión resultaría infinitamente más oportuna. Y ello sin tener en cuenta otras variables que no harían sino acentuar el diagnóstico. Además el uso programado no es ni de lejos, en el escenario actual, el mejor para nuestros ríos de régimen mediterráneo.

Finalmente intervino el presidente de la Asociación Río Aragón, Luis Solana, quien abordó los sucesivos incrementos presupuestarios del recrecimiento y el desarrollo del proceso expropiatorio que ha tenido lugar hasta la fecha, y que tendrá un nuevo capítulo en Artieda el próximo 19 de septiembre. De los 113 millones de la adjudicación en 2001 se ha pasado a 300,4 millones en el presupuesto de 2.012, es decir un incremento del 264%, y ello para pasar de un embalse de 1.525 Hm3 a uno de 1.050 Hm3. Este incremento resulta tan escandaloso que hasta un informe del propio ministerio de Medioambiente recientemente publicado en El País lo señala como el más significativo de todos los estudiados. Se preguntó por qué lo que resulta inaceptable para la clase política en otras materias en ésta parece concitar un silencio y ocultación escandalosos y hasta dónde puede llegar esta escalada imparable.

Referente a las expropiaciones anunció que para el próximo 19 de septiembre se ha convocado a propietarios y Ayuntamiento de Artieda a un nuevo acto de levantamiento de actas de ocupación previa. En este caso, sumándose a las 10 ya expropiadas el pasado abril, se trataría de 62 nuevas has. de la mejor tierra. Más allá de otras consideraciones denunció que esto se haga bajo la fórmula de un procedimiento de ocupación urgente que lleva fecha de 2001 y que para un trozo de pista que supone 2 km se expropien fincas completas de hasta 8 has. o una de las propiedades más importantes del Ayuntamiento que resulta vital para su solvencia económica. Mostró la firme oposición de los vecinos a este nuevo acto expropiatorio e hizo un llamamiento para acudir ese día a acompañar a los vecinos y vecinas de Artieda.

El acto terminó con un coloquio en el que se profundizó en lo expuesto, vecinos afectados por las expropiaciones manifestaron su rabia ante el robo legal que éstas suponen, se analizó el talante predemocrático y corrupto de la CHE, se valoró la incorporación del recrecimiento de Yesa al trabajo de los grupos del 15M que desarrollan el tema de la deuda, se constató el engaño al que se somete a la población de Zaragoza con su abastecimiento, se valoró acudir a Europa para denunciar que sigue la política de gastar dinero en obras que luego no se rentabilizan, de las que hay múltiples ejemplos y que han contribuido a la actual crisis y se exigió que los 200 millones pendientes en presupuestos para recrecer Yesa se deriven a servicios e inversiones verdaderamente sociales y productivas.

Asociación Rio Aragón | Para AraInfo

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies