El Quebrantahuesos en Picos de Europa

Respecto de la noticia que publican en AraInfo sobre la nidificación del quebrantahuesos en el Pirineo comentar lo siguiente.

Que el quebrantahuesos esté incubando –según la Fundación- no significa que haya nacido un pollo y que este vaya a volar. Hay que esperar.

“Se ha instalado el nido en una zona de gran calidad de hábitat para la especie en el Macizo Central” (se puede leer en su artículo) –Según la Fundación supongo-. En los Picos de Europa aparecieron los venenos hace ya casi veinte años. Coincidió con la recolonización del lobo de estas montañas. Era previsible que, en cuanto apareciesen daños al ganado, la respuesta de los ganaderos sería utilizar venenos. Mientras no se eliminen los venenos –algo muy difícil mientras haya daños al ganado- la reintroducción del quebrantahuesos en un pozo sin fondo, donde se sumen los pollos reintroducidos.

Hace años vino a Asturias el entonces Presidente de Aragón –Marcelino Iglesias-, se reunió con el entonces Presidente del Principado de Asturias –Vicente Álvarez Areces- y vendieron el proyecto pergeñado por la Fundación (léase: Empresa con pingües beneficios) Quebrantahuesos. Aparecieron en la prensa, escanciando sidra y haciéndose fotos… continuó el “Proyecto”.

Son ya varios los quebrantahuesos reintroducidos  que han muerto en Picos de Europa. No hay problema: el origen de esos pollos son los nidos de quebrantahuesos del Pirineo Aragonés –mayoritariamente del Parque Nacional de Ordesa- que son expoliados (osea: robados, extraídos del nido)  para ser incubados en unas instalaciones que tiene la Fundación en Zaragoza y luego –tras un periodo en una jaulas de pre-suelta en Escuaín- son soltados en Picos de Europa.

No entiendo cómo el Gobierno de Aragón permite que se lleven huevos de nidos de una especie muy sensible, de escaso índice de reproducción, para ser soltados en un territorio donde hay venenos.

No entiendo cómo las Administraciones Autonómicas –quienes tienen las competencias de Medio Ambiente- continúan despojando a los profesionales que nos dedicamos a preservar y mantener los hábitats, de los medios necesarios para hacer nuestro trabajo, para privatizar la gestión de ciertas especies y trabajos, de forma encubierta.

Se crean las mal llamadas “Empresas Públicas” (“Sarga” en Aragón, “Amaia” en Andalucía, Tragsa y Tragsatec en casi toda España) así como “Fundaciones” (la que nos ocupa, pero también la “Fundación Biodiversidad” –que son los que llevan el proyecto de cría en cautividad y reintroducción del lince- las fundaciones “Oso Pardo”, “Oso Cantábrico”… y un largo etcétera) a quienes les ceden las competencias que deberían ser ejecutadas por las propias CCAA, con sus medios y sus profesionales.

Si hay especies emblemáticas con tirón mediático: Lince, Águila Imperial, Quebrantahuesos, Oso Pardo… etc. Allí aparece una “Fundación”, nombre bonito que se asocia a una ONG o algo altruista y benefactor, para apoderarse del “bicho” –argot muy utilizado en estos ámbitos- y conseguir subvención de: la UE (fondos LIFE), las Administraciones Públicas, empresas privadas, bancos y demás entidades que necesitan blanquear su imagen de usureros deshumanizados, con estos detalles relacionados con la Naturaleza que tanto le gustan a los ciudadanos.

Hace ya muchos años que ejemplares de quebrantahuesos en periodo de “dispersión juvenil” han sobrevolado los Picos de Europa. Es cuestión de tiempo que –si la población pirenaica continúa aumentando- continúen recolonizando antiguos territorios. Pero… mientras haya venenos, esto no es viable.

El caso de “Acuamed”, empresa “Pública” dependiente del Ministerio de Agricultura (la Fundación Biodiversidad también depende del mismo ministerio), es un caso típico de fraude al erario público, desvío de dinero público a manos privadas, mientras los profesionales del Medio Ambiente no tenemos medios: emisoras, repetidores, despachos, ordenadores, vehículos en condiciones… etc., para servir al ciudadano. El rico pastel –el Medio Ambiente- se está privatizando de forma encubierta con “Empresas” y “Fundaciones” que en muchos casos son fruto del nepotismo de los Consejeros de Medio Ambiente, ministros… etc.

¿Exagero…? Bien pues este es un ejemplo sólo de lo que sucede en el Parque Nacional Picos de Europa: La reintroducción del quebrantahuesos la realiza la susodicha Fundación. El tema del lobo está privatizado a una empresa: ARENA. La gestión del urogallo la lleva SEO/Birdlife y la la Fundación Biodiversidad. El control veterinario del Parque hace más de veinte años que lo lleva Tragsa/Tragsatec. Todos estos “Entes” (alguno de mis compañeros dicen: “Chiringuitos”)  obtienen millones de euros por una labor que le compete al Estado y que está privatizando.

Como nota de despedida aconsejaría a los periodistas o becarios que recaban información para luego publicarla, que se documentasen más y no se conviertan –los periódicos- en meras oficinas de información de los entes arriba descritos.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies