El Partido Popular pretende encarecer el acceso al agua mediante las obras de La Loteta

Comunicado de Podemos Zaragoza

Pantano de Yesa. Foto: CHE

La moción que presentará hoy en el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza el Partido Popular para que se apoye el proyecto del recrecimiento de Yesa es una muestra más de la presión de las constructoras y de los grupos de interés para potenciar inversiones mal diseñadas y realizadas. El PP pretende 'impulsar' un embalse, el de La Loteta, que diversos estudios han demostrado inservible para la acumulación de agua de boca.

El Partido Popular intentará que el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza apruebe una propuesta de apoyo al recrecimiento del pantano de Yesa, potenciando de esta manera el uso del embalse de La Loteta para la traída de aguas a Zaragoza.

El proyecto de abastecimiento de Zaragoza y su entorno con aguas del Pirineo se lanzó hace algo más de una década y media con la intención de involucrar a la población de Zaragoza en la pretendida necesidad de beber agua del Pirineo. Desde entonces el Partido Popular ha apostado por recrecer el pantano de Yesa, entonces clave para el felizmente enterrado trasvase del Ebro.

Se trata de un proyecto totalmente irracional, con un coste de unos 2 euros por metro cúbico del que Zaragoza debe pagar el 90% aproximadamente a pesar de que hay aguas de calidad accesibles en los acuíferos de la Sierra de Águilas o el Alto Huerva, que podrían distribuirse mediante gravedad en lugar de por el método del bombeo.

La joya de la corona de este proyecto era el embalse de La Loteta, pero el sustrato de yesos del vaso del embalse ha provocado una disolución masiva de sulfatos y otras sales que han imposibilitado, cuatro años después de su construcción, que el agua en él almacenada no sea apta para el consumo. En global la inversión ha ascendido, por el momento, a unos 90 millones de euros.

Mediante la presentación de esta moción el Partido Popular quiere que el recrecimiento de Yesa, ahora paralizado, siga adelante. Y, en consecuencia, que se paguen con dinero público las obras de reparación de fugas del embalse de La Loteta, que ascienden a 2 millones de euros. El pago de esta obra se realizaría a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Pero hay que recordar que el embalse de La Loteta tiene una erosión por debajo de la presa que va a obligar a inyectar cemento en la misma, de momento sin horizonte final.

Si se completasen las obras, Zaragoza y su entorno tendrían que pagar 3,4 millones de euros al año por la traída de aguas de Yesa a la ciudad. Es decir, casi cuatro veces lo que se paga a la CHE por usar las infraestructuras del sistema de Bardenas. Y eso para un embalse cuya agua, actualmente, no sirve para el consumo humano.

La presentación de esta moción por parte del Partido Popular es una muestra más de la presión de las constructoras -con ACS, Ferrovial o FCC a la cabeza- y de los grupos de interés para impulsar inversiones mal planteadas y pésimamente realizadas. De aprobarse esta moción y realizarse las obras, estas pasarán a ingresar la factura de las arcas públicas, en lugar de dedicarse esos recursos a garantizar derechos sociales y no a encarecer el acceso al agua.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies