El Juzgado paraliza temporalmente la destrucción del antiguo Seminario de Uesca

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Uesca ha dictado medidas cautelares de suspensión de cualquier actuación sobre el edificio hasta que no dicte sentencia sobre la protección de los patios históricos del conjunto monumental

seminario
Concentración frente al Seminario de Uesca. Foto: María Rodrigo.

El procedimiento contencioso administrativo instado por la entidad de utilidad pública Apudepa, amparada por la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca, ha sido admitido a trámite por el Juzgado de lo Contencioso número 1 de Huesca. Igualmente, se han dictado las medidas cautelares solicitadas en la demanda con el fin de paralizar cualquier intervención en el conjunto del antiguo Seminario Conciliar, objeto de interés urbanístico por parte del Ayuntamiento de Uesca.

El auto, dictado por el Juzgado con fecha 6 de julio, obedece a la denegación del Ayuntamiento por silencio administrativo, relativa a la declaración como Monumentos de interés local para los inmuebles que conforman los dos patios históricos del conjunto monumental. La negativa municipal en primera instancia a la protección demandada y la falta de respuesta al recurso correspondiente interpuesto, determinó a las entidades patrimonialistas la solicitud de intervención y protección judicial.

El escrito de interposición de la demanda refiere “la mala fe con la que ha venido actuando el Ayuntamiento de Huesca, quien no ha contestado al recurso de reposición presentado, lo que ha colocado a los demandantes en una situación de indefensión absoluta puesto que desconocen las razones por las que se ha desestimado”. Así las cosas, prosigue el texto de la denuncia, “debería adoptarse la medida cautelar de suspensión de cualquier actuación sobre el Seminario Conciliar de Huesca puesto que en caso contrario devendría en imposible el cumplimiento de una sentencia que reconociera la protección del mismo”.

Para Apudepa y la Plataforma, la decisión judicial viene a “aliviar temporalmente” la preocupación ante los planes de derribo de estancias fundamentales en el inmueble como el patio del siglo XVI, en buena medida elemento central en la configuración del conjunto monumental.

“Hemos constatado nuevamente en las infografías y vídeos publicitados por el Ayuntamiento, que son una respuesta pagada con dinero público a las demandas de la Plataforma con la que se niegan a dialogar, que la remodelación que se pretende destruye la unidad patrimonial conformada a lo largo de los siglos, así que no nos queda otro camino que buscar el concurso de la Justicia para que no se cometa un atentado que sería irreversible contra un bien común”.

Los demandantes, en una carta enviada al alcalde, reiteran su voluntad de diálogo y la búsqueda de acuerdos constructivos para la regeneración integral y financiación de un inmueble que forma parte indisoluble de la historia arquitectónica, urbanística y sentimental de la ciudad. “Bienvenidas sean las medidas cautelares –reiteran fuentes de la Plataforma– para impedir por el momento que las máquinas mutilen la historia colectiva”.

En una escueta nota de prensa, el Ayuntamiento de Uesca asegura que todavía no se han aprobado definitivamente las medidas cautelares ya que a partir del 12 de julio "se abre un plazo de 10 días para que las partes involucradas en el proceso puedan formular alegaciones". Tras la contestación del Ayuntamiento de Uesca, el Juzgado se pronunciará estimando o desestimando la solicitud de suspensión planteada por el recurrente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies