El IVA sanitario aumenta once puntos en enero

DIAGONAL | El incremento afecta a equipos médicos, aparatos de diagnóstico, instrumental sanitario, productos farmacéuticos y sustancias medicinales que sirven para la fabricación de medicamentos.

Foto: Redondo de Confusión
Foto: Redondo de Confusión
Foto: Redondo de Confusión

DIAGONAL | El incremento afecta a equipos médicos, aparatos de diagnóstico, instrumental sanitario, productos farmacéuticos y sustancias medicinales que sirven para la fabricación de medicamentos.

El Gobierno español ha dado la bienvenida al año 2015 con un incremento del IVA de los productos sanitarios, que ha pasado del 10% al 21%. A partir de ahora, jeringuillas, tiritas o termómetros pasarán del tipo reducido de IVA al tipo general. La subida afectará también a los equipos médicos, aparatos de diagnóstico, como escáneres, TAC, aparatos de rayos X, instrumental sanitario, mobiliario, productos farmacéuticos y las sustancias medicinales que sirven para la fabricación de medicamentos. En total, al menos un 70% del material sanitario se verá afectado por esta subida. Además, se prevé que aunque los medicamentos sigan manteniendo un IVA de tipo superreducido, del 4%, la subida del IVA en los productos intermedios probablemente repercutirá en el precio final de éstos.

Las únicas excepciones a esta subida serán los productos destinados a personas con discapacidad, además de algunos productos sanitarios como vendas, gasas, parches oculares o botiquines de primeros auxilios, según informó el Gobierno al presentar la reforma este verano.

Esta reforma pretende dar cumplimiento a una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de enero de 2013, que obligaba al Estado español a aplicar este incremento sobre los productos sanitarios después de una denuncia interpuesta por la Comisión Europea. Según la Comisión, el Estado español incumplía la directiva relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido, argumento aceptado por el TJUE, que condenaba al Estado a aumentar el IVA en las “sustancias medicinales susceptibles de ser utilizadas habitual e idóneamente en la obtención de medicamentos” o en “los productos sanitarios, el material, los equipos o el instrumental que, objetivamente considerados, solamente pueden utilizarse para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar o curar enfermedades o dolencias del hombre o de los animales”, entre otros.

En los últimos cinco años, los productos sanitarios han sufrido un incremento en su precio del 300%, ya que en 2010 éstos tributaban a un 7%, y han ido subiendo progresivamente a un 8% y a un 10%, y desde ahora a un 21%. Este incremento afectará directamente a las arcas de los territorios, que tendrán que asumir unos sobrecostes de 400 millones de euros. Por otro lado, según un informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, del que forman parte las principales empresas privadas de la sanidad, publicado cuando se anunció la medida, “para mantener la rentabilidad histórica, el sector podría tener que recortar en los costes de personal”, y anunciaban ya unos posibles recortes de personal que podrían dejar en la calle a 21.500 personas.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies