El Instituto de Estudios Turolenses presenta sus novedades editoriales en el formato online de la Feria del Libro

La entidad, dependiente de la Diputación de Teruel, celebra el próximo sábado su primer consejo editorial tras el nombramiento del nuevo director, Nacho Escuín

turolenses
Foto: DPT

La geología, el agua, el patrimonio y las aves de las comarcas del sur son los temas protagonistas de las cuatro novedades editoriales que presenta el Instituto de Estudios Turolenses (IET). Así lo han detallado responsables de la entidad dependiente de la Diputación de Teruel durante una rueda de prensa en la que han anunciado que también el próximo sábado se celebrará el primer consejo editorial desde que ha asumido la dirección, Nacho Escuín.

Las novedades editoriales se presentan este viernes en el programa de actos online de la Feria del Libro de Teruel de manera digital por las restricciones sanitarias decretadas en la ciudad, pero se han avanzado en esta rueda de prensa en la que han participado el diputado delegado de Cultura, Diego Piñeiro; el director del Instituto de Estudios Turolenses, Nacho Escuín, y el subdirector, Juan Villalba.

“Somos una gran editorial de la cultura turolense”, ha destacado Piñeiro, que ha recalcado el “trabajo que realiza el Instituto, que tiene un gran potencial” y que supone “un vector de desarrollo fundamental de la cultura en nuestra provincia”, algo que se quiere consolidar con el trabajo del nuevo equipo directivo que trabaja en numerosos proyectos.

Las cuatro publicaciones destacadas por el IET son 'Geología de Teruel', de Luis Alcalá, José Pedro Calvo y José Luis Simón; 'Tras la memoria del agua. Abastecimiento y usos en la ciudad de Teruel (1879-1951)', firmada por Fernando Burillo y Ana Ubé, dentro de la colección 'Monografías Turolenses'; 'Aves de la provincia de Teruel', firmada por Adrián Ponz y Fermín Muñoz, dentro de la colección Cartillas Turolenses; y 'El convento de Santa Catalina. Historia de la presencia de las franciscanas clarisas en Teruel', de Pedro Luis Hernando y José Manuel Latorre.

Todas ellas se encuentran en la red de librerías habitual de las comarcas del sur y pueden adquirirse a través de la página web del Instituto de Estudios Turolenses, o descargarse de manera gratuita en el caso de la última publicación, que está dentro de la colección de libros digitales del IET.

El director del IET ha resaltado también el papel impulsor de la cultura que tiene esta entidad, a la que ha calificado como “una de las principales editoriales de Aragón” y de este modo “Teruel tiene un auténtico cañón en el sector editorial, tiene algo que es muy difícil tener y que solamente se puede explicar gracias a que hay una Diputación provincial detrás que apuesta por Teruel, los autores turolenses y los estudios turolenses. Esa es la clave de bóveda de nuestro día a día”.

Aprovechando la feria se había programado para el próximo sábado la celebración de la primera reunión del Consejo Editorial del IET tras el nombramiento del nuevo comité científico. El encuentro, el primero de esta nueva etapa con Nacho Escuín al frente y Juan Villalba como subdirector, se va a mantener y ambos participarán en la cita junto a Laura Mindán, Montserrat Martínez Antonio Pérez Lasheras, Pedro Rújula, Alfredo Saldaña y Alexia Sanz.

Entre los temas que abordarán, según ha anticipado Escuín ante los medios, está la aprobación de próximas publicaciones, la nueva estrategia de promoción y difusión de las publicaciones, un plan específico de difusión de las publicaciones en otras lenguas (catalán) y la aprobación de la nueva colección de antologías de poetas aragoneses en Teruel.

El director ha explicado también que pondrán en marcha planes de fomento de la lectura en la zona así como otras iniciativas para, a través de la literatura, difundir la historia y las costumbres aragonesas.

Por su parte, el subdirector Juan Villalba ha destacado que el IET afronta esta nueva etapa por una colaboración más estrecha con los centros de estudios locales y comarcales, y con ello “acercar a los municipios la cultura”. A la publicación de libros quieren sumar otras iniciativas culturales que tengan que ver con la música o el cine, entre otros, y extender esto al consejo científico para que se abra a otras áreas como el cómic o la ilustración y con ello la divulgación para todos los públicos.

Publicaciones

Con el título 'Geología de Teruel', Luis Alcalá, José Pedro Calvo y José Luis Simón han coordinado una obra de 241 páginas, con dos desplegables, que se va a convertir en una referencia en su campo, no solo a nivel territorial o estatal, sino también internacional. El Instituto de Estudios Turolenses se ha ocupado desde sus inicios de la transmisión y divulgación del conocimiento geológico de la zona de Teruel. La obra supone un paso más en esta labor y se sitúa entre las mejores publicaciones sobre geología territorial a nivel internacional, comparable a las ediciones hechas por los servicios geológicos de numerosos estados europeos. En ella se combinan el interés científico con la validez para las personas aficionadas a la naturaleza, gracias a unos contenidos de adecuada comprensión para el público interesado en la materia.

El texto, profusamente ilustrado con fotografías, mapas y gráficos ofrece un recorrido por los territorios geológicos de las comarcas del sur, se describen los espacios geológicos singulares y se ofrecen rutas geológicas de interés didáctico y turístico. Finalmente, se incluyen todas las Geolodías (guías de las excursiones realizadas dentro de las jornadas estatales de divulgación de la geología) realizadas hasta la fecha.

Otra de las publicaciones que el IET dará a conocer durante la feria es la titulada 'Tras la memoria del agua. Abastecimiento y usos en la ciudad de Teruel (1879-1951)', firmada por Fernando Burillo y Ana Ubé, dentro de la colección 'Monografías Turolenses'. Una publicación de 2016 páginas que ahonda en la historia de la capital turolense.

El agua es un elemento esencial en la vida de las personas, por eso el autor y la autora del presente trabajo se plantearon que el estudio de su gestión en una comunidad concreta, en este caso la ciudad de Teruel, podría aportar una valiosa información histórica. Seguir el rastro del agua "permitirá conocer los denodados y tantas veces infructuosos esfuerzos del Ayuntamiento para lograr un suministro abundante y de calidad", así como atisbar los entresijos de los sistemas políticos de la Restauración, la Dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República y los primeros años del franquismo en Teruel.

A su vez posibilitará al lector o a la lectora entrar en las viviendas, tanto de los ricos como de los pobres, y comprender la evolución de las percepciones que sobre la higiene y la intimidad tenían los y las turolenses a lo largo del período en estudio. Cuando en los años treinta comience la instalación del agua corriente en los hogares, su vida cotidiana, y más en particular la de las mujeres, secularmente encargadas de su acarreo y gestión en las labores domésticas, experimentará un cambio trascendental. La ciudad de Teruel, aunque de forma muy tardía, se incorporaba por fin a la modernidad.

También versa sobre la capital, en este caso sobre su patrimonio religioso y cultural, la publicación 'El convento de Santa Catalina. Historia de la presencia de las franciscanas clarisas en Teruel', obra en la que Pedro Luis Hernando y José Manuel Latorre repasan la historia del primer convento femenino instalado en la ciudad de Teruel, y cuyas religiosas han permanecido en la ciudad desde el siglo XIV hasta el año 2018. La historia completa del convento está por construir, empeño difícil debido a la pérdida de la documentación generada por el monasterio. El objetivo de este trabajo es, por una parte, trazar un breve bosquejo de la trayectoria del convento a lo largo de su dilatada historia y, por otra, destacar el rico patrimonio artístico que albergó (pintura mural, estucos, decoraciones y obras de arte mueble), muy afectado durante la Guerra Civil. A pesar de ello, este estudio pretende demostrar que ese esplendor artístico existió, como lo confirman las obras de arte que todavía se conservan y lo indican los pocos datos que se han podido recopilar.

La última de las novedades que se darán a conocer en la feria lleva por título 'Aves de la provincia de Teruel' y se enmarca en la colección Cartillas Turolenses. Adrián Ponz y Fermín Muñoz abordan el reto de dar a conocer las especies de aves que residen durante todo el año en las comarcas del sur (sedentarias) y también las que usan sus hábitats durante unos meses solo (migratorias), como las estivales, invernantes o las que están de paso.

Las aves, por su facilidad de observación, constituyen uno de los mejores bioindicadores para conocer el estado de conservación de nuestros ecosistemas y revelar la existencia de problemas ambientales. Por otro lado, sus llamativos plumajes, colores, tamaños, morfologías, comportamientos, en esencia, su gran diversidad, han conseguido que este grupo animal tenga, posiblemente, el mayor grupo de aficionados y aficionadas que disfrutan con su observación o incluso con su estudio, lo que se aprecia por el gran número de asociaciones y sociedades científicas ornitológicas existentes en el mundo, así como por un importante sector turístico relacionado con ellas.

Los nombres que se enumeran cumplen la última actualización oficial de la Sociedad Española de Ornitología, publicada en el año 2019. Se indican, además, los espacios naturales turolenses (ZEPA, IBA y otros) donde se pueden observar cada una de ellas, y se dan recomendaciones y consejos para iniciarse en su observación y estudio.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies