#Refugees  Mundo

El primer día de acuerdo UE-Turquía no frena la llegada de refugiados

En las primeras horas de funcionamiento del acuerdo, el flujo de refugiados que llegan a Lesbos no ha cesado, ha habido tres naufragios y han muerto dos bebés. Además, se han reactivado otras rutas, como la que une Libia con Italia, en la que también han fallecido 30 personas este fin de semana
| 20 marzo, 2016 11.03
El primer día de acuerdo UE-Turquía no frena la llegada de refugiados
El Venizelos, a punto de partir desde Lesbos hacia el puerto de Kavala.

Alrededor de 800 refugiados han alcanzado las costas de la isla de Lesbos en las primeras horas de la madrugada del sábado al domingo, coincidiendo con la activación del acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía que pretende clausurar por completo esta ruta.

Una de las lanchas que trataba de alcanzar las costas de Lesbos naufragaba en extrañas circunstancias con alrededor de cuarenta personas a bordo. Debido al hundimiento fallecían dos niños, ambos menores de dos años, que eran rescatados por guardacostas turcos.

La llegada de barcas a la isla contrasta con el esfuerzo de las autoridades helenas, impulsado tras el acuerdo UE-Turquía, que se afana en vaciar Lesbos de refugiados. En la tarde del sábado 2.400 refugiados eran enviados en el ferry «El Venizelos» desde el puerto de Mitelene en Lesbos hasta el de Kavala, en tierra firme y a tan solo 200 kilómetros de la frontera terrestre con Turquía.

Voluntarios en la zona aseguran que el desalojo del campo de refugiados de Moria, en Lesbos, es inmediato, supuestamente para ser convertido en un centro de internamiento para los que, desde el día de hoy, son considerados «inmigrantes ilegales», pese a estar huyendo de una guerra.

Muchos de los recién llegados a Lesbos iban acompañados de documentación falsa, según informaba la agencia Protothema, algo que ya no tienen ningún sentido, pues desde hoy, todos los refugiados que lleguen a las costas griegas serán considerados inmigrantes ilegales. Además, impulsado por el acuerdo, el gobierno griego dispondrá, a partir de este domingo, de un equipo de vigilancia y juristas, compuesto por 4.000 personas, que gestionará el proceso de retorno hacia Turquía de todos los recién llegados.

El despliegue incluye a 1.000 gestores de asilo, 60 jueces, 430 interpretes, 1.000 soldados, 1.500 policías extranjeros pertenecientes a FRONTEX, 8 barcos con capacidad para 400 personas, 28 autobuses… entre otras medidas, que incluyen la ampliación de los campos de refugiados en las islas griegas, de las 6.000 plazas actuales, hasta 20.000. Todo financiado con dinero europeo que, durante esta crisis migratoria, sólo ha sido utilizado para poner trabas a los solicitantes de asilo.

El cierre paulatino de la ruta de los Balcanes, colocó a Grecia en una situación ciertamente compleja, en la que los refugiados llegaban a cientos a las costas de sus islas, mientras que los países del norte cerraban sus fronteras. La situación dejó varados a más de 50.000 solicitantes de asilo en territorio heleno, algunos en condiciones lamentables, como las que se viven en Idomeni, en la frontera greco-macedonia.

El despliegue en las islas parece destinado a atajar el flujo de refugiados. Sin embargo, tanto la llegada masiva de lanchas, como en esta madrugada, como el colapso interno dentro en los campos de refugiados griegos, en el continente, puede alargar este proceso casi indefinidamente.

«El Venizelos», el ferry destinado a llevar refugiados desde Lesbos hasta Kavala, tan solo ha realizado un viaje, a mitad de pasaje, este fin de semana. Lo que supone haber trasladado al continente a cerca de 2.400 refugiados. En tan solo unas horas, 800 solicitantes de asilo han llegado en lanchas a las costas de Lesbos. Un flujo que podría ir en aumento con la llegada de la primavera. Tras su regreso desde Kavala, el ferry continúa siendo llenado desde anoche en el puerto de Mitelene, pero no volverá a partir hacia el continente, hasta volver a completar el pasaje, con cerca de 4.000 refugiados.

El anuncio del acuerdo, y el refuerzo en las medidas de seguridad entre Grecia y Turquía, ha reactivado otras rutas, más peligrosas. Según la guardia costera libia, 30 personas han muerto y cientos más han tenido que ser rescatados en aguas del Mediterráneo, entre Libia e Italia, en tres naufragios sufridos cuando intentaban alcanzar las costas europeas. Unas muertes a las que hay que sumar las de los dos bebés fallecidos esta madrugada entre Lesbos y Turquía.

El acuerdo UE-Turquía, que convierte a los refugiados en «inmigrantes ilegales» de la noche a la mañana, ha fracasado en sus primeras horas en funcionamiento. No ha interrumpido el flujo de lanchas que arriban a Lesbos, y ha multiplicado los riesgos, al reactivarse rutas, prácticamente abandonadas, como la que une Libia con las costas italianas. Por el momento, 32 personas ahogadas este fin de semana.

20 marzo, 2016

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @maconejos


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR