Altavoz  Portada

El discurso del engaño

Tras el desastre social que las últimas medidas del gobierno de Rajoy van a traer son numerosos los sectores que tras años de resignación/miedo o apatía han comenzado a movilizarse. Curiosamente estos nuevos movilizados vienen acompañados en el tiempo con una serie de discursos que, aunque algunos existen desde el principio del 15M, habían perdido...
| 18 julio, 2012 08.07

Tras el desastre social que las últimas medidas del gobierno de Rajoy van a traer son numerosos los sectores que tras años de resignación/miedo o apatía han comenzado a movilizarse. Curiosamente estos nuevos movilizados vienen acompañados en el tiempo con una serie de discursos que, aunque algunos existen desde el principio del 15M, habían perdido relevancia, había sido rechazado y a día de hoy vuelven a intentar calar en los nuevos movilizados.

Mensajes que no dejan de tener un aire reaccionario que cargan toda la rabia y el discurso contra lo que denominan “clase política”. Es evidente que los dirigentes políticos tienen gran parte de responsabilidad de lo que está pasando pero en los discursos que se están moviendo simplemente se habla de sus privilegios, con este mensaje que sólo descubre la punta del iceberg e intenta ocultar el resto porque es donde se esconde el verdadero conflicto, dónde mejor se visibiliza la lucha de clases (o el 99% frente al 1% como gusta decirlo ahora).Siendo más conciso me refiero a discursos como los que me han llegado vía teléfono móvil donde se me llama a movilizarme a una manifestación el 27 de julio donde se nos dice que “el pueblo español está cansado de TODOS los políticos”, supongo que están esperando la llegada de un hombre fuerte que dirija él solito las políticas a realizar en este Estado porque no he visto ninguna invitación a la democracia directa en el mensaje. Entre otras cosas en esta manifestación a la que he sido convocado vía móvil se solicita “la reducción urgente de congreso y senado, cancelación de sueldos vitalicios, subvenciones a partidos políticos y sindicatos”. Es preocupante cómo en este discurso se mezclan peticiones lógicas con premisas que dan pavor… por ejemplo la reducción del Congreso ¿cómo y para quién? ¿Fortaleciendo el bipartidismo? ¿o dejándolo como un adorno para que gobierne un hombre fuerte o un tecnócrata? Y por supuesto parece que las subvenciones sólo se deben quitar a partidos y sindicatos, nada se dice la Iglesia, Casa Real, armamento, de las grandes ayudas al sector automovilístico o a la exportación y por supuesto nada de nada de los rescates a los bancos y la reconversión de la deuda privada en pública. ¿Por qué no hay nada de eso? Porque es un discurso populista que no quiere que se toquen los privilegios de las élites económicas y sociales.

Otro ejemplo claro es ese famoso discurso que circula por redes sociales donde supuestamente se nos informa que en el Estado español hay casi 450.000 políticos, más del doble que en Estados con más habitantes. Esto se ha demostrado que es una gran MENTIRA pero que ha calado entre parte de la población. Parece que el número de políticos en el Estado español no llega a 80.000 de los que cobran unos 30.000.

Cuando se produce una ruptura del pacto social y lo que se ha denominado clase media pasa a ser clase media empobrecida, si los movimientos de izquierda nos están atentos el neofascismo tiene su caldo de cultivo.

Si os fijáis en todos estos llamamientos no se habla de cosas fundamentales como que la evasión de impuestos de las grandes empresas del Estado español es de 43.710 millones de €, que 28.000 empresas que facturan más de 6 millones de € son las que más defraudan al fisco, que el fraude supuso el 6% del PIB del 2010, que según el sindicato de técnicos de hacienda el 72% del fraude fiscal lo realizan grandes fortunas, grandes empresas y banca, que 250.000 millones de € se evaden hacia paraísos fiscales,  que la tributación del IRPF es el 45% rentas del trabajo y 21% al capital, no hablan de que la mayoría de los trabajadores ganan menos de 14.000 € al año, que el 73% de los jóvenes que trabajan (los pocos) ganan menos de 1.000 € al mes al igual que la mitad de las mujeres trabajadoras independientemente de su edad, no habla de los más de un millón de parados sin un ingreso, no hablan de los desahucios, ni de los despidos, ni de la GRAN ESTAFA de la DEUDA de la que derivan/justifican toda estas políticas de recortes y atropellos contra las trabajadoras.

Los movimientos sociales combativos y la izquierda deben ser muy claros y didácticos para que la mayoría de la clase trabajadora entienda dónde está el principal problema y sepa contra quién rebelarse, la desorientación sólo abrirá paso al discurso neofascista.

Y sí, a algunos políticos se les puede echar algo en cara y es que están gobernando para favorecer los intereses de las élites económicas y sociales en contra de los intereses de la mayoría ¿o es que no lo están demostrando día tras día? Esto se llama lucha de clases (1% frente al 99% como se dice ahora), ellos tienen sus organizaciones políticas, su aparato ideológico, su control sobre los medios y los utilizan. No nos dejemos engañar.

18 julio, 2012

Autor/Autora

Román Sierra. Colaborador de AraInfo. @roman_nin


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR