El 80% de los ocupados trabaja diez o más horas al día, la mayoría obligados

KAOSENLARED | El 80% de los ocupados trabaja diez o más horas diarias, la mayoría por su excesiva carga laboral o porque sus jefes les obligan, según una encuesta realizada por Trabajando.com y Universia entre más de 2.200 personas. En concreto, el 47% de los encuestados afirma que trabaja diez horas al día, el 33% dice que más de diez, el 13% asegura que su jornada diaria dura ocho horas, y el 7% la sitúa en nueve horas. El 67% de los que aseguran trabajar más horas indica que lo hacen porque tienen demasiado trabajo, en tanto que el 20% …

Foto: Agencias
Foto: Agencias
Foto: Agencias

KAOSENLARED | El 80% de los ocupados trabaja diez o más horas diarias, la mayoría por su excesiva carga laboral o porque sus jefes les obligan, según una encuesta realizada por Trabajando.com y Universia entre más de 2.200 personas. En concreto, el 47% de los encuestados afirma que trabaja diez horas al día, el 33% dice que más de diez, el 13% asegura que su jornada diaria dura ocho horas, y el 7% la sitúa en nueve horas.

El 67% de los que aseguran trabajar más horas indica que lo hacen porque tienen demasiado trabajo, en tanto que el 20% afirma que su jefe le obliga y sólo el 13% lo hace porque le pagan horas extraordinarias. Según este informe, para el 50% de los encuestados alcanzar objetivos profesionales y lograr la satisfacción personal son su mayor interés o preocupación respecto al trabajo, mientras que para el 25% lo es ganar más dinero, para el 19% ascender en la empresa, y para el 6% restante demostrarle a la familia de lo que es capaz.

A la pregunta de si en su tiempo libre consiguen desconectarse del trabajo, el 61% responde afirmativamente, frente al 39% que no logra dejar de pensar en ello. El 43% de los que no logran desconectar va a veces a la oficina, en tanto que el 29% trabaja desde casa en el ordenador, y el 28% lo hace a través del teléfono. El 73% de los encuestados asegura que el exceso de trabajo no les ha causado problemas de salud, frente al 27% que sí los ha tenido.

Entre estos últimos, el 23% afirma haber sufrido estrés; el 15% ha padecido de insomnio, dolor de espalda, hombros y/o cuello; el 8% ha tenido problemas gástricos, sobrepeso, tendinitis, dolor de cabeza y enfermedades visuales, y el 7%, depresión.

El paro y los problemas económicos siguen siendo las principales preocupaciones

El binomio formado por el paro y los problemas económicos ha vuelto a ponerse a la cabeza de las inquietudes, según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de octubre. El sondeo hecho público este miércoles se basa en un total de 2.485 entrevistas personales y domiciliarias realizadas entre el 1 y el 9 de octubre en 241 municipios y tiene un margen de error de más/menos dos por ciento.

La principal novedad respecto al estudio de septiembre es que la caída de seis puntos que experimenta la preocupación por la corrupción y el fraude. Si el mes anterior era citada como un problema en el 37,1 por ciento de los cuestionarios, en octubre aparece en el 31,3 por ciento. Así, la corrupción que ocupaba el segundo puesto de la lista de desde el barómetro de mayo, cede ese lugar a los problemas económicos en general, que cosechan un 32,7 por ciento de menciones, porcentaje sólo dos décimas superior al de septiembre. El paro, por su parte, sigue en cabeza con el 77,4 por ciento, únicamente una décima por encima que en el sondeo de septiembre.

Los jóvenes parados de más de dos años se multiplican por cinco desde 2008

El número de jóvenes de entre 25 y 29 años que se encuentran sin empleo desde hace dos años o más ha aumentado un 335% desde el segundo trimestre de 2008 hasta el mismo periodo de 2013, según el informe del Observatorio de la Emancipación llevado a cabo por el Instituto de la Juventud (CJE).

Así, mientras que la tasa de parados de larga duración de entre 16 y 24 años en el Estado español era menor al 5 por ciento en el segundo trimestre de 2008, en el segundo trimestre de 2013 casi alcanza el 25 por ciento. De forma paralela, las personas de entre 25 y 29 años tenían una tasa de paro de larga duración ligeramente mayor al 6 por ciento en el segundo trimestre de 2008 y en el mismo periodo de este año ha alcanzado el 30 por ciento. Por último, el colectivo de personas de entre 30 y 34 años han pasado de tener una tasa de paro de larga duración de cerca del 6 por ciento en el segundo trimestre de 2008 a un índice del 30 por ciento.

El presidente del Consejo de la Juventud ha advertido de la situación "cada vez más alarmante" de los jóvenes en el Estado español por la "baja calidad de empleo" a que tienen acceso, por ver "como aumenta la precariedad" y, según ha indicado, por "la falta de medidas del ejecutivo".

En este sentido, ha destacado que el 93,5 por ciento de los contratos laborales realizados a jóvenes de hasta 29 años han sido contratos temporales y ha advertido de la disminución de las horas de empleo y de los contratos a jornada completa en favor de trabajos a tiempo parcial, que comportan una remuneración menor.

El organismo ha llamado también la atención sobre la cifra del 78 por ciento de personas menores de 30 años que no se encuentran emancipadas actualmente. Según el autor del informe, Joffre López, la cifra no supone un gran cambio respecto al año pasado, y ha detallado que parte de los cambios se deben a la variación de los flujos migratorios que se ha venido produciendo durante los últimos años, dado que se ha reducido la inmigración de personas que, ya venían emancipadas de sus familias. "Ahora que ha bajado la inmigración baja también la emancipación", ha señalado.

Así, ha indicado que, aunque la disminución de jóvenes que han logrado emanciparse en términos absolutos es de más de un 20 por ciento, si se tienen en cuenta los factores estructurales, la rebaja "no es tan fuerte" y se limita a un 5,7 por ciento desde el inicio de la crisis económica.

En relación al empleo, el informe destaca una reducción de la población juvenil (16 a 34 años) ocupada desde el 55,7 por ciento en el segundo trimestre de 2008 hasta el 33,6 por ciento en la misma época de 2013. De forma paralela, se ha producido un aumento de los jóvenes en el paro de un 14 por ciento y un incremento del 7,9 por ciento en el número de personas de esta franja de edad que han pasado a formar parte de la población inactiva.

Según ha explicado, el aumento de la población inactiva se debe principalmente a que algunos jóvenes han "desistido" de encontrar un empleo y están dedicados a otras tareas (38,8 por ciento) y a que otros (42,4 por ciento) están ampliando sus estudios. De hecho, ha destacado el aumento del número de jóvenes que realizan estudios superiores hasta el 83 por ciento, en plena crisis económica.

El presidente del organismo ha señalado que "aunque la situación no es nueva", se trata de una coyuntura "alarmante" porque "se está convirtiendo en normal que un joven en el Estado español tenga que estar desempleado o irse al extranjero". Asimismo, ha criticado que el Gobierno considere un "éxito" la dotación de la UE para combatir el desempleo y ha asegurado que "en cualquier caso es absolutamente insuficiente" para abordar el problema.

Además ha recordado también el compromiso del Gobierno de dialogar con los agentes y organizaciones implicados en la situación del desempleo de los jóvenes y ha denunciado que, sin embargo, en junio hizo anuncio de su intención de cerrar el CJE. Según ha explicado, la decisión se ha "matizado" y se está estudiando que se realicen cambios en el organismo pero ha afirmado desconocer qué cambios se están discutiendo.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies