Denuncian deportaciones con nocturnidad en Grecia

La policía griega deporta a cincuenta ciudadanos paquistaníes que habían realizado su solicitud de asilo antes de la entrada en vigor del acuerdo firmado entre la UE y Turquía

Personas refugiadas en Idomeni. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Un voluntario desplazado en Grecia ha podido narrar, gracias a la conversación mantenida con uno de los internos confinado en un campo cercano a la ciudad Kavala, como la policía griega envía, para ser deportadas, a personas que tienen tramitada y pendiente la resolución de su solicitud de asilo.

“Son las 4.30 horas de la mañana y acabo de pasar la última media hora chateando con un amigo que fue llevado a uno de los campos situados en la Grecia continental, cerca de Kavala. Lo que me contó me perturba. Unos diez minutos antes de me enviara un mensaje, entre las 3.00 y las 4.00 horas de la mañana, más de cincuenta paquistaníes fueron trasladados desde el campo para ser deportados”, narra consternado este voluntario, en la madrugada del 1 de mayo.

Al parecer, y según cuentan los internos, este era el segundo traslado en masa y con nocturnidad que se realizaba desde el campo de Paranesti-Drama, situado a unos cien kilómetros de la frontera terrestre que separa Grecia de Turquía.

Según declaraciones de un interno en Paranesti-Drama, todas las personas trasladadas por la policía helena para ser deportadas habían firmado los documentos para solicitar asilo en Grecia, y todas ellas habían recibido la contestación oficial griega que les informaba de su permanencia en el país heleno por un periodo que oscilaría entre los seis y doce meses. Ninguna de estas personas tuvo acceso a un abogado.

Según la organización de los campos de refugiados en territorio heleno que había dispuesto el Estado griego, hasta el momento, permanecer confinado en Paranesti-Drama significaba que estas personas habían llegado a Grecia antes del 20 de marzo, fecha de la entrada en vigor del acuerdo UE-Turquía, y por tanto disponían de todos los requisitos para solicitar asilo. Sin embargo, estas deportaciones demostrarían que no es así.

Estos hechos contrastan con el mensaje oficial que asegura que todos los solicitantes de asilo tendrán un trato justo, estudiado caso por caso. Durante estos traslados en mitad de la noche, es casi seguro que no haya habido tiempo para reclamaciones y por consiguiente, ninguno de los casos habría sido evaluado y tratado de manera adecuada.

El impreso del que hablan los internos, que asegura a las personas solicitantes de asilo que pueden permanecer durante el periodo de seis meses a un año, es probablemente el papel que reciben tras tramitar su solicitud y que les otorgaría el estatus provisional de solicitante de asilo. Sin embargo, no hay manera de asegurarlo.

Los contactos mantenidos por los internos desde estos campos con voluntarios y periodistas no permiten confirmar cual es el impreso y el estatus que les confiere. Algunos confinados en Paranesti-Drama aseguran que todos los teléfonos móviles son requisados a su ingreso en el campo, y en todo caso, son devueltos con los objetivos averiados, con el fin de que no puedan enviar fotografías de lo que ocurre en el interior.

Como ocurre en la cárcel de Moria, los prisioneros solo reciben un reparto de comida diario. Denuncian que no hay un buen servicio médico, ni oenegés, ni personas voluntarias. Tampoco tienen acceso al campo los medios de comunicación.

El acuerdo entre la Unión Europea y Turquía demuestra día a día su inhumanidad y las actuaciones para tratar de aplicarlo se producen atropelladas, sin organización clara y de forma en ocasiones perversa, para evitar la publicidad de las mismas. La firma de dicho acuerdo ha convertido a los solicitantes de asilo en prisioneros, los campos de refugiados en cárceles vigiladas por militares y sin testigos, y los acuerdos internacionales sobre los derechos del refugiado en papel mojado.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies