Altavoz

Contra el trasvase del río Queiles

Para que las aguas vuelvan a su cauce
| 4 mayo, 2017 06.05
Contra el trasvase del río Queiles
Río Queiles, foto tomada por COAGRET el 3 de marzo de 2013.

En Tarazona, la Plataforma del río Queiles integrada en COAGRET y con el apoyo de Cuenca Azul (46 organizaciones que forman la Red de Organizaciones en Defensa de la Cuenca del Ebro) ha dirigido un escrito a los Gobiernos de Aragón y Navarra manifestando su postura contraria al Trasvase del río Queiles. En este sentido Cuenca Azul ya se pronunció en alegaciones al PHCE con el fin de aprovechar los recursos dentro de la propia subcuenca y evitar así trasvases a otras cuencas.

El Gobierno de Navarra ha hecho público un estudio de alternativas para las necesidades de riego y abastecimiento de agua de boca e industria en los municipios que conforman la denominada «Ribera Sur». Este asunto lo ha considerado un debate interno, una cuestión territorial, por y para Navarra. En estos momentos lo está pasando a consulta entre los municipios navarros antes de tomar una decisión definitiva entre las alternativas que barajan. Una de las alternativas es utilizar agua del río Queiles, lo que significa aumentar el caudal de que se sirve mediante el Trasvase del río Queiles.

Si la sociedad ya estaba molesta porque Fitero y Cintruénigo recibían agua del Queiles, este nuevo trasvase ha sido cuestionado por las clases populares desde su gestación cuando fue fusilado el alcalde socialista de Tarazona el 6 de agosto en 1936; la beneficiada Mancomunidad de Aguas del Moncayo (MAM) se crea el 15 de abril de 1939 y su presidente el 25 de abril de 1940, viaja a Madrid para solicitar la concesión administrativa de las aguas a extraer del río Queiles en su entrevista con el Ministro D. José Luis de Arrese (casado con Dª. Mª Teresa Sáez de Heredia, prima de D. José Antonio Primo de Ribera y originaria de Corella) quien toma el asunto como algo personal, convirtiéndose en el verdadero benefactor de la MAM.

Así consiguen del Gobierno 73,82 l/s. Esta concesión se otorga a perpetuidad, sin derecho a indemnización alguna, con una fuerte oposición ciudadana turiasonense, instituciones aragonesas también manifiestan su oposición e incluso el Heraldo de Aragón se pronuncia en contra. Algunos testimonios recogen la secuencia que vivieron por su oposición a la sublevación militar de Franco, resistencia, guerra, derrota y castigo ante una represión sin perdón.

Sólo los más mayores saben las calamidades que pasaron para regar un surco de patatas mientras veían correr el agua hasta pueblos situados en la otra orilla del Ebro y la vega del Alhama (Valtierra, Arguedas, Cabanillas, Fustiñana, Ribaforada, Buñuel, Fitero, Cintruénigo, Corella, Alfaro). Su valentía y su dignidad han sido trasmitidas socialmente durante 77 años. Este hecho merece ser reclamado para su reversión y aceptar un mayor caudal a trasvasar como se pretende no puede ser permitido por Gobiernos democráticos de Aragón y de Navarra; las consecuencias sociales, ambientales y económicas con el río y con los pueblos aragoneses van a verse seriamente afectadas.

Por eso se pide a ambos Gobiernos para que actúen en defensa de los derechos e intereses de todos los ciudadanos, abandonen la consideración de que el río Queiles sea una alternativa a la pretensión citada y actúen ante las actuales circunstancias para devolver las aguas a su cauce, para que se sumen al caudal ecológico. Sería un noble gesto en nombre de la Nueva Cultura del Agua y una muestra de respeto a las reivindicaciones de los colectivos de Cuenca Azul.

Esperamos respuesta.

4 mayo, 2017

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR