Altavoz  AraInfo

Compromisos y oportunidades ante la emergencia climática

Es una realidad que los veranos duran en Huesca 44 días más que en 1980, que tenemos más olas de calor, de mayor intensidad y duración, menos agua, nieve y frío. En una comunidad donde la nieve representa el 10% del empleo directo o el sector alimentario el 25%, no es difícil entender las consecuencias...
| 14 septiembre, 2019 07.09
Compromisos y oportunidades ante la emergencia climática

Es una realidad que los veranos duran en Huesca 44 días más que en 1980, que tenemos más olas de calor, de mayor intensidad y duración, menos agua, nieve y frío. En una comunidad donde la nieve representa el 10% del empleo directo o el sector alimentario el 25%, no es difícil entender las consecuencias tanto a nivel social, económico y ambiental a las que nos enfrentamos. Para alertar, para poner en la agenda municipal el cambio climático y para generar compromisos desde las instituciones, solicitamos la declaración de emergencia climática en Huesca.

En cualquier grupo aparece, de forma natural, quien asume la tarea de dar la voz de alarma para que el resto pueda anticipar los cambios que aparecen en el horizonte. En las sociedades humanas contemporáneas con democracias representativas son sobre todo quienes están al frente de las instituciones políticas los encargados de esta tarea.

Sin embargo, el cambio climático, con su potencial cierto de destruir vidas a una escala planetaria, todavía no está siendo tratado como una crisis real. No han sido suficientes 30 años de consenso científico sobre el origen del cambio climático en la actividad humana y sus emisiones de gases de efecto invernadero, ya que éstas han aumentado un 60%. Tampoco lo han sido movimientos de masas de gente concienciada que han visto cómo se endurecían las leyes de seguridad ciudadana, ni las montañas de informes y paneles de expertos gubernamentales.

O, al menos no han sido útiles más allá de para cambiar la estética de los programas electorales, ya que en España sigue reinando la calma ante el principal reto de nuestra especie. En cambio, las principales potencias ya dirigen sus esfuerzos hacia el acaparamiento de tierras, hacia la adopción de políticas draconianas de migración o hacia el aumento de su presupuesto militar. Todo ello para anticipar las guerras climáticas que están por venir.

Quizás nos da miedo el miedo, o nos cuesta reconocer que es necesaria una lógica no basada en el crecimiento ilimitado sobre recursos finitos, o ya nos hemos acostumbrado a las noticias sobre el aumento perpetuo de temperaturas y el incumplimiento de los compromisos de reducción de emisiones.

Pero en nuestro interior tenemos la certeza de la principal ley natural: nada es eterno. Ni nuestro miedo, ni la economía, ni los medios de comunicación, ni los acuerdos gubernauna crisis cuya salida pasa, necesariamente, por un cambio cultural que nos reconcilie con los ciclos naturales, con los cuidados, con el reconocimiento de la deuda de nuestras acciones (y omisiones) con otros pueblos y con las generaciones futuras. Este cambio tendrá que llevarse a cabo bien mediante procesos democráticos basados en la toma de conciencia, bien de forma mucho menos democrática a medida que escaseen los recursos.

Por eso son necesarias declaraciones como la que presentamos en Huesca. Por un lado para decir alto y claro que apostamos por procesos democráticos a la vez que ambiciosos, como ya han hecho otros países, comunidades y ayuntamientos. Por otro lado, para concienciar a los y a las oscenses y sobre todo para que el Ayuntamiento asuma los compromisos que están a su alcance, mediante la aprobación de una estrategia integral en materia de transición energética, movilidad, alimentación, educación, empleo verde, ecoeficiencia, agricultura sostenible, gestión de acuíferos y del suelo.

Afrontar el cambio climático además de una necesidad urgente, puede representar una oportunidad para una ciudad como Huesca.

14 septiembre, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR