#Refugees  Mundo

Albano-kosovares encuentran una nueva vía de entrada en la UE

Esta semana Hungría ha amenazado con cerrar sus fronteras de cara a evitar el continuo flujo de inmigración ilegal de kosovares de etnia albana. A través de Serbia entran de forma irregular en la República de Hungría, territorio de la Unión Europea firmante del Acuerdo de Schengen. Bajo el pretexto de solicitar asilo político, desde Septiembre de 2014 más de 30,000 personas han sido detenidas en este viaje.
| 15 febrero, 2015 07.02

KosovoEsta semana Hungría ha amenazado con cerrar sus fronteras de cara a evitar el continuo flujo de inmigración ilegal de kosovares de etnia albana. A través de Serbia entran de forma irregular en la República de Hungría, territorio de la Unión Europea firmante del Acuerdo de Schengen. Bajo el pretexto de solicitar asilo político, desde septiembre de 2014 más de 30.000 personas han sido detenidas en este viaje. Pese a alegar el citado motivo, la migración tiene un sentido económico y podría estar organizada por grupos criminales. El día de ayer desde Alemania, destino final de la mayoría de los migrantes, se envió a 20 oficiales de policía para endurecer el control migratorio.

Aprovechando que la política de fronteras entre Hungría y Serbia había sido más relajada en los últimos meses miles de kosovares de etnia albana han comenzado a atravesar la República Serbia. Pese a que los migrantes tratan de acogerse al derecho internacional y solicitar asilo por motivos políticos en Alemania, no hay en ningún caso motivo por el cual el conflicto en Kosovo haya derivado en el tránsito de miles de personas. No obstante ante las duras condiciones sociales y económicas del autoproclamado estado de Kósovo (el desempleo ronda el 35%) la migración a una de las economías menos perjudicadas de la Unión Europea se presenta como la mejor opción. Pero la nueva vía de entrada en la Unión no está resultando exitosa, Alemania ha rechazado el 99,7% de estas solicitudes por parte de kosovares el último año, según fuentes ministeriales citadas por la Agencia Reuters, que también ha añadido la cifra de que en enero el número de refugiados kosovares había aumentado en un 86%. Por su parte la agencia albana Prizren comunicaba que no había cifras exactas del número de estos “refugiados”, pero que un gran número de estudiantes en la región habían dejado de asistir a las clases. En paralelo la policía húngara ha afirmado que el domingo pasado arrestó a 937 migrantes en la frontera con serbia, de los cuales 880 eran albanos de Kosovo.

Coches y autobuses enteros llevan a los migrantes desde Kosovo a través de Serbia sin atravesar los controles administrativas, de forma que llegan a la frontera con la Unión Europea ilegalmente, donde la atraviesan a pie para alegar su carácter de refugiados. El doctor Zoran Dragišić de la Facultad de Seguridad de la Universidad de Belgrado ha afirmado al canal de televisión B92 que estas migraciones en masa eran organizadas por grupos criminales. “Los servicios deberían responder a que está detrás de esta migración en masa” afirmaba Dragišić, “porque esta no es característica de una catástrofe mayor o guerra, las cuales no se están produciendo en Kosovo en este momento. Kosovo era también pobre hace diez meses y hace dos años, pero esto no ocurría entonces”.

[Daniel Palacios (Belgrado), corresponsal en Europa del este y los Balcanes]

15 febrero, 2015

Autor/Autora

Corresponsal en Europa del Este y los Balcanes.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR