Ecología

Aguaviva defiende el Bergantes en una jornada reivindicativa y cultural

La plataforma “El Bergantes no se toca” organizó este sábado 5 de julio una jornada divulgativa y lúdica de lucha contra el proyecto de embalse sobre el Río Bergantes, con el título de ‘Salvem Lo Riu Bergantes Festival’. Ante más de un centenar de asistentes, muchos de ellos “berganteros” pero así mismo de otros pueblos...
| 9 julio, 2014 10.07
Aguaviva defiende el Bergantes en una jornada reivindicativa y cultural
Foto: Idoia Saiz

La plataforma “El Bergantes no se toca” organizó este sábado 5 de julio una jornada divulgativa y lúdica de lucha contra el proyecto de embalse sobre el Río Bergantes, con el título de ‘Salvem Lo Riu Bergantes Festival’.

Ante más de un centenar de asistentes, muchos de ellos “berganteros” pero así mismo de otros pueblos de la zona y afectados de otros conflictos hidráulicos e incluso representantes de la “Plataforma en Defense de l’Ebre”, la mañana se dedicó a escuchar las situaciones actuales de los otros casos de afectados por pantanos en Aragón, testimonios de primera mano porque hasta Aguaviva se desplazaron activistas de Jalón Vivo (Morata de Xalón), Rió Aragón y Aturando Yesa (Artieda) y la Coordinadora de Biscarrués – Mallos de Siglos (Biscarrués).

Antonio de “Jalón Vivo” enumeró las promesas de hectáreas de regadío que se repiten desde hace mas de 20 años por parte de los responsables políticos comárcales, regionales y estatales consiguiendo crear una “falsa demanda histórica de agua” en la comarca de Val de Xalón que solo podría conseguirse, según estos responsables políticos, con el embalse de Mularroya, 103 hm3 que inundan el paraje de Mularroya sobre un río sin agua el Grío.

Luisa y Gabriel de la “Coordinadora de Biscarrués” mostraron fotos y documentos de su lucha, mas de 25 años ya defendiendo su paisaje y su futuro enlazado al río, el pantano no se ha hecho y han sabido construir un yacimiento de empleo en torno al turismo del río Galligo que les ha hecho ganar aliados entre jóvenes empresarios turísticos, organizaciones naturalistas, artistas, etc. Finalizaron su exposición con la enumeración de quienes desde su “poltrona política o de autoridad regante” están “obsesionados con una obra que no es necesaria, haciendo gastar millones de euros de nuestros impuestos”.

Desde Artieda (Chacetania), Yaiza y Serchio hablaron de la falta de seguridad en las obra del Recrecimiento de Yesa y como desde hace dos años la aparición de grietas en las laderas donde se intenta apoyar la nueva pared de la presa esta causando graves desperfectos en las casa de Yesa mas cercanas. “Los deslizamientos y movimientos de las laderas son continuos y las gentes que viven en Sangüesa y otros pueblos aguas abajo temen porque la desgracia del embalse de Vajont (Italia, 1960) pueda repetirse en el río Aragón; mas de 2000 vidas arrasadas en una noche por la caída de parte de la montaña donde se apoyaba el embalse”.

Aitor de la “Plataforma del Bergantes no se toca”, moderador de las charlas, invitó a Valentín de COAGRET a exponer la situación global de los conflictos hidráulicos. Se escucharon las verdaderas razones de la apuesta por cada uno de los pantanos, falsas promesas de agua gratis para el regadío, y dineros a gastar en obra pública para las grandes constructoras y cementeras.

Por último para finalizar una jornada que no bajó del centenar de asistentes en las charlas en un sábado veraniego, intervino Pedro Arrojo, profesor y miembro de la Fundación de la Nueva Cultura del Agua (FNCA). Pedro presentó el informe que ha elaborado junto con José Javier Gracia y Eva Buisán, también de la FNCA, sobre el proyecto de embalse del río Bergantes, sus razones actuales y sus alternativas.

Un proyecto de embalse que todos los presidentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro, (CHE), han conocido y podido empujar, “¿Por qué se presenta ahora como necesario? Porque desde la Unión Eeuropea se ha dicho que las obras hidráulicas solo tienen aceptación si la causa es la subsanación de la seguridad para riesgos a la población, y en ese caso se pueden conseguir millonarias cifras del Banco Europeo de Inversiones. Es la única razón que podría explicar el porque de estas prisas”, señaló Arrojo.

El embalse del río Bergantes es presentado por la CHE como la única alternativa posible para solucionar la vulnerabilidad del embalse de Calanda ante una gran crecida. “Al embalse de Calanda llegan las aguas del río Guadalupe regulado aguas arriba con el embalse de Santolea y del río Bergantes, hoy sin regulación. El muro de la presa de Calanda es del tipo ‘materiales sueltos’, que ante una crecida podría darse el caso de saltar por encima las aguas, reventándola y provocando un desastre aguas abajo, en Alcanyiz”, agregó.

El informe de Arrojo, Gracia y Buisán, recoge otras alternativas. La primera es el embalse de Santolea, hoy de 50 hm3 tiene aprobado el proyecto de recrecimiento hasta 110 hm3. “Si hacemos una reserva de laminación de 70 -80 hm3, es decir si mantenemos mas de la mitad del recrecido Santolea a la mitad para poder gestionar las aguas de una gran crecida, no haría falta ninguna obra en el Bergantes, porque el embalse de Calanda solo tendría que retener las aguas del Bergantes si en este río y valle hubiera simultáneamente una crecida”. “¿Por qué no se toma esta alternativa que cuenta ya con un proyecto aprobado y en marcha? Porque los regantes tendrían que aceptar que no dispondrían de 110 hm3, sino de la misma regulación que antes en el Santolea, y eso no se le ha dicho, ni se atreven”, recalcó Arrojo.

La segunda alternativa consiste en dotar al embalse de Calanda de unos verdaderos aliviaderos que puedan desalojar agua en las situaciones de crecida, sumado a una buena gestión del embalse de Calanda los días previos a una situación de predicción de crecidas. “El proyecto de aliviaderos esta ya elaborado, y olvidado en algún armario de la CHE, forma parte de las medidas de gestión de agua del recién aprobado del Plan de Cuenca de la Demarcación del Ebro, pero no se le ha dado difusión, de hecho el alcalde de Calanda ni sabía de su existencia. Políticamente no se quiere apostar por esta opción y se excusan en que toda la crecida pasaría por los aliviaderos directa hacia Alcanyiz”, aseveró. “A ver reflexionemos -continuó-, lo que las autoridades hidráulicas estatales deben gestionar como solución a un riesgo sobre la población es la vulnerabilidad de la presa de Calanda, no la crecida, que no nos engañen. Crecidas en los ríos ha habido y habrá siempre, las de retorno de 10.000 años que son las mas graves y que se ponen como razón para hacer el embalse del Bergantes, si se dieran en el Ebro harían desaparecer buena parte de Zaragoza… ¿hacemos un túnel? ¿nos vamos?… las crecidas nos recuerdan que los ríos son los dueños del dominio hidráulico público y en este por ello no pueden tener cabida ni escuelas, ni zonas residenciales, ni hospitales, ni cuarteles, etc. Ante las crecidas solo cabe una buena ordenación de los usos del suelo”.

La tercera alternativa, combinar diferentes niveles de recrecimiento de embalse de Santolea con un redimensionamiento de los aliviaderos del embalse de Calanda con un correcto plan de gestión de los niveles de llenado en Calanda, “es decir, conociendo para diferentes intervalos de predicción de las crecidas, las actuaciones correctas de gestión de los niveles de embalses según el tiempo de que dispongamos para una correcta y segura reacción”. Pero estas actuaciones de gestión de embalse tanto del de Santolea como del de Calanda “no pueden estar en función de que los regantes tengan toda el agua posible almacenada, sino en función de la causa que se argumenta para el pantano del Bergantes: la seguridad de las poblaciones aguas abajo”.

“La seguridad es prioritaria ante el regadío, por ello las alternativas existentes no hacen necesario un nuevo embalse sobre el río Bergantes, sino elegir entre las expuestas y gestionar de manera responsable los niveles de regulación del embalse de Calanda y del de Santolea así como exigir la construcción de los aliviaderos en la presa de Calanda”, apuntó Arrojo.

A juicio del profesor y miembro de la FNCA, hoy en día los estudios de impacto ambiental en el Estado español son “decisiones políticas”, pero “en la Unión Europea un proyecto que afecta a zonas LIC y Zepas no colará”.

Comida popular, estreno de ‘Bergantes. Lo riu menut’ y conciertos

La parte lúdica del día comenzó con una comida popular en la Ermita de Santa Bárbara de Aguaviva para cerca de 250 personas, seguido de la exitosa proyección del estreno del documental ‘Bergantes. Lo riu menut‘, realizado por dos jóvenes de una productora independiente de Barcelona (Uatxut).

Tras el documental, un divertido Pasacalles Folk con Chundarata, venido desde Barcelona, provocó una improvisada manifestación por las calles de Aguaviva contra la presa del Bergantes, finalizando en el recinto donde tendría lugar el Festival “Salvem lo Riu Bergantes” con la Batukada Vaguada Rural de Torreciella d´Alcanyiz.

A las 22.30 horas se iniciaban los conciertos en el Polideportivo Municipal, ante más de 350 personas, con la actuación del grupo de Mas de las Matas Malagana, a los que siguieron Er Zulo, Avida Dollars, Azero y Gen.

9 julio, 2014

Autor/Autora

@Zinqueta


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR