819 mujeres aragonesas denunciaron violencia machista en el segundo trimestre del año

En el Estado español la cifra asciende hasta las 36.319 denuncias, un ligero aumento frente a las 33.917 presentadas en el primer trimestre del año, cifras altísimas que continúan evidenciando la lacra del terrorismo machista

Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

De las estadísticas hechas públicas el pasado viernes por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género se desprende que los juzgados de Aragón son los que más órdenes de protección han dictado a lo largo del segundo trimestre del año dentro del Estado español.

Sin embargo, y pese al ligero descenso en el número de denuncias en las comparativas interanuales del mismo periodo de tiempo, el número de casos de violencia machista continúa siendo vergonzante. Alrededor de doce mujeres de cada 10.000 han presentado denuncia por estos hechos.

Cifras que contemplan las denuncias, pero que no consiguen evidenciar la realidad silenciada de los cientos de mujeres que sufren la violencia machista sin llegar a interponer denuncia en el juzgado, en demasiadas ocasiones llegando a ser asesinadas. Ese fue el caso de Rosario, vecina de Santa Isabel, que era golpeada hasta la muerte por su marido durante este segundo trimestre del 2016.

En cuanto denuncias, en el segundo trimestre del año, los juzgados aragoneses recibieron un total de 819 denuncias por violencia de género, lo que supone un 12,4% de denuncias por cada 10.000 mujeres en Aragón. Porcentaje éste que coincide con el de mujeres víctimas de violencia de género.

La mayor parte de las denuncias, un 73,5%, fueron presentadas por las mujeres. Las denuncias presentadas por la propia víctima, a través de un atestado policial, fueron 595, lo que supone un 72,6% del total de las denuncias y en 117 casos la denuncia se hizo por intervención de la propia policía, lo que supone un 14,3%.

Mucho menor es el número de denuncias presentadas por los familiares de las víctimas, tan solo una fue registrada en los juzgados y 3 fueron registradas con atestado policial.

Las mujeres víctimas de violencia de género se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar como testigos fueron un total de 118 durante el segundo trimestre de 2016, lo que equivale a un 14%.

Además, de las 159 órdenes de protección recibidas en los juzgados aragoneses, un 96.36% de los casos fueron solicitadas por las propias mujeres, el 3,03% lo fueron a instancia del Ministerio Fiscal y solo en un 0,61% se adoptaron de oficio. De esas 159 órdenes de protección solicitadas a instancia de la víctima, que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas, 132 fueron resueltas y 26 denegadas. Tan solo una fue inadmitida.

Los números continúan siendo escandalosos pese al descenso en el número de denuncias presentadas en la primera mitad del año 2016 en comparación con 2015, año en el que se llegó a las 2.635 en Aragón, elevando la ratio de mujeres víctimas de la violencia machista hasta las 35 de cada 10.000.

Cifras todas ellas que continúan siendo intolerables, y que deberían situar la violencia machista en la agenda política más inmediata, ante una sociedad que se muestra marcadamente sexista y que en demasiadas ocasiones calla, legitima e incluso promueve actitudes machistas, alimentando la violencia contra la mujer.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR