Mundo

Asesinada en Honduras Lesbia Yaneth, otra activista del COPINH y compañera de Berta Cáceres

La violencia contra los movimientos sociales y ambientalistas en Honduras no cesa y sólo cuatro meses y cuatro días después del asesinato de Berta Cáceres ha aparecido el cuerpo sin vida de Lesbia Yaneth Urquía, otra destacada lideresa comunitaria muy vinculada al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH)
| 8 julio, 2016 15.07
Asesinada en Honduras Lesbia Yaneth, otra activista del COPINH y compañera de Berta Cáceres
Lesbia Yaneth Urquía, compañera de Berta Cáceres. Foto: @GrupoDeAccionDH

El cuerpo sin vida de Lesbia Yaneth fue encontrado en un vertedero del municipio de Marcala, en el Departamento de La Paz, al norte de Honduras y presenta un trauma encéfalo craneal abierto producido por objeto cortante lo que claramente indica que fue asesinada.

Lesbia Yaneth se integró en el COPINH en el año 2009 cuando se produjo el golpe de estado contra Manuel Zelaya. Era una destacada defensora de los derechos indígenas y del medio ambiente que encabezó las luchas contra la construcción de la represa hidroeléctrica Aurora I en el departamento de La Paz y que supondrá la privatización de los ríos en ese departamento. En este proyecto tienen intereses directos destacadas personalidades del mundo empresarial y político hondureño, entre ellas Gladys Aurora Lopez, vicepresidenta del Congreso nacional y presidenta del Partido nacional, en el Gobierno desde el año 2014.

Desde el COPINH se destaca que este nuevo asesinato constituye un “feminicidio político que busca callar las voces de las mujeres que con coraje y valentía defienden sus derechos en contra del sistema patriarcal, racista y capitalista, que cada vez más se acerca a la destrucción de nuestro planeta”.

Asimismo, responsabilizan del asesinato al gobierno de Honduras y a su presidente Juan Orlando Hernández así como las fuerzas militares, policiales y a todas las instituciones que deben cumplir con la protección de todas y todos los defensores de los derechos humanos.

El peligro de ser activista en Honduras

Luchar contra la violencia de género, el medio ambiente, los derechos de los pueblos indígenas o los derechos del colectivo LGTBIQ es una práctica de riesgo en Honduras.

Los asesinatos de Berta Cáceres hace sólo unos meses y de Lesbia Yaneth Urquía no son casos aislados. Sólo dos semanas tras el asesinato de Berta su compañero del COPINH Nelson García era abatido por varios tiros al regresar a casa tas una protesta por el desalojo de 150 familias campesinas por agentes del Estado.

Estos casos ha sido los más mediáticos pero no los únicos, en 2014 hubo 116 asesinatos de activistas ecologistas en 17 países (informe de la ONG Global Witness) El informe de Frontline Defenders (Fundación Internacional para la Defensa de los Derechos Humanos), documenta que 156 defensoras y defensores de derechos humanos fueron asesinados en 2015.

Detrás de estos asesinatos y estas luchas están siempre los intereses de grandes empresas mineras transnacionales con proyectos que destruyen el medio ambiente, privatizan recursos naturales y obligan al desplazamiento de sus tierras a los pueblos indígenas.

8 julio, 2016

Autor/Autora

Miembro del Consello d´AraInfo. @dikzaragoza / http://www.flickr.com/photos/diegozgz/


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR