Culturas

No More Lies en Arrebato

Este viernes, a las 20.00 horas, llegan a Arrebato la mítica banda de bcore, No More Lies. Les acompañarán Doble Capa
| 25 mayo, 2016 14.05

No More Lies son un grupo de densidad ambigua. Porque es tan densa su música como poco lo es su carrera. Y es que nos ponen de los nervios: si son tan buenos, ¿Por qué nos hacen sufrir de esta manera, obsequiándonos con sus discos tan de uvas a peras? Es escandaloso, tres discos en 10 años de carrera. Seran vagos los tíos…

Pero nos puede el cariño y la admiración, porque las dosis de NML, aunque tan escasas en el tiempo, duran lo suficiente como para poder soportar el mono de la espera. Y es que estamos hablando de un grupo con tan solo tres discos, que ha marcado a toda una generación.

Debutaron en 1997 con Seeds of Enthusiasm, un mini LP que dejó a todo el público hardcore de la época boquiabierto. Precisamente, por su densidad. El tan apreciado sonido de los grupos de Washington DC como Hoover o Regulator Watts era terroríficamente amplificado con inyecciones de marcialidad herencia de grupos monolíticos como Unsane y Helmet. Y todo ello pasado por el turmix de la pura demencia compositiva y, para más inri, plagado de melodías injertadas a golpe de bisturí de precisión.

Una auténtica locura, el debut de NML fue lo peor que nos podía pasar, porque tardarían nada más y nada menos que cinco años en darnos más. El motivo fundamental, la irrupción de Santi García, cantante y productor de la banda, en el mundo de la producción de manos de su maestro Xavi Mr PriNavarro. Así como Pri se volcaba cada vez más en su faceta como músico, Santi lo hacía a la inversa. Suerte que Màxim (bajo) y Roger (batería), la base rítmica más atronadora de la Costa Brava, se encargaban de tirarle de la oreja y sacarle del estudio para meterlo en el local.

Pero en realidad Santi siempre estaba ahí, aprendiendo sin cesar de todos los grupos que pasaban por sus manos para después aplicar sus conocimientos a las canciones de la banda. Y así llegaron los dos discos que conviertieron a NML en mucho más que un grupo de post-hardcore denso y psicótico. Seguramente, en el mejor grupo de punk-rock que nos ha dado nuestra geografía. Fueron en 2002 y (de nuevo, mil años después…), 41º46.5’N 3º1.9’E en 2005 los dos discos en que las contundentes melodías y la furiosa muralla sónica les han situado entre los grupos más respetados, admirados y venerados de la escena punk-hardcore estatal.

En Arrebato estarán acompañados por Doble Capa. Arianne Picón (Bateria) y Mario Navajas (CigarBoxGuitar) arrancan su andadura a comienzos de 2015 gracias al azar, por pura coincidencia, fruto de una maravillosa curiosidad.. A lo largo de este año han ido desarrollando y dando forma a sus composiciones, ensayando más que Black Flag, hasta crear un repertorio sólido y a la vez heterogéneo.

Su música bebe a partes iguales del blues rural de entreguerras como del underground nortemericano de los 80’s, como si en vez de King Buzzo, Howlin” Wolf fuera el lider de Melvins. Adoptan una naturaleza instrumental, generosa en ganancia y cómplice de lo añejo, con la mera intención de que todo fluya y funcione.

25 mayo, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR