Una concentración reivindica en Uesca otra política europea para las personas refugiadas

500 ciudades de todo el mundo se han unido este fin de semana a la convocatoria del movimiento "de las plazas" francés Nuit Debout, organizando movilizaciones y actos contra "la precaridad, la degradación de las condiciones de vida, las imposiciones de los mercados financieros, la destrucción del entorno y las guerras"

Martín Arnal, durante su intervención en la concentración de este sábado. Foto: 15M Uesca

Una concentración reivindicó en Uesca otra política europea para las y los refugiados. Esta iniciativa, en la que intervino el oscense Martín Arnal, histórico militante anarquista y refugiado de los años 30, que explicó sus vivencias de ese periodo, se celebró este sábado por la tarde en la plaza de Navarra.

La concentración se inscribe en el llamamiento internacional del movimiento "de las plazas" francés Nuit Debout, al que, durante el fin de semana, se han sumado 500 ciudades de todo el mundo, organizando movilizaciones y actos contra "la precaridad, la degradación de las condiciones de vida, las imposiciones de los mercados financieros, la destrucción del entorno y las guerras".

La asamblea de apoyo a Nuit Debout en Uesca ha elegido la problemática europea de las personas que buscan refugio de la guerra y la miseria, como eje de esta cita, para reivindicar "una Europa de las personas", en la que los Derechos Humanos sean prioritarios, y la "justicia, la libertad, la equidad, y una democracia real", sean la guía de su actuación.

"Formamos parte de la multitud avergonzada de esta Europa que vulnera la legislación internacional sobre derechos humanos y exigimos que se derogue el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía" señalaban los convocantes en un comunicado, en el que se recuerda que el Estado español "se comprometió a acoger a 17.000 refugiados, y ha traído a 18".

"Este acuerdo", continúan, "encubre en la práctica expulsiones colectivas ilegales, y prioriza el control migratorio y la protección de las fronteras frente a los derechos de las personas migrantes y refugiadas, patea el derecho de asilo y la obligada protección de huyen de la guerra y el hambre".

La convocatoria reclamaba "pasajes legales y seguros, visados humanitarios para pedir asilo, reagrupaciones familiares, exenciones de visados, peticiones de asilo en embajadas" para estas personas y cambios en una política exterior "que impone intereses económicos por encima de los derechos de las personas".

El movimiento Nuit Debout, que ha ocupado las plazas de las ciudades francesas, desde la movilización del 31 de marzo contra la reforma laboral en ese estado, ha elegido este fin de semana para esta convocatoria internacional por el simbolismo del 15 de mayo, cuando nació el movimiento 15M, extendiéndose o replicándose posteriormente en numerosas ciudades y países del mundo.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies