Avatar

TANIA PÉREZ

    150 años de soledad

    El mundo duele. Es crónico, es degenerativo. Pero hay dolores más agudos; dolores que desgarran las entrañas, dolores que prenden con fuerza la rabia -inevitable, necesaria, esa que luego hay que educar- y por un momento apenas se puede respirar. Millones de kilómetros cuadrados de vida arrasados por un incendio de ambición y estupidez es uno de esos casos. La ocupación de Palestina, también lo es. La situación de Colombia, la grandiosa, la valiente, la siempre herida, uno más. Cinco décadas después de la joya literaria (¡política!) de García Márquez, un homónimo suyo se erige portavoz del enésimo golpe en …

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies