La ubicación del Museo "Memorial por la Paz" une a toda la oposición en Teruel

PSOE, Ganar Teruel, PAR y Ciudadanos han presentado un escrito solicitando a la alcaldesa de la ciudad mayor transparencia y eficiencia en los pasos a tomar de cara a la construcción del Museo "Memorial por la Paz", propuesta museográfica sobre la Guerra Civil y la Batalla de Teruel, así como la retirada del pliego actual

Reunión entre el Ayuntamiento de Teruel y la DGA mantenida en mayo.

La alcaldesa del Partido Popular Emma Buj ha conseguido unir a toda la oposición en el Ayuntamiento de Teruel gracias a lo que desde el resto de partidos en el consistorio se considera una falta de lealtad, trasparencia y confianza en sus formaciones políticas de cara a afrontar un proyecto de la envergadura del futuro Museo Memorial por la Paz, Guerra Civil y Batalla de Teruel.

Desde que el pasado mes de mayo se firmara el protocolo de colaboración entre el consistorio turolense y la Diputación General de Aragón (DGA), la falta de comunicación entre el gobierno de la ciudad de Teruel y la oposición, con respecto al futuro Museo, ha sido la tónica dominante, y así lo han  manifestado todos los grupos políticos – PSOE, Ganar Teruel, PAR y Ciudadanos- en un escrito conjunto remitido a la señora Buj.

En él, manifiestan su disconformidad con la aparición de dos nuevos posibles emplazamientos – uno en los Alfares y otro bajo el Viaducto, que se suman a la parcela ofrecida por la DGA ya en la reunión en la que se firmó el protocolo.

Para los partidos en la oposición “se plantean dos lugares alternativos al solar de la DGA con tales niveles de complicación, que si fuese elegido uno de ellos el proyecto se ralentizaría o entraría en vía muerta. No sabemos cuál es la intención. Ya que, pudiendo plantearse algún otro espacio alternativo municipal sin tantas complicaciones y con mayores posibilidades de futuro crecimiento, no se han planteado.”

Además, recalcan que en el pliego de contratación, publicado el 2 de octubre, sin que ninguno de los partidos en la oposición tuviera conocimiento, se exige que las propuestas definan la “ubicación, el contenedor arquitectónico y el contenido museístico”, algo que en cierto modo deja de lado el anteproyecto inicial de la Universidad de Barcelona y que desde el propio Colegio de Arquitectos de la ciudad se ve como un serio inconveniente.

Desde este colegio profesional se asegura que “el Ayuntamiento debería haber hecho el esfuerzo de estudiar las peculiaridades de cada emplazamiento, y haber seleccionado solo uno”, pues de lo contrario, “se corre el peligro del que el Comité Técnico de Valoración tenga que realizar la reflexión sobre el emplazamiento más adecuado y en consecuencia no valore en su justa medida las ideas presentadas para el resto de emplazamientos”, tanto en lo arquitectónico como en el propio contenido museístico.

En cuanto al Comité Técnico de Valoración, desde la oposición se ve con estupor como en el mismo no se incluye ningún historiador especialista en el periodo de la Guerra Civil, así como ningún técnico del Gobierno de Aragón.

Por todo ello, la oposición del Ayuntamiento de Teruel no comparte la licitación realizada por la alcaldesa y exige la definición del emplazamiento definitivo del Museo, una vez se conozcan los informes técnicos sobre las ubicaciones planteadas, así como la actualización del proyecto con encargo directo al equipo de especialistas redactor, de la Universidad de Barcelona y el encargo mediante licitación pública de la redacción del proyecto arquitectónico teniendo como base el anteproyecto Memorial por la Paz en Teruel – Guerra Civil Española – Batalla de Teruel, de la Universidad de Barcelona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies