Ante la reforma laboral la Juventud Comunista decimos: ¡Huelga General!

La nueva reforma laboral supone un nuevo paso atrás en materia de derechos laborales y pone de manifiesto la completa subordinación del Gobierno de turno ante las organizaciones empresariales y las instituciones gestoras del capitalismo a nivel internacional. Esta reforma laboral, aprobada en Consejo de Ministros el pasado viernes 10 de enero, corrobora el carácter de clase del Estado, que en un momento de crisis sistémica intenta cargar el peso de ésta sobre la clase trabajadora en general, y en especial sobre la juventud. Por ello, desde la Unión de Juventudes Comunistas nos oponemos con total firmeza a la imposición …

La nueva reforma laboral supone un nuevo paso atrás en materia de derechos laborales y pone de manifiesto la completa subordinación del Gobierno de turno ante las organizaciones empresariales y las instituciones gestoras del capitalismo a nivel internacional.

Esta reforma laboral, aprobada en Consejo de Ministros el pasado viernes 10 de enero, corrobora el carácter de clase del Estado, que en un momento de crisis sistémica intenta cargar el peso de ésta sobre la clase trabajadora en general, y en especial sobre la juventud. Por ello, desde la Unión de Juventudes Comunistas nos oponemos con total firmeza a la imposición de este conjunto de medidas y llamamos a la movilización y a que se convoque una Huelga General para frenar esta reforma.Los contenidos del Decreto-Ley ahondan aún más en la precarización del mercado laboral, estableciendo principios que merman el poder de incidencia de los sindicatos en las empresas, y que por tanto dificultan aún más que los trabajadores y trabajadoras puedan negociar sus condiciones de trabajo. La primacía de los convenios de empresa sobre los que están a un nivel superior es otro de los puntos clave de esta reforma, y es una de las reivindicaciones históricas de la patronal que se está viendo llevada a la práctica tanto por el actual Gobierno como por el anterior.

Además de esto, se rebajan las indemnizaciones por despido a 33 días en el caso de los despidos improcedentes y a 20 por los procedentes, se crea un nuevo contrato en el que el periodo de prueba es de un año (con despido gratuito), se elimina la necesidad de los permisos administrativos para los EREs, se da más poder a las Empresas de Trabajo Temporal haciendo que puedan funcionar como agencias de colocación y así un largo etcétera.

Tanto esta medidas como el resto que se pretenden implementar hacen que esta reforma laboral sea una de las más regresivas y dañinas de la historia para el conjunto de la clase trabajadora, además de no suponer una solución al paro estructural que sufrimos. Con decretos como este no se crean más puestos de trabajo, sino que se abaratan los costes de los que ya existen.

Por todo esto, desde las Juventudes Comunistas vemos la necesidad de hacer frente a la reforma laboral, y entendemos que la única solución al paro y a la precarización de la condiciones laborales es la nacionalización de las empresas estratégicas y el desarrollo del tejido productivo.

Hacemos un llamamiento a la juventud a que se organice y a que plante cara ante esta ofensiva contra los derechos de la juventud trabajadora e instamos a la movilización sostenida, al convocatoria inminente de una nueva Huelga General como herramienta para ejercer presión, y afirmamos categóricamente que la solución está en la lucha y la alternativa en el Socialismo.

Como primera acción contra la reforma laboral, y en espera de que se convoque una Huelga General, las Juventudes Comunistas acudiremos a las movilizaciones convocadas para el próximo domingo 19 de febrero.

La patronal ordena --> El Gobierno Impone -->¡La Juventud responde!.

UJCE - Juventud Comunista de Aragón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies