Política

Zaragoza aprueba sus ordenanzas fiscales marcadas por la negativa de PSOE, PP y Cs a la subida a las grandes superficies

Zaragoza se situará como la capital de provincia de todo el Estado español con el tipo de IBI más bajo. La merma de ingresos es asumible para el Ayuntamiento, gracias al saneamiento de las cuentas llevado a cabo durante estos años.
| 5 octubre, 2018 17.10
Zaragoza aprueba sus ordenanzas fiscales marcadas por la negativa de PSOE, PP y Cs a la subida a las grandes superficies
Comisión de Economía. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Las viviendas, locales, pequeños comercios, talleres e industrias de Zaragoza pagarán entre un 3 y un 12% menos en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de 2019. Las ordenanzas fiscales de 2019 han sido aprobadas hoy por la Comisión extraordinaria de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, dando luz verde a la principal propuesta del Gobierno municipal: la bajada del tipo impositivo general al 0,42.

De esta forma, se da continuidad a la reducción progresiva del IBI en los tres últimos años. Desde 2016, Zaragoza ha bajado este impuesto desde el 0,64 al 0,42 (que es lo que puede hacer un Ayuntamiento en una ley estatal como la actual) para el conjunto de viviendas e inmuebles que suponen el 99,8% de las existentes en la ciudad, incluidos  comercios, oficinas, o negocios situados en los bajos o en los pisos.

Esto supone una rebaja de tipo del 35% en esta legislatura. De esta manera se ha conseguido paliar la aplicación de la revisión catastral llevada a cabo por el Estado en 2012 y que supuso que viviendas en los barrios más modestos, como la calle Leyva, en Oliver, Sobrarbe en el Rabal, Miguel Servet en Las Fuentes o Pablo Gargallo en La Almozara, subieran una media del 150% su valor catastral. La nuevas ordenanzas fiscales de 2019 situarán a Zaragoza como la ciudad con el tipo más bajo en aplicación del IBI de todas las capitales de provincia del Estado español.

Las ordenanzas fiscales de 2019 están en consonancia con el objetivo de favorecer a los pequeños y medianos negocios, comercios, locales o talleres donde se desarrolla una actividad económica. De esta forma, de los 28.172 inmuebles destinados al comercio, a 27.805 (el 98,6%) se le bajará el recibo en torno al 9% de media y casi un 10% a los talleres o locales destinados a la industria.

Con los votos de PSOE, Cs y PP, se ha aprobado la eliminación del tipo diferenciado para almacenes. Y se mantiene en 1 millón de euros el umbral catastral para aplicar el tipo diferenciado del 0,74 para edificios industriales, comerciales y de oficinas. El Gobierno municipal proponía reducir ese umbral hasta el valor catastral de 800.000 euros, para exigir un mayor esfuerzo fiscal a las grandes propiedades (el 0,2% del total), pero esta medida solo ha contado con el apoyo de CHA.

Estas reformas van a suponer una merma de ingresos de en torno a 5 millones de euros, que son asumibles por la Administración local, ya que se han saneado las cuentas municipales: no hay que asumir más deudas por sentencias judiciales que han supuesto en los últimos dos años más de 100 millones de euros y se han puesto al día los pagos con los proveedores, especialmente las grandes contratas de transporte, limpieza y recogida de residuos. Además, se cuenta con un aumento de la base fiscal por nuevos inmuebles que se incorporarán en el 2019.

Disminución del valor catastral de los inmuebles en un 7%

El Ayuntamiento de Zaragoza solicitó en enero de 2018, por segunda vez, la actualización de los valores catastrales para 2019 de conformidad con lo dispuesto en la Ley del catastro a la Dirección General del Catastro dependiente del Ministerio de Hacienda, ya que entendía que los valores catastrales en la ciudad estaban, de promedio, por encima del 50% del valor de mercado. La Oficina aceptó una rebaja del 7% y ahora esta rebaja, pendiente para su aplicación de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, afectará a todos los inmuebles de la ciudad independientemente de su uso y valor. Como consecuencia de la bajada de estos valores catastrales, también bajarán otros impuestos locales, como la plusvalía.

Apuesta por el acceso a la cultura y lucha contra el cambio climático

Además del IBI, las nuevas ordenanzas mejoran la fiscalidad para favorecer el acceso a la cultura y revitalizar el comercio. Se propone la gratuidad de los museos para los menores de 16 años y la exención del pago de tasas en el uso del espacio público para aquellas actividades que se organicen conjuntamente, en colaboración o mediante convenio, con el Ayuntamiento de Zaragoza, cuando se aprecie interés de carácter cultural, social o comercial, referido éste último a objetivos de revitalización del comercio de proximidad. Con esta medida se están favoreciendo rodajes, actuaciones, eventos populares y sociales.

Las ordenanzas fiscales para 2019 incluyen también bonificaciones del 50% en las tasas de las escuelas infantiles para familias numerosas y monoparentales, y exenciones a familias numerosas con categoría especial, personas con discapacidad y víctimas del terrorismo.

Estas ordenanzas también tienen entre sus objetivos la lucha contra el cambio climático y favorecer la movilidad eléctrica. Por un lado, se ha aprobado la rebaja del 75% en el impuesto de circulación para los vehículos híbridos con enchufe y otros vehículos eficientes, sumándose así a las bonificaciones que ya existen para los coches eléctricos y los híbridos. Por otro, aumentan a 30 euros por tonelada la tasa a los residuos que llegan de los pueblos del entorno de Zaragoza para que paguen el coste real del servicio -hasta ahora asumida en parte por el Ayuntamiento de Zaragoza-, medida que aumentará la recaudación en 500.000 euros.

5 octubre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR