SUBPORTADA Mundo

Willy Toledo: “No he cometido ningún delito”

Rodeado de compañeros de profesión y expertos en teología y derecho, el actor ha argumentado porqué no se presentará ante el juez y ha asegurado que "lo que me venga, lo asumiré"
| 22 mayo, 2018 19.05
Willy Toledo: “No he cometido ningún delito”

Willy Toledo considera que no ha cometido ningún delito y por eso no ve “necesidad de comparecer” ante un juez, ha afirmado en rueda a la misma hora en la que habría tenido que declarar en el Juzgado de Instrucción 11 de Madrid por ofensas a la religión, una cita que había sido suspendida por la huelga convocada en la judicatura.

Toledo no ha acudido al Juzgado de Plaza Castilla y, en su lugar, ha reunido a la misma hora a compañeros de profesión como Javier Bardem y Alberto San Juan, o al cómico Leo Bassi, así como expertos religiosos, como el teólogo Benjamín Forcano, en el centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas, para argumentar ante la prensa los porqués de su ausencia en los juzgados.

Para el actor el Estado español no ha sido capaz de quitarse “la losa de 40 años de franquismo”. Este es el principal motivo que según ha argumentado Toledo, se esté persiguiendo por el ejercicio de la libertad de expresión únicamente a “los de izquierdas”.

Toledo publicó en su cuenta de Facebook: “Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”, en referencia a la citación a las activistas feministas que escenificaron una procesión con la imagen de un coño en Sevilla en el 1º de mayo de 2014.

Por esta publicación está acusado por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos, ha aseverado que nos encontramos más que ante un sistema judicial, ante un “sistema inquisitorial”, y ha asegurado que si odiara los sentimientos religiosos, no estaría dando una rueda de prensa en una iglesia, en referencia al centro pastoral vallecano.

En la misma línea se ha manifestado Javier Bardem, que ha afirmado que estos tiempos que vivimos “nos retrotraen al franquismo”, para terminar advirtiendo que está en peligro la propia libertad de expresión.

El ultracatolicismo no ha perdido tiempo y ha contraatacado la acción del actor. El Arzobispado de Madrid ha emitido una nota de prensa en la que aseguraba que “los centros de pastoral deben acoger encuentros de pastoral y mostrar el rostro de Jesucristo con obras, no albergar actos de tipo político en los que se confunde fe con ideología” y que por tanto, “no se ha autorizado la utilización de dependencias de la Iglesia para este acto”.

La Asociación de Abogados Cristianos, acusación contra Toledo, ha solicitado, en voz de Polonia Castellanos, que en caso de que el actor no declare ante el juez el próximo junio, se acuse a Toledo de un delito de obstrucción a la justicia y la imposición de multas coercitivas.

“No tenemos intención de colaborar en el show de este señor ni de darle publicidad porque no se la merece. Hemos pedido esas multas coercitivas y un delito de obstrucción a la justicia”, ha asegurado Castellanos, para después anunciar que solicitarán al juez que el actor sea juzgado por un delito de ofensas religiosas, con la agravante de alevosía, tras su comparecencia en el centro pastoral San Carlos Borromeo.

22 mayo, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR