Mundo #28jLGTBIQ+

Violenta represión al colectivo LGTBI en El Salvador

Las marchas del 28J siempre están llenas de color, música, purpurina y reivindicaciones, pero cuando la represión, el odio y los asesinatos son parte del día a día del colectivo LGBTI la celebración de la marcha del Orgullo se convierte en una explosión de libertad al menos durante unas horas.
| 11 julio, 2015 17.07

Han pasado dos semanas desde la celebración del Día del Orgullo LGTBI en todo el mundo, este es el tiempo que he necesitado para respirar hondo, agarrar fuerzas y ponerme a escribir.

Las marchas de este día siempre están llenas de color, música, purpurina y reivindicaciones, pero cuando la represión, el odio y los asesinatos son parte del día a día del colectivo LGBTI la celebración de la marcha del Orgullo se convierte en una explosión de libertad al menos durante unas horas.

El sofocante calor de San Salvador a las 2 de la tarde no fue un impedimento para que una marea de personas recorriera una de las avenidas principales de la ciudad hasta la plaza de El Salvador del Mundo. Banderas arcoíris, batucadas, pancartas, bailes, pero sobretodo alegría y ganas de mostrar a la sociedad salvadoreña la realidad del colectivo LGBTI en el país. El rechazo y la intolerancia del colectivo son habituales y lo más grave: sólo en lo que va de año 13 miembros de la población LGBTI han sido asesinados. Los dos último justo después de la marcha, algo lamentablemente habitual en los últimos años.

Tras la marcha y ya en el escenario diferentes personas de los colectivos LGTBI de El Salvador explicaron el trabajo de sus organizaciones. Entre ellas Alex Peña, activista y dirigente de la Asociación de Hombres Transexuales de El Salvador ¿Por qué llamó la atención su intervención? Alex es un hombre trans que es miembro del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de San Salvador (Policía Local) desde hace seis años y por este motivo acudió y realizó su intervención con el uniforme policial.

Cuando bajó del escenario me dirigí a él para pedirle el contacto y poder hablar tranquilamente de su experiencia y poder realizar una pequeña entrevista. Alex de forma muy amable me facilitó su celular y quedamos en hablar.

Esa misma tarde, cuando Alex se dirigía a su casa en autobús tuvo una discusión con el conductor en la que intervino la Policía Nacional Civil (PNC) de San Salvador. ¿El resultado? Los agentes dejaron a Alex con una fractura en la órbita de su ojo izquierdo por la que fue trasladado a un hospital horas después de ser detenido y acusado por agredir a un policía y resistirse al arresto.

Según la versión oficial Alex reclamó al conductor por no parar en la parada que tenía planeado bajarse y el conductor llevó el autobús hasta la subdelegación policial más cercana y dijo a los policías que había recibido amenazas y agresiones por parte de Alex y su acompañante. Según testigos, la policía subió al autobús, agarró a Alex y lo bajó a patadas mientras le repetían que “como hombre te vamos a golpear”.

Alex tras la paliza recibida.

Este caso ha sido denunciado por diferentes colectivos y puede ser el primer caso en el que se tengan pruebas suficientes para acusar a la PNC de agresiones a una persona por su orientación. De hecho, su repercusión ha sido tanta que el Fiscal General de la República ya ha iniciado una investigación de oficio y el propio Alcalde de San Salvador Nayib Bukele (FMLN) ha pedido una investigación en profundidad del caso.

He intentado hablar con Alex un par de veces pero no responde al celular. No debe ser fácil recuperarse de la agresión y mucho menos del odio y el rechazo.

Los derechos y reivindicaciones del colectivo LGTBI son una de las asignaturas pendientes del país. Pero no sólo a nivel institucional, la sociedad salvadoreña a día de hoy sigue siendo altamente intolerante y en muchas ocasiones justificando este rechazo por motivos religiosos. Estos son sólo algunos ejemplos de comentarios a la noticia en uno de los principales diarios del país:

comentarios noticia 01

 

comentarios noticia 02

comentarios noticia 03

comentarios noticia 04

comentarios noticia 05

Desde las diferentes asociaciones hace tiempo que se viene exigiendo una Ley de Identidad en El Salvador ya que consideran que es el único instrumento que proporcionaría el marco jurídico necesario para lograr el respeto a la identidad de las personas transexuales y transgénero. Entre los puntos más importantes estaría la rectificación del nombre y el sexo en la partida de nacimiento y la posibilidad de obtener un DUI (DNI salvadoreño) con los datos cambiados.

[Galería de fotos (Diego Díaz -AraInfo-) en este enlace]

Diego Díaz es miembro del Consello d´AraInfo y corresponsal en América Latina.

11 julio, 2015

Autor/Autora

Miembro del Consello d´AraInfo. @dikzaragoza / http://www.flickr.com/photos/diegozgz/


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR