Movimientos

Unas fichas de parchis y unos CDs regrabables, motivo para privar de permisos

C.A.M.P.A ha asegurado que si no puede demostrar que las fichas se las llevó un familiar o otra presa darán por sentado que las ha robado del centro lo que conlleva una sanción muy grave, o lo que es lo mismo nueve meses sin permisos y la prohibición de realizar cualquier tipo de actividad en prisión
| 9 agosto, 2017 18.08
Unas fichas de parchis y unos CDs regrabables, motivo para privar de permisos
Pancartas frente a los muros.

El pasado 5 de agosto en la cárcel de Zuera, cuando una mujer presa se encontraba trabajando, los funcionarios entraron en su celda e hicieron un registro sorpresa, según ha trasladado el Colectivo de Apoyo a las Mujeres Presas de Aragón (C.A.M.P.A): “¿Qué arma o sustancia peligrosa creéis que encontraron para privarla de permisos penitenciarios durante más de un año y de realizar todo tipo de actividad laboral o formativa en prisión? Unas fichas de parchís y unos cds pirata”.

Al parecer la mujer presa fue informada de que recibiría un parte y al día siguiente le comunicaron que le habían puesto dos sanciones. C.A.M.P.A asegura que le piden que demuestre que ha sido su familia la que le ha hecho llegar las fichas de parchis, cuando no existe ningún tipo de registro en la cárcel de Zuera sobre lo que entra o sale de allí. Asimismo, si no puede demostrar que las fichas llegaron a su celda a través de un familiar o que se las regaló una compañera antes de salir en libertad: “darán por sentado que las ha robado del centro lo que conlleva una sanción muy grave -artículo 108.g del reglamento penitenciario-, o lo que es lo mismo nueve meses sin permisos y la prohibición de realizar cualquier tipo de actividad en prisión”.

“Pero sí, además de las fichas, en su celda había otro artículo extremadamente peligroso: cds regrabables”, ha añadido C.A.M.P.A que también ha recordado que tener objetos prohibidos conlleva una sanción de seis meses. “Si la sanción de las fichas de parchis resulta especialmente sangrante más todavía ésta. El día de antes se celebró la fiesta de verano del módulo 13 organizada por funcionarios, un karaoke con premio, ¿a qué no adivináis el qué ? Cds piratas”.

Desde C.A.M.P.A denuncian esta “vergonzosa” situación que “una vez más evidencia como el sistema penitenciario está hecho únicamente para castigar. Estas sanciones que a ojos de cualquiera rozan el esperpento harán que esta mujer no pueda estar con su familia y personas cercanas en más de un año ni pueda formarse o realizar cualquier tipo de actividad dentro de prisión”. Al iniciarse el proceso sancionador, la cárcel tiene que dar parte al Juzgado de Vigilancia para que suspenda el permiso que le habían concedido. Por todo ello, C.A.M.P.A espera que el Juzgado “tenga en cuenta lo aquí narrado”.

9 agosto, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR