Política #contraelolvido

Una veintena de iniciativas para recuperar la memoria histórica ven la luz con el programa de la Diputación de Uesca

Con estas ayudas, dotadas con cerca de 100.000 euros, se apoya el trabajo que realizan asociaciones memorialistas como el Foro por la Memoria de Aragón, el Círculo republicano Manolín Abad, la asociación cultural de Investigación Arqueológica de Los Monegros (ACIAM) y entidades como AIDOS, ARICO o ARMHA
| 15 octubre, 2018 10.10
Una veintena de iniciativas para recuperar la memoria histórica ven la luz con el programa de la Diputación de Uesca
Trincheras de Selgua. Foto: P. Otín.

Asociaciones y ayuntamientos están trabajando, junto a investigadores e investigadoras y familiares, en una veintena de proyectos para recuperar la memoria histórica con el programa de ayudas que pone a disposición la Diputación de Uesca (DPH). Este año el presupuesto se ha incrementado de los 70.000 del pasado ejercicio a cerca de 100.000 euros que buscan dar soporte económico a exhumaciones, búsqueda de personas desaparecidas, a la recuperación patrimonial y otras actividades que faciliten el conocimiento de los hechos históricos acaecidos durante la Segunda República, la Guerra Civil y la Dictadura en la zona de Uesca.

Para el presidente de la Comisión de Cultura, Francisco Mateo de la DPH, “todo esto significa un paso hacia adelante, es restaurar la memoria y contribuir a cerrar heridas” de forma que cada una de estas iniciativas, tal como expresa Mateo, “sirvan individualmente y sobre todo de forma colectiva para reivindicar valores y principios democráticos como modelo de convivencia, queremos sumar esfuerzos para recuperar la memoria histórica de la provincia para que no caiga en el olvido de las generaciones de jóvenes la mucha gente que luchó por las libertades”.

Este es el fondo del programa de la memoria histórica de la Diputación de Uesca que en la práctica tiene cuatro vertientes en función de los destinatarios con un total de 96.000 euros, cuyo grueso va dirigido a las iniciativas de entidades que trabajan en este ámbito. Son las que proponen el Foro por la Memoria de Aragón, el Círculo republicano Manolín Abad, la asociación cultural de Investigación Arqueológica de Los Monegros (ACIAM) y entidades como AIDOS, ARICO o ARMHA.

Cobran especial interés entre los colectivos memorialistas los procesos de exhumación, ya que requieren de un laborioso trabajo en el que intervienen multitud de profesionales y técnicos desde unas primeras investigaciones históricas, estudios antropológicos y forenses, las propias excavaciones, los análisis de adn y que tienen su fin con los actos de homenaje. Figuran este año la dignificación de la fosa común en Almudévar, las exhumaciones en Quicena, Santa Cruz d’as Serors/Santa Cruz de las Serós o en la ciudad de Uesca, como las que se realizan estos días los vecinos y vecinas de Angüés en el cementerio de Las Mártires.

En el apartado de actividades y publicaciones, ven la luz una centrada en la 43 División con motivo del 80 aniversario de la Bolsa de Bielsa o la que lleva por título Valle de Lierp, memoria de una tragedia, que recoge los testimonios orales de los supervivientes a la Guerra Civil en esta zona de la Ribagorza, y un encuentro memoria democrática y arqueológica.

Patrimonio histórico de ocho localidades

Hasta ocho municipios realizan obras para salvaguardar del paso del tiempo este patrimonio histórico. Es el caso de los vestigios de la Guerra Civil en Fraga o Vicién, la zona del frente de Uesca por Sietemo/Siétamo que también cuenta las andanzas de Orwell o donde se ubicó la principal obra defensiva que construyó el bando republicano en Aragón como es la línea del Cinca en Estada y y Fonz donde se rehabilitarán las defensas construidas en 1937, lo mismo que las trincheras de Castejón de Puente y las fortificaciones en Selgua que seguirán acondicionándose para poder revisar lo que pasó hace apenas medio siglo. En Robres lo que se han planteado este año es extraer una lápida de los caídos para trasladarla al museo de la Guerra Civil en esta localidad.

Esta vertiente de las ayudas se complementa con la de divulgación mediante visitas y rutas por este patrimonio histórico recuperado, además de exposiciones entre la que destaca la inaugurada a comienzos de este verano en Broto sobre ‘La guerra pirenaica, de los bombarderos a la reconstrucción1936-1957’, que narra uno de los acontecimientos menos conocidos y más cruentos de la contienda en Sobrarbe.

15 octubre, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR