Mundo

Un terremoto registrado entre la frontera de Irak e Irán deja 328 personas fallecidas y más de 2.500 heridas

Según la información ofrecida por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el seísmo se produjo a las 21.18 hora local del domingo (18.18 GMT) cerca de la ciudad iraquí de Halabya, en la región del Kurdistán. Las poblaciones más afectadas por el terremoto son Kermanshah, Ghasr Shirin, Sarpul y Azgale, donde las comunicaciones telefónicas y la luz quedaron cortadas.
| 13 noviembre, 2017 10.11
Un terremoto registrado entre la frontera de Irak e Irán deja 328 personas fallecidas y más de 2.500 heridas
Foto: @KURDISTAN_ARMY

Este pasado domingo se registró un terremoto de 7,3 de magnitud en la escala Richter entre la frontera de Irak e Irán. Según el último balance realizado por la Organización Estatal de Gestión de Desastres, hasta el momento se han contabilizado 328 personas fallecidas y más de 2.550 heridas como consecuencia de dicho terremoto, prácticamente todas en suelo iraní.

Según la información ofrecida por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el seísmo se produjo a las 21.18 hora local del domingo (18.18 GMT) cerca de la ciudad iraquí de Halabya, en territorio del Kurdistán. Las poblaciones más afectadas por el terremoto son Kermanshah, Ghasr Shirin, Sarpul y Azgale, donde las comunicaciones telefónicas y la luz quedaron cortadas.

El vicegobernador de la zona iraní de Kermanshá, Mojtaba Nikerdar, ha comunicado que todavía existen personas bajo los escombros. “Esperamos que el número de muertos y heridos no aumente mucho, pero aumentará”, ha lamentado. Por su parte, el ministro del Interior iraní, Abdolreza Rahmani Fazli, ha subrayado que “la noche ha hecho difícil que los helicópteros vuelven a las zonas afectadas”, y al mismo tiempo ha informado del corte de algunas carreteras.

“Estamos preocupados por las aldeas más remotas”, ha reconocido. Además, varios edificios se han hundido en zonas rurales de Irán y se han registrado grietas en los muros de edificios del territorio, tal y como ha indicado la agencia iraní de noticias Fars. El terremoto ha provocado además cortes en las líneas de teléfono y el suministro eléctrico y de Internet en la zona afectada.

El líder del país, el ayatolá Alí Jamenei, ha ordenado a las autoridades que entreguen ayuda a las personas afectadas, resaltando que todas las capacidades deben ser puestas en marcha para evitar un mayor aumento en la cifra de víctimas. Por su parte, el presidente de Irán, Hasán Rohani, ha hablado por teléfono con Rahmani Fazli, quien le ha puesto al corriente de la situación. Las autoridades de la zona de Kermanshá han anunciado tres días de luto a causa del terremoto.

Por su parte, las autoridades del territorio del Kurdistán iraquí han cifrado en siete las personas muertas por el terremoto, agregando que más de 300 personas han sido hospitalizadas, según la cadena de televisión kurda Rudaw. El ministro de Sanidad, Rekaut Rashid, ha asegurado que cuatro personas han muerto en Darbandijan, dos en Garmian y una en Sulaimani.

Los daños más graves se han registrado en Darbandijan, unos 75 kilómetros al este de Suleimaniya, situada en el territorio del Kurdistán iraquí. “La situación es muy crítica”, ha resaltado Rashid. En declaraciones a Reuters, ha indicado que el principal hospital del distrito ha sufrido graves daños y se ha quedado sin suministro eléctrico, por lo que las personas heridas están siendo trasladadas a Suleimaniya.

Irán e Irak están situados sobre varias fallas tectónicas y son relativamente frecuentes los terremotos. El terremoto más grave de los últimos años ha sido el de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, que provocó 31.000 muertos.

13 noviembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR