Mundo #RepúblicaCAT

Un conductor embiste las cruces amarillas del centro de Vic poniendo en peligro a las y los viandantes

Para el líder del Partido Popular en Catalunya el suceso es comprensible porque “la gente está harta”. La alcaldesa de la localidad catalana lo considera una “gamberrada” mientras que Quim Torra pide “tolerancia cero” con este tipo de actos.
| 23 julio, 2018 17.07
Un conductor embiste las cruces amarillas del centro de Vic poniendo en peligro a las y los viandantes
Foto: @AlcaldessaVic

El mediodía del domingo 22 de julio, poco antes de las 14.00 horas, un coche irrumpía en la Plaça Major de la localidad catalana de Vic y embestía las cruces amarillas que hay dispuestas en el emplazamiento en recuerdo de los y las presas y exiliadas independentistas catalanas.

El espacio, vetado al tráfico de coches, está destinado a las terrazas de bares y a paseantes. El coche irrumpió a través de la calle Verdaguer y fue grabado por numerosos teléfonos móviles transitando a una velocidad de 60 kilómetros por horas; una velocidad que podría haber causado problemas a las personas que iban a pie.

Es por este motivo que el automóvil pudo ser identificado por la matrícula, y a las 22.00 horas la policía pudo detener al responsable del acto vandálico en su domicilio. Se trata de un vecino de Vic de 52 años que la mañana de este lunes ha comparecido en la comisaria, pero se ha negado a prestar declaración.

Según ha apuntado la alcaldesa de Vic, Anna Erra, estamos ante un acontecimiento aislado. Erra ha calificado el suceso como una “gamberrada sin ninguna significación política”. Para la alcaldesa es un acto “totalmente aislado y espontáneo” y añade que el hombre en cuestión “parece estar en tratamiento psicológico y no se le conoce militancia política”.

Lo mismo ha dicho su abogado, Víctor Martorell, que ha apuntado que “no es un tema ideológico” y ha añadido que su cliente sufre “trastornos depresivos” que le obligan a tomar mediación muy potente.

La política de CiU, el mismo día de los hechos reclamaba en un tuit lo siguiente: “Denunciemos enérgicamente este atentado contra la libertad de expresión en Vic. No caigamos en sus provocaciones. Seguiremos reclamando nuestra coaccionada libertad de expresión”.

La colocación de 2.500 cruces de la Plaça Major de Vic como símbolo de lucha política fue una demanda de la asociación Catalunya Nord Tameé con sede en Sabadell con el objetivo de crear una caja de resistencia de ayuda a las personas presas.

Por su parte el líder del Partido Popular en Catalunya, Xavier García Albiol en unas declaraciones de este lunes ha afirmado que “sin compartirlo, puede llegar a entenderlo”. “No lo comparto”, ha señalado refiriéndose al acto delictivo “pero sí que puedo entender que la gente esté harta”, ha añadido.

Para el líder del PP, plantar cruces amarillas en espacios públicos es “una coacción al resto de ciudadanos (…). Están consiguiendo con campañas como ésta que una parte de la población explote anímicamente. Y cuando alguien explota anímicamente se pueden vivir situaciones como las que se vivieron ayer”.

También aludía al suceso el presidente de la Generalitat Quim Torra que consideraba que lo ocurrido era “hecho gravísimo” con el que se debe tener “tolerancia cero”. Al mismo tiempo, el mismo día de los acontecimientos, a las 18.00 horas, un grupo de personas se reunieron en la Plaça Major de Vic en señal de protesta por lo ocurrido.

23 julio, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR